¿Cuántas veces no hemos escuchado que la mejor forma de salir de un trabajo tóxico es renunciando e irte de ahí? Y aunque sea la opción más sencilla y lógica, no siempre es posible.

Las circunstancias de vida de cada uno nos obligan a tomar diferentes decisiones a las que nos gustaría, en ocasiones eso implica tener que soportar un poco de un ambiente laboral tóxico, sobre todo en épocas en las que vivimos en las que, por diferentes razones, no siempre es fácil cambiar de trabajo. Es por eso que en esta ocasión te vamos a compartir algunas formas en las que puedes sobrevivir a un ambiente de trabajo tóxico si no puedes renunciar.

Así que no te agobies tanto y mejor escucha nuestros consejos.

chico todo va a estar bien

¿Qué es un trabajo tóxico?

Un trabajo tóxico puede definirse como aquel en el que las personas se sienten desmotivadas y se quejan constantemente, existen conflictos que llegan a ser destructivos, con problemas de comunicación, relaciones disfuncionales, altos niveles de estrés, ‘burnout’, alta rotación y ausentismo, existen amenazas de los superiores o incluso pueden llegar a infundir miedo. En general existe un mal ambiente de trabajo, desgastante y con mala actitud en los equipos de trabajo.

oficina de lo peor

Aunque claramente este no es el lugar que alguien quiere para trabajar y lo mejor que puedes hacer es comenzar a planear como salir de ahí lo más pronto posible, existen muchas causas por las que en ocasiones hacerlo no es sencillo. Si este es tu caso o simplemente es porque necesitas tiempo para dar ese paso, tenemos algunas estrategias que puedes utilizar para sobrevivir a esa situación tóxica que te rodea:

1. Prepárate para salir de ahí: el cambio es la base de nuestras vidas y del mundo en el que vivimos actualmente, pero eso no quiere decir que debas conformarte con la situación con las que estas viviendo ahora. Aprender nuevas habilidades, tomar cursos de actualización o simplemente volver a estudiar algo que siempre has querido pueden hacer la diferencia para que tu horizonte laboral se amplíe. Te sorprenderás con los cambios que puede generar en ti el aprender algo nuevo, verás cómo tus opciones se expanden.

gato estudiando

2. Establece límites: para que esa toxicidad no sea absorbida en tu vida fuera de la empresa necesitas poner límites. Aunque no lo creas a veces resulta difícil porque caemos en las trampas de los chismes, nos involucramos con personas que sólo se dedican a quejarse y criticar todo lo malo (aunque sepamos que es verdad), generando solamente que te sientas más frustrado y enojado con la situación. Lo mejor que puedes hacer es alejarte de estas personas o no caer en su juego, rodearte con las personas positivas que existen ahí, aprende a decir no y no te quedes callado si sucede algo que deba ser reportado, platícalo con calma y asertividad a tu superior o al área de Recursos Humanos.

mujer no

3. Documenta todo: si trabajas en un lugar en donde los conflictos están a la orden del día, no te arriesgues a que las cosas queden sin un soporte valido que pueda ayudarte a sobrellevar las cosas de mejor manera. Crea un registro de las interacciones que tienes con los demás, positivas o negativas, no tienes que escribir un diario, pero si tener presente las situaciones relevantes que puedan generar algún tipo de controversia con alguien más. Lo mismo sucede con las solicitudes o información relativa a tu trabajo, un correo o una solicitud por escrito te permitirá tener los elementos suficientes en caso de que requieras presentar pruebas que te ayuden a salir de la situación. Como tip extra, no hagas esto frente a tus compañeros o eso provocará paranoia o resentimientos.

documenta todo

4. Haz una pausa: cuando sientas que la situación te rebasa o te sientas abrumado por tantas situaciones tóxicas rodeándote en el trabajo, reclínate en tu silla y respira profundamente. Recuerda que esta es una situación pasajera y que no vas a estar ahí para siempre. Hacer ejercicios de respiración, caminar cinco minutos o meditar por unos momentos te ayudaran a enfocarte nuevamente a las cosas buenas que tienes en tu vida y a tus verdaderos pensamientos. Recuerda que tú eres tú, no eres el ambiente en el que te encuentras ni las personas con las que estás.

mujer respirando

5. Deja el trabajo en la oficina: para que sea más sencillo de sobrellevar la situación que estás viviendo, necesitas realizar actividades que te gusten y te llenen de energía. Hablar todo el tiempo sobre el trabajo no te ayudará para nada, pero hacer ejercicio, buscar alguna actividad que te permita descargar el estrés, descansar, conectarte con las cosas que realmente disfrutas y sobre todo que te permita recargar baterías harán la diferencia en tu vida laboral y personal.

hombre relajandose

Tal vez estos consejos no parezcan la solución a tus problemas, pero te aseguramos que pueden funcionar bastante bien pera que tu actitud cambie, puedas sonreír y sentirte mejor mientras buscas opciones para acabar con esta terrible situación.

Recuerda que hay cosas que no están bajo tu control, como la manera en la que los demás reaccionan o su comportamiento, no puedes cambiar al que no quiere hacerlo. Pero la aceptación te ayudará a hacerte cargo de las cosas que realmente puedes controlar y dejar ir lo que no.

cuida de ti

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados