A la mayoría de las personas se les enseñó a decir “No” al crédito, a nunca pedir prestado, a no adquirir deudas y a pagar todo de contado solamente usando el dinero que tienes a la mano. Se les enseñó que el crédito es peligroso, que si lo obtienen terminarán endeudados pagando mucho interés y su situación económica empeorará poco a poco.

Lo que nunca se les enseñó a estas personas es que el crédito puede ser usado a su favor, puede ser una increíble herramienta para mejorar tu situación económica.

Para entender si conviene endeudarse para crecer necesitamos primero entender qué usos se le puede dar al crédito y cómo nos puede beneficiar:

“El crédito puede ser usado a tu favor”

No tener crédito no significa tener un historial perfecto
Historial crediticio:

El principal beneficio de empezar a usar crédito es que generas historial. El tener un buen historial crediticio te permitirá acceder a más y mejores herramientas, con lo cual puedes tener mayor flexibilidad y libertad al momento de elegir y manejar tus créditos. Curiosamente, para tener acceso a mejores créditos, debes ser capaz de manejar de forma correcta créditos más pequeños. 

Si pasas con miedo de utilizar el crédito la mayor parte de tu vida, no tendrás historial crediticio generado y, por lo tanto, cuando quieras conseguir un préstamo para adquirir un auto, una hipoteca para empezar a formarte un patrimonio propio o hasta crédito para iniciar un negocio, no se te dará o se te dará con las peores condiciones posibles.

Es por esta razón que no se debe tener miedo a las deudas, debes empezar a adquirir algunas de forma inteligente y utilizarlas para generar historial crediticio. A la larga, tener un buen historial crediticio te ahorrará muchísimo dinero en temas de interés y te permitirá escoger la mejor opción disponible para ti en el momento que lo necesites.

“Tener un buen historial crediticio te ahorrará mucho dinero”

 Mejora tu historial crediticioAhora, ya sabes la importancia de generar un historial crediticio, aún nos falta de ver otro de los beneficios de usar crédito: 

Flexibilidad:

El utilizar crédito te permite pagar con dinero que NO es tuyo, con lo cual tu propio dinero se mantiene disponible y a la mano para cualquier emergencia. No solo eso, al poder pagar utilizando dinero ajeno, también vas a tener un plazo mayor para cubrir esa cantidad que debes (siempre vas a tener que pagar lo prestado).

Esto puede ser un verdadero beneficio si a veces recibes tu dinero con retrasos inesperados y tienes que cubrir esos gastos para evitar alguna comisión o costo adicional. Recordemos que si pagas algo usando una tarjeta de crédito, tendrás aproximadamente unos 30 días para cubrir todo lo gastado y mientras seas totalero (cubras toda la cantidad que tomaste prestada) no pagarás nada de interés. 

Esto quiere decir que sabiendo utilizar de forma adecuada los diferentes tipos de crédito, tendrás mayor libertad y flexibilidad al manejar tu dinero. Podrás mantener disponible tu dinero o tener un mayor control de lo que se va gastando. 

Por último, pagar con una tarjeta de crédito te puede traer otros beneficios como meses sin intereses, puntos canjeables, descuentos, un porcentaje de regreso, entre otros.

“El crédito te permite pagar con dinero que no es tuyo”

La llamo tarjeta de crédito
Préstamos para invertir:

Ahora, si lo que buscas es saber si te conviene obtener un préstamo para invertir y crecer tu negocio la respuesta es muy sencilla. Todo depende del costo y beneficio que hay de por medio.

Cualquier préstamo que uno tome vendrá con una tasa de interés, esa tasa puede ser menor (en el caso de empresas Fintech) o un poco más alta si buscas una institución financiera bancaria. Dependiendo de esa tasa de interés es el monto de dinero que terminarás pagando al finalizar el financiamiento. 

Si el costo de ese crédito es mucho mayor al beneficio que obtienes por utilizar dinero que no es tuyo, no es conveniente pedir prestado. Si la cantidad que terminarás pagando es mayor a la cantidad que generarás con ese préstamo es mejor pensar si te conviene pedir prestado, ya que prácticamente no tendrás ningún beneficio. 

Por el contrario, si con ese crédito puedes generar varias veces más de lo que te costará, entonces, al final, aunque terminarás pagando cierto interés por pedir dinero prestado, generarán una cantidad mayor y, por lo tanto, te convendrá pedir prestado.

Muchas personas terminan usando un crédito para empezar un negocio propio. Con el propio negocio no solo terminan de pagar antes el crédito, empiezan a generar una segunda fuente de ingresos duradera con la cual sus finanzas mejorarán y será aún más sencillo pedir un nuevo préstamo y volver a repetir este proceso.

Esto se conoce como apalancamiento y es muy usado por las empresas para crecer de forma acelerada. Algunas de las empresas mexicanas que utilizan un alto porcentaje de apalancamiento son Bimbo y Grupo Alsea (maneja marcas como Starbucks, Burger King, Vips, Domino’s, Chilis e Italianni’s)

“Usa un crédito para empezar un negocio propio”

Crece tu negocioAhora ya lo sabes, usar dinero ajeno no tiene nada de malo, de hecho tiene muchos beneficios, pero es muy importante que sepas medir riesgos y te asegures que el beneficio valga más que el costo. 

 

Etiquetas:
Ahorro Metas
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados