Por fin la espera terminó. Llegó el momento que tu pareja y tú habían esperado con tantas ganas: nació su bebé. Y aunque lograron salir bien librados con los preparativos para la llegada de su pequeñín, ahora es momento de pensar y planear su futuro.

bebé vestida de traje, diciendo que ella es la jefa

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México, 2.2 millones de adolescentes abandonan la escuela por falta de recursos económicos. Este es un dato que nos deja mucho que pensar, sobre todo cuando somos papás, pues sin duda alguna, siempre buscamos lo mejor para nuestros hijos, y definitivamente su educación es un “must” que debemos de tener como prioridad.

Pero, acaba de nacer…

Sí, tal vez esta afirmación sea una de las tantas que se te pueden venir a la mente cuando tu bebé está recién nacido, sin embargo, no creas que se quedará así chiquitito toda su vida; a decir verdad, los primeros años pasan volando, y cuando menos cuenta te das, ya estás llorando a la entrada del kínder porque tu bebé no se quiere despegar de ti (no sé quién lloró más, si mis niños o yo, cuando los llevé por primera vez).

hombre llorando en su carro, limpiando sus lágrimasY así, en un abrir y cerrar de ojos, tu niño creció y ahora sí, llegó el momento de que vaya a la universidad.

Pero ¿en qué momento se me fueron tantos años sin darme cuenta? ¿Cuánto dices que cuesta la universidad donde quieres estudiar? ¿Pero tu crees que el dinero nace en los árboles o que cae del cielo?!

Vaya que son expresiones que me ha tocado escuchar y ver con muchas personas que no creyeron conveniente o necesario comenzar a planear la llegada de este momento, cuando su pequeño apenas había nacido; y ahora se dan de topes, pues no hay dinero que alcance para cubrir semejantes pagos.

Si apenas nació, o está pequeño, aún estás a tiempo

Ok, supongamos que tu situación ahorita es que acaba de nacer tu baby, por lo que tienes una enooorme ventaja, pues contarás con un activo que definitivamente te ayudará bastante: el tiempo.

Así es, mientras más pronto tu pareja y tú comiencen a planear y hacer algo para asegurar los estudios de su hijo, será menos pesada la carga financiera que tendrán, y al final, lograrán juntar más dinero, si no el total de la carrera, por lo menos si una buena parte de esta.

“Tu futuro dependerá de las decisiones que tomes hoy”

Aquí te dejo algunas opciones que te pueden funcionar para que comiences con un plan de ahorro/inversión y asegures la educación de tus peques sin necesidad de que te ahogues en un vaso de agua:

  1. Fideicomiso educativo: Empecemos por entender el concepto de un fideicomiso, que es un contrato por medio del cual una persona (Fideicomitente) transmite ciertos bienes y/o derechos a una institución (Fiduciario) para que ésta los administre en los términos pactados y con un fin determinado, haciendo llegar los beneficios de este a un tercero llamado Fideicomisario (beneficiario del fideicomiso).

El fideicomiso educativo, es un instrumento jurídico y financiero que da la flexibilidad de realizar operaciones para beneficio del contratante, en este caso, la educación de tu hijo o hija. En este caso, además de los rendimientos, lo que se pretende asegurar es que la administración de los recursos o bienes puedan ser manejados adecuadamente.

Una de las características principales de un fideicomiso educativo es el periodo de aportación, el cual llega a ser menor que el del seguro educativo, esto hace que quien lo contrata tenga mayor facilidad para llevar un ahorro a largo plazo, conociendo la cantidad y los periodos de aportación.

Las principales ventajas de un fideicomiso educativo son:

  • Beneficios fiscales: Como se trata de una inversión con fines educativos, los rendimientos obtenidos están exentos del Impuesto Sobre la Renta (ISR), por lo que te ahorrarás un dinerito.
  • Uso limitado: Al ser un ahorro enfocado exclusivamente a la educación, no podrá ser utilizado para otro fin, así no caerás en la tentación de gastarte el dinero en otra cosa.
  • Convenios con universidades nacionales y extranjeras: Te puedes encontrar con que te ofrecen descuentos especiales en examen de admisión, inscripción y/o colegiaturas. Además de que ofrecen acceso a talleres, conferencias y eventos de orientación vocacional.
  • Tiempo: Regularmente se divide en 3 fases: La fase de aportación, fase de rendimiento y la fase de entrega de inversión.
  • Rendimientos competitivos: Independientemente dónde lo contrates, regularmente te pagan tasas por arriba de inflación.
  1. Seguros Educativos: Estos son productos financieros que además de ser parecido a un plan de ahorro, garantiza que tu hija o hijo (beneficiario), reciba el dinero acordado para continuar sus estudios en nivel superior aun cuando tú no llegues a estar.

Mediante una póliza educativa, la institución otorgante se compromete a seguir pagando el seguro hasta que tu hijo o hija alcance los 18 o 22 años, dependiendo del plan y la elección que decidan los papás.

Entre sus principales beneficios te puedes encontrar los siguientes:

  • Ahorro garantizado: Al momento de la firma se pacta el monto que se entregará al finalizar, de este modo no pierdes, pero tampoco obtienes un rendimiento alto.
  • Ahorro en USD: Los seguros educativos te permiten ahorrar en dólares (si así lo deseas) para evitar el riesgo cambiario.
  • Cobertura adicional: Opcionalmente, puedes contratar coberturas adicionales para complementar tu seguro.

“En nuestro país solo 512, 889 personas tienen un seguro educativo”

  1. Planes de inversión: Estos están diseñados más a la medida, pues los puedes contratar para que logres ahorrar una cierta cantidad de dinero en el corto, mediano o largo plazo. Algunos incluso te pueden una suma asegurada y fideicomiso, todo en un mismo plan.

Entre los principales beneficios que te puedes encontrar con los planes de inversión están:

  • Uso a discreción: Así como los seguros, aquí no tienes la limitante de que el dinero solo se utilizará para la educación, pues resultan ser muy flexibles en cuanto al uso del dinero ahorrado e invertido. Esto puede ser muy útil, ya que hoy en día los jóvenes deciden emprender sus propios negocios en lugar de ir a la universidad, o bien, prefieren viajar por el mundo y aprender de las experiencias que esto les pueda generar.
  • Ponen los huevos en diferentes canastas: Estos planes te ayudan a diversificar tu dinero al ofrecerte diferentes instrumentos o portafolios de inversión, donde además disminuyes riesgo y mantienes un equilibrio en tus inversiones.
  • Seguridad: Como te mencionaba unas líneas arriba, hay instituciones que además del ahorro e inversión, te ofrecen un seguro de vida y hasta un fideicomiso, lo cual te permitirá quedarte tranquilo de que el dinero ahí estará cuando se llegue a necesitar.

Pedro Sola bailando de alegría, hombre feliz bailando, caja fuerte, seguridadTranqui, no es el fin del mundo

Pero ¡el niño ya creció y jamás se me ocurrió ahorrar desde que nació! Y ahora ¿qué hago? Tendré que ir a empeñar mi pantalla, mi consola de juegos, es más, hasta al “chucho” o al “misifus” voy a tener que dejar porque si no, no me va a alcanzar… ¡Ayudaaaaa!

Tranqui, no debemos de caer en pánico. Si nunca se nos ocurrió que íbamos a necesitar ahorrar desde que nuestros hijos estaban pequeños, o tal vez las circunstancias no se prestaban para hacerlo, recuerda que te puedes acercar a diferentes instituciones financieras (reguladas obviamente), o bien a las mismas universidades, las cuales te podrán apoyar ya sea con planes de inversión a corto plazo, o bien, con financiamientos para pagar la educación del chamaco.

Aunque también, si lo vemos por el lado práctico, te puedes sentar a armar el plan de pagos con tu hijo o hija, y determinar qué va a hacer cada uno para lograr sacar el pendientito (al fin que ya va a estar bastante mayorcito, como para que comience a tomar ciertas responsabilidades en su vida).

señor barbón con chupón

Fuente:

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados