¡Bienvenido!

Llegó el momento de adentrarnos al mundo del emprendimiento.
Todos hemos alguna vez pensado en la idea de poner nuestro propio negocio y ahorita nos adentraremos a los puntos clave para empezar.  

El perfil que inspira a todo buen emprendedor

Primero que nada todas las generaciones hemos tenido alguien a quien seguimos cuando queremos soñar en grande.  

Ejemplo: La primera persona que se me viene a la mente cuando pienso en emprendimiento es Steve Jobs porque él fue un símbolo de la cultura pop y con su empresa Apple (y por supuesto con la creación del iPhone), revolucionó el mundo.

La verdad es que muchos de nosotros encontramos en él un guía porque iba por la vida con dos personalidades muy distintas una de la otra. La primera era relajada y un tanto despreocupada y la segunda era una completamente formal para los negocios.
Eso me hace pensar que él ya traía el chip de la generación millennial.

Y como para muchos de nosotros es inspirador saber que Jobs echó a andar Apple desde su garage, nos resulta fácil entrarle a la onda emprendedora (aunque no sepamos lo que implica “ser independiente” y pese a que tengamos pocos recursos).

Lo malo del asunto es que el porcentaje de las empresas que se convierten en grandes industrias multinacionales no son muchas, por eso debemos empezar a crear los cimientos de nuestra próxima empresa para que papá Steve Jobs se sienta orgulloso.

Lo malo del asunto es que las empresas que se convierten en grandes industrias multinacionales no son muchas

Aquí empieza tu guía emprendedora

1- Lo primero es decidir en qué tipo de negocio vamos a emprender.
Hay un mundo de posibilidades, por ejemplo: hay quienes se inclinan por algún tipo de app tecnológica (lo que yo he observado es que las apps ya están tomando fuerza en los festivales para emprendedores. Será una buena opción a considerar ¿no crees?).

2- También podrías enfocarte en algún producto tradicional que no requiera inversión externa o bien un servicio, por ejemplo, si eres contador, ofrecerle a las personas llevarles sus declaraciones fiscales, esto te permitiría generar dinero sin tener que realizar casi ningún gasto.

3- Como emprendedor debes economizar lo más que puedas (porque eres el amo y señor de tu proyecto) por eso es que puedes empezar a trabajar desde tu casa y no gastar en la renta de oficina.  Espérate un poquito y dale tiempo a tu negocio para que vaya generando más ingresos.

4- No entres en pánico cuando tengas a tu primer cliente. Te adelanto que te pedirán factura (dependiendo del tipo de servicio que estés dando).  La  tienes que hacer porque la Ley del Impuesto Sobre la Renta obliga a tooodos los emprendedores a declarar y pagar impuestos.

¿Cómo debe facturar un emprendedor?

  1. Persona física con actividad empresarial:
    En esta opción nos damos de alta ante el SAT y tenemos la opción de generar facturas al cliente bajo nuestro nombre. No nos asociamos con nadie.

  2. Como persona moral:
    En este caso tenemos que crear una empresa en donde debemos ser -en casi todos los casos- dos accionistas como mínimo.

¿Cuál es la mejor opción? la respuesta dependerá del giro del negocio.
Si se está ofreciendo un producto que es pequeño y apenas vamos empezando valdrá la pena iniciar a facturar como persona física con actividad empresarial y mantenerlo simple.

Sin embargo, esto no debe durar mucho.  La recomendación del SAT es que dure hasta antes de que contratemos a nuestro primer empleado, esto debido a que al momento de contratar empleados adquirimos obligaciones como patrones y si llegara el caso de que tuvieran un problema legal con nosotros, nuestro patrimonio familiar estaría en riesgo.  

Vale la pena saber que al momento de crear una persona moral nos beneficiamos en el sentido de que solo nos pueden afectar las propiedades adquiridas por la empresa y no las demás que tengamos, es lo que se llama velo corporativo en el mundo del derecho.

“Si se está ofreciendo un producto que es pequeño y apenas vamos empezando valdrá la pena iniciar como persona física con actividad empresarial y mantenerlo simple”.

Llegó el momento de darle forma a tu empresa

Luego de que le agarres la onda a esto de las facturas y que tu negocio comience a ser rentable, valdrá la pena crear tu marca (y me refiero a algo más allá del logo o slogan).  Así que yéndonos por pasos, primero hay que estar en posibilidad de facturar y luego ya crear una marca.

Registrar tu marca es un proceso que se lleva a cabo en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (ellos te protegerán de los malhechores que quieran copiar tus ideas)

Esto quiere decir que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial hará toda una investigación y habrá que tener cuidado de que la marca que elegimos no se parezca a otra.  Se recomienda primero solicitar el registro de la marca y luego ya comenzar a utilizarla.

“Registrar tu marca en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (ellos te protegerán de los malhechores que quieran copiar tus ideas)".

Problemas que se pueden presentar en el camino

Cuando tu empresa florece, el siguiente paso es contratar trabajadores pero recuerda que la vida es un riesgo (tienes que asumir muchas más responsabilidades) y hasta puede suceder que un empleado te demande.

Como dijimos anteriormente, el beneficio que nos trae constituirnos como personas morales es que la responsabilidad la absorbe la empresa con sus bienes, hay una separación de bienes entre los que compro bajo mi nombre y los que compro bajo el nombre de la empresa. Por lo que es un punto a considerar.

“El beneficio que nos trae constituirnos como personas morales es que la responsabilidad la absorbe la empresa con sus bienes”.

La mochila de emergencias que necesitas para consolidar tu empresa

Lo más importante al iniciar un negocio es la disposición que tengamos a sacarlo adelante, sin embargo el contar con precauciones jurídicas nos ayuda a evitar riesgos financieros innecesarios y tener la casa en orden.

Ahí les van:

1.- Hacer las declaraciones fiscales: De esta manera la llevamos bien con el SAT y evitamos recargos y sustos.

2.- Registrar tu marca: Este es un punto importante y vale la pena asesorarte con tu amigo el abogado, ya que en ocasiones se llegan a elegir nombres para la empresa que ya están ocupados y esto nos puede hacer que perdamos tiempo y además que tengamos que hacer un nuevo logo.

3.- Empleados: Al momento de que vayas a contratar a tu primer empleado prácticamente corre a una notaría pública a constituirte como persona moral. No quieres poner tu patrimonio personal en riesgo.

4.- Contratos: Respalda cualquier transacción por medio de contratos. Evita sorpresas no tan agradables.

Es el momento del fin de este recorrido que hicimos acerca de facturas, registro de marcas y cuestiones laborales.  ¡Te deseo mucha suerte en tu camino de emprendimiento y no olvides cargar esta guía en tu mochila!

Etiquetas:
Emprendimiento

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados