Desde que comenzó la pandemia las dinámicas de trabajo se han modificado bastante en todo el mundo y miles de personas tuvimos la posibilidad de comenzar a trabajar desde casa.

Y aunque ya hemos pasado por varias etapas porque llevamos más de un año con esta dinámica, hemos llegado a un punto en el que el encierro nos hace cada vez más difícil mantenernos motivados para trabajar de una manera tranquila y eficiente, por esas razones el día de hoy te traemos algunos hábitos que puedes seguir para ayudarte mientras trabajas desde casa para que aproveches las ventajas que tiene y que no se convierta en una pesadilla.

Hombres motivados

1. Diseña tu rutina:

Al estar en casa, es muy tentador quedarse más tiempo en la cama porque no tienes que trasladarte. Para ser más productivo y no distraerte con cualquier cosa es muy importante que diseñes una rutina profesional y te apegues a ella lo más que puedas: levántate siempre a la misma hora, arréglate como si fueras a salir (quedarte en pijama sólo te dará ganas de descansar ya que asocias la ropa cómoda con el descanso), mantén tus horarios de comida y descanso, así te ayudarás regresar a tu rutina de trabajo y a separar tus actividades, aunque no salgas de tu casa.

Rutina Lego

2. Escoge tu espacio ideal para trabajar:

Trabajar desde tu cama puede ser el sueño que siempre has tenido, pero puede ser que no sea la mejor decisión porque no te permitirá separar tu lugar de descanso con el de trabajo y te creará un sinnúmero de distracciones. Designar un lugar fijo y equipado con todo lo que necesitas para el día a día, una mesa funcional o un escritorio, una silla cómoda, material de oficina, internet, agua, snacks, etc. Además de evitar que te levantes a cada instante, te permitirá asociar ese espacio de tu casa con tu trabajo y te ayudará a estar concentrado. 

Pareja Home Office

3. Delimita tus horas de trabajo:

En la medida de lo posible analiza que tanto tiempo trabajas, lo ideal es poner límites, no exceder tus horas de trabajo ni procrastinar hasta niveles indebidos. Establece un horario similar al que tenías en la oficina para que no pases tiempo trabajando de más. Un tip adicional es hacer saber a tu familia o las personas que viven contigo que sí, estás en casa, pero no estás de vacaciones y no estás disponible para resolver problemas a la hora que sea. Deja claro cuál es tu horario de trabajo y será más fácil que evites distracciones.

Home office

4. Ejercita tu concentración:

Una de las ventajas que tienes al trabajar en casa es que puedes eliminar las distracciones que tenías en la oficina (mucho movimiento, conversaciones en tono alto, teléfonos sonando, reuniones a toda hora), sólo cuídate de no reemplazarlas por otras distracciones controlables (celular, redes sociales, Netflix, tu sillón más cómodo, o platicar con tu familia). Utiliza los momentos que tienes de tranquilidad para concentrarte y hacer una actividad de principio a fin sin distracciones. Te ayudará a ser más productivo.

Mujer concentrada

5. Organiza tu casa y tu espacio de oficina:

Si tu ambiente de trabajo es tu casa, necesitas tener un espacio que te invite a trabajar en él. Mantener la casa limpia, ordenada al igual que en tu escritorio o mesa de trabajo te ayudará a no sentir la necesidad de limpiar en todo momento y así evitar la falta de concentración.

Organización

6. Descansa:

Trabajar horas sentado desde una computadora puede no solo generar estrés, también problemas de salud. Aunque sabemos que no es fácil que a estas alturas de la vida sientas que tienes muchas distracciones o descansos en casa como los que podías tener en la oficina con tus compañeros, pero terminar tu trabajo a tu hora, tomar breves descansos de 5 minutos para despegar tu vista de la pantalla puede ser muy benéfico. 

hombre descansando

Sabemos que trabajar en home office puede ser muy complicado porque tenemos que mezclar la vida personal y la laboral con todo lo que eso implica, pero cuando tienes metas diarias es mucho más fácil que puedas ver los avances de tu trabajo y que puedas mantenerte motivado para realizarlo. Si necesitas un poco más de incentivos puedes recompensarte con una bebida a tu gusto o hasta un descanso un poco más largo. Lo importante es que seas constante y que sepas que, aunque es difícil, las pequeñas acciones lograrán ayudarte a continuar.

Adaptarnos a los cambios es muy complicado, pero cuando comenzamos a adquirir hábitos que no sólo ayudan a nuestra productividad, sino también influyen en nuestra salud física y mental podemos lograr grandes cosas, como aprovechar los beneficios de seguir trabajando seguros desde casa.

playmobil home office

 

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados