Cuando hablamos de ahorro, es común que pensemos en automático que ganamos poco dinero, que la quincena viene muy larga o que estamos “muy justos”.

La realidad, es que todos tenemos la capacidad de ahorrar, siempre y cuando cumplamos con la fórmula, a) realizar tu presupuesto y b) disminuir tus gastos innecesarios.