A lo largo de nuestra vida, nuestros padres y la sociedad en general nos indican todo el tiempo que tenemos que ir a la escuela, estudiar mucho, sacar buenas calificaciones, tener una carrera, un posgrado, obtener un trabajo bien remunerado y crecer en la escalera jerárquica y profesional. Es decir, prepararnos con el fin de tener cada vez más dinero; pero algo que les faltó fue contarnos la otra parte de la historia...qué hacer con todo ese dinero que ganamos.

Nuestras primeras experiencias con lo que podemos definir con el "mundo real" es el día de pago de nuestro trabajo; cuando cobramos una cantidad menor a la pactada (sueldo bruto y sueldo neto) y tenemos una muy desagradable introducción a los impuestos. Inmediatamente después pareciera que se nos cae la "venda de los ojos" y empezamos a entender conceptos como IVA, ISR, IEPS, TUA, IDE o IETU; y observamos que todos pagamos impuestos por ganar, utilizar, deber e invertir nuestro dinero.

Sueldo

No obstante a lo anterior, nuestra vida adulta se va complicando cuando deseamos tener satisfactores de manera inmediata y eso nos da la introducción a los créditos. Tarjetas de crédito, créditos de nómina, créditos personales, créditos automotrices y créditos hipotecarios, entre otros, nos ayudan a la inmediatez pero nos perjudican a largo plazo. En algunos casos; estos créditos se mantienen bajo control y lo único que se pierde es tiempo y dinero con los plazos e intereses; pero en otros casos, se convierten en armas apocalípticas y verdaderas bombas de tiempo cuando se abusa de ellos sin una planeación y un control. 

Y ahora … ¿qué hago? La respuesta es sencilla: AHORRAR.

Ahorro

Los beneficios del ahorro: Previsión, Patrimonio y Seguridad

La cultura del ahorro es algo que, en general, ni en México ni en el mundo tienen muchas personas. El desarrollar este hábito puede ser muy difícil y llevar mucho tiempo. Pero, el ahorro en sí, trae consigo tres enormes beneficios: la previsión, el patrimonio y la seguridad. Vamos a revisar cada uno de manera muy breve.

Tip

Beneficio #1: Previsión.

La previsión está centrada en poder actuar con prontitud ante las emergencias e imprevistos que puedan surgir. Nadie somos infalibles, indestructibles e inmortales; por lo tanto, el ahorro nos ayuda a hacerle frente a una enfermedad (médico y medicinas), una pérdida de empleo o reducción de los ingresos (desempleo, hospitalización) y, en la actualidad, para el retiro (afore, plan personal para el retiro). Recuerden que somos la generación Afore y si no ahorramos para nuestro retiro nos la vamos a ver difícil cuando decidamos dejar de trabajar.

Previsión

Beneficio #2: Patrimonio

El patrimonio no necesita mucha explicación pero podemos comentar que el ahorro nos ayuda a obtener esas cosas que nos ayudan día a día y que sustentan nuestro estilo de vida. Desde una computadora, un celular y una pantalla; hasta un coche y una casa, todo esto es considerado patrimonio.

Patrimonio

Beneficio #3: Seguridad.

La seguridad que nos brindan los ahorros para poder actuar bajo cualquier circunstancia que suceda es un factor que permitirá dormir tranquilo por las noches. No es la misma sensación el no saber qué nos depara el mañana y si tendremos la situación económica para afrontarlo cualquiera que sea. En este caso también se considera la parte de los fallecimientos; aunque es un tema que no nos guste, tarde o temprano tendremos que hacernos cargo de este tema. No es la misma sensación el dejar todo bajo control y bien establecido a dejar una serie de problemas.

Nunca nadie se hizo rico ahorrando solamente; el ahorro es el combustible de la inversión y es una actividad que se debe hacer todo el tiempo. Existen muchos vehículos de inversión que sirven para diferentes propósitos, tiempos y objetivos. Lo más importante es documentarse de todos estos vehículos para sacar el máximo provecho. Deuda gubernamental, pagarés, SOFIPO's, SOCAP's, fondos, acciones, ETF's, CFD's, commodities, fintech, criptomonedas, bienes raíces, negocios, préstamos, entre otros, nos van a permitir poner nuestro dinero a trabajar por nosotros.

 

Los básicos de las inversiones

Dentro de los conceptos básicos y tecnicismos que tenemos que tener en cuenta al momento de invertir están: monto inicial o de apertura, plazo u horizonte, liquidez, riesgo y rendimiento.

Monto Inicial

Todos los vehículos de inversión estipulan un monto mínimo inicial para poder contratar e ingresar o montos mínimos de depósitos o aportaciones. Dependiendo del instrumento, estos montos, en México, pueden ir desde $1, los $100 o hasta los cientos de miles de pesos.

 

Horizonte de Inversión

Este concepto tiene que ver con los plazos de tiempo en que las inversiones dan el rendimiento esperado. El horizonte puede clasificarse de varias formas; una es en corto plazo, mediano plazo y largo plazo; otra clasificación puede darse con base en tiempos como son días, semanas, meses y/o años. Normalmente existe una relación directamente proporcional entre el horizonte y el rendimiento: a mayor plazo habrá mayor rendimiento.

 

Liquidez

Cuando hablamos de liquidez nos referimos al grado de facilidad para transformar la inversión en dinero. Con base en esta característica podemos decir que el dinero, en sí, es el estado más líquido ya que podemos usarlo de inmediato para compras y pagos. En un vehículo de inversión existen plazos que restringen la liquidez del dinero que está trabajando y, hasta puede haber penalizaciones si se cancela (si es que se puede cancelar). Normalmente existe una relación inversamente proporcional entre la liquidez y el rendimiento: a mayor liquidez habrá menor rendimiento.

 

Riesgo

Toda inversión tiene un riesgo asociado, no existe inversión 100% segura. Esto es una ley financiera; que dependiendo del vehículo se puede minimizar al máximo o se puede coadyuvar con ayuda de algunos seguros propios de las instituciones como el IPAB (Instituto para la Protección al Ahorro Bancario). El riesgo se define como la probabilidad de que el rendimiento sea menor al esperado o se pierda el capital de la inversión. Normalmente existe una relación directamente proporcional entre el riesgo y el rendimiento: a mayor riesgo habrá mayor rendimiento.

 

Rendimiento

Es la cantidad de beneficio que regresa la inversión una vez cumplido el plazo. Este, muchas veces, se expresa en términos de porcentaje (tasa de rendimiento, apreciación, ganancia de capital, dividendo, tasa de interés o GAT son algunas formas en que se basa un porcentaje) o en términos de una cantidad específica monetaria.

Inversión

Las apps para comenzar a invertir con poco dinero

Para obtener el mayor provecho de nuestro dinero la estrategia es sencilla; hay que invertir y construir activos; y hacerlo mediante instrumentos que hagan que nuestro dinero trabaje para nosotros.

Lamentablemente el universo de las inversiones es vasto y confuso. Un mundo donde no tener el conocimiento necesario es sinónimo de perder dinero y caer en estafas. Al contrario, si se cuenta con el conocimiento necesario nuestro dinero crecerá, se potencializa y nos dará la seguridad y crecimiento que tanto anhelamos.

Conociendo las bases de la inversión y diversificando en diferentes vehículos de acuerdo a nuestro perfil, plazo, objetivos y anhelos podremos hacer que el dinero sea nuestro amigo y fiel trabajador para nuestra seguridad, patrimonio y previsión.

Crecimiento del Dinero

Si te has convencido de que invertir es bueno; aquí está la “cereza del pastel”. En qué plataformas y apps podrás invertir con muy poco dinero:

CETES DIRECTO: se basa en instrumentos de deuda gubernamental respaldados por la SHCP, Banco de México y el propio país entero. No tiene comisiones y su inversión inicial mínima es de $100.

SUPERTASAS: se basa en instrumentos de deuda (pagarés a plazo fijo). Es una SOFIPO con el nombre CREDICLUB. No tiene comisiones y su inversión inicial mínima es de $1 y tiene el seguro PROSOFIPO del IPAB.

FINSUS: se basa en instrumentos de deuda (pagarés a plazo fijo). Es una SOFIPO con el nombre Financiera Sustentable. No tiene comisiones y su inversión inicial mínima es de $100 y tiene el seguro PROSOFIPO del IPAB.

DINN: se basa en instrumentos de deuda a través de un fondo de inversiones llamado ACTIMED. Lo respalda el banco ACTINVER y ofrece también una cuenta líquida con tarjeta de débito. El fondo tiene una comisión de 1.1% y su inversión inicial mínima es de $1.

MERCADO PAGO: se basa en instrumentos de deuda a través de un fondo de inversiones llamado Mercado Fondo y administrado por GBM. No tiene comisiones y su inversión inicial mínima es de $1. Los rendimientos son hasta por $10,000 pesos en la cuenta.

GBM+: tu puerta de entrada a un mundo basto; fondos de inversión, acciones, ETF´s, commodities y demás instrumentos de renta fija y renta variable los podrás encontrar. Comisión de 0.25% por transacción y su inversión inicial mínima es de $100.

Inversión

Cabe destacar que todas estás opciones tienen app para celular y tableta.

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados