El Home Office llegó para quedarse. Desde hace algunos años empresas de tecnología como Google, SAP o IBM ya habían implementado la modalidad de teletrabajo, una opción que parecía lejana para los negocios tradicionales debido a temas de seguridad informática, y sobre todo de inversión en tecnología y capacitación. Hace ya más de un año que comenzó la pandemia por COVID-19 y aquella opción que parecía lejana y complicada, se convirtió en la única manera de adaptarnos al confinamiento, sin importar el tamaño o giro de la empresa.

“Las Pymes estamos llegando tarde a la digitalización, estamos reaccionando, no tomando acción y eso nos pone en desventaja”. 

A principios de esta pandemia, uno de mis clientes me compartió una reflexión que no voy a olvidar: “Las Pymes estamos llegando tarde a la digitalización, estamos reaccionando, no tomando acción y eso nos pone en desventaja”.  Afortunada o desafortunadamente, el confinamiento obligó a que la mayoría del personal de industrias no esenciales, trabajara desde casa, estuviesen preparados o no; ante esta situación empleados y colaboradores nos hacemos la misma pregunta ¿Qué debemos hacer para que el Home Office funcione?

La clave está en la comunicación

Si bien es cierto que no todas las empresas tienen la posibilidad de invertir en tecnología y software para adaptarse a trabajar de forma remota, hay una cosa que, -sin importar el tamaño de la empresa-, todos podemos mejorar para hacer funcionar esta nueva forma de trabajo: la comunicación.

La tecnología ha cerrado la brecha entre las personalidades extremas que encontrábamos en el trabajo presencial; l@s introvertid@s logran animarse participar más a través de las redes sociales o en interacciones en chat, sin embargo, las personas con más energía y dinamismo, tienden a minimizar su proactividad y participación en las juntas virtuales. Encontrar el balance entre la variedad de personalidades dentro del equipo es un reto más humano, que tecnológico.

diversidad poder

Desafíos de la comunicación

Uno de los principales retos que enfrentamos para comunicarnos al trabajar en esta modalidad, es el hecho de que en pocas organizaciones existen los canales adecuados para compartir información laboral, entonces con tal de adaptarnos, comenzamos a comunicarnos por Whatsapp, haciendo Grupos con cada cliente o probablemente hasta por redes sociales; estos medios de comunicación que solíamos reservar para nuestros grupos cercanos ahora están disponibles para jefes, clientes o compañer@s de trabajo, lo que en cierta manera provoca un sentimiento de invasión a tu espacio personal virtual, ¿lo has sentido?

gato privacidad

Además, nuestros primeros 10 minutos de videollamadas se centran en frases como:

  • “¿Me escuchan?”.
  • “Olvidaste prender tu micrófono”.
  •  “Mi conexión está lenta”.

Entre muchas otras barreras que en lugar de romper el hielo, provocan que la interacción se sienta poco natural y hasta torpe. Prender o no la cámara es otra de las situaciones para las que no existe manual y que en muchas ocasiones no depende de la persona, sino del entorno en su hogar. Toma el asunto con empatía, finalmente el trabajo invadió tu casa, no al revés.

home office mujer

Comunicación efectiva

Lograr la comunicación efectiva entre personas y entornos tan diversos es posible si existe compromiso, actitud y sobre todo si se eligen las herramientas adecuadas para el tamaño y dinámica de la organización, a continuación te comparto algunos consejos al respecto:

Accountability: Esta palabra no tiene traducción literal al español, y se refiere a dos conceptos complementarios, la responsabilidad y la rendición de cuentas. Ese es el valor principal que debe regir las acciones y actividades de los miembros de tu equipo; comunícalo.

cristiano ronaldo

Roles: Imagina a Cristiano Ronaldo jugando la posición de portero, ¿crees que podría aprovechar todo su potencial? Las fortalezas son fortalezas porque nos apasionan, así de importante es asignar a cada miembro de tu equipo un rol que corresponda su capacidad para ejercer y sobre todo,  a su pasión, de esta manera le será más sencillo auto-gestionarse.

Herramientas: La mejor herramienta es la que usas, existen varias plataformas para el trabajo en equipo remoto, algunas de las que yo he probado son: SLACK, TRELLO o CLICK UP (esta última fue mi favorita). Prueba sus versiones gratuitas para ver cuál les funciona mejor de acuerdo a sus necesidades.

gato home office

El trabajo invadió el hogar: Tratar a las personas como personas, es fundamental para generar confianza y buena comunicación, respetar los horarios y canales laborales, es parte de mostrar respeto a la vida personal del otro.

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados