A medida que maduramos, vamos teniendo más noción acerca de la importancia del ahorro y la inversión, y de procurar un monto de dinero que nos garantice tener un respaldo económico cuando las fuerzas y la salud vayan menguando.

La semana pasada me contactó Fernando para cotizar conmigo un plan de retiro.

Él tiene 35 años y me comentó que se había dado cuenta de que con lo de su AFORE no le iba a alcanzar, y que ahora sí ya estaba listo para ver lo necesario para garantizar su jubilación.

Te cuento paso a paso qué platicamos.

Chica diciendo it's part of my vision

Empieza con una visión.

Cuando me preguntan qué se necesita para cotizar y contratar un seguro de retiro, mi respuesta es: empieza con una visión.

“¿Cómo te imaginas a los 60, 70, 80 años de edad? ¿Dónde vives? ¿Quién está a tu alrededor? ¿Cuáles son tus actividades diarias?

Entonces le dije a Fernando:

“¿Cómo te imaginas a los 60, 70, 80 años de edad? ¿Dónde vives? ¿Quién está a tu alrededor? ¿Cuáles son tus actividades diarias?

No serán las mismas necesidades si te imaginas como el abuelito que vive en el cuartito del fondo, en la casa de algún familiar, o si te visualizas como un adulto mayor, vigoroso y activo, que estará viajando por el mundo o realizando actividades productivas aún en las décadas que tradicionalmente se consideran como de “paz y descanso”.

Si ya tienes una clara visión de tu vejez, entonces puedes trasladar eso a un número: ¿cuánto necesitas para garantizar ese nivel de vida durante 10, 15 o más años?”

Luego le propuse:

Hagamos una cuenta sencilla.

“Ahora tienes 35 años y piensas retirarte a los 60. Sabiendo que la esperanza de vida en México de acuerdo al INEGI es de 75 años en promedio, si proyectamos el mismo nivel de vida que tienes actualmente, digamos $ 30,000 pesos mensuales, tu gasto en el transcurso de esos 15 años (de los 60 hasta el fallecimiento a los 75) será de $5,400,000 pesos.

Es decir, tienes por delante 25 años para ahorrar esa cantidad que vas a necesitar para vivir tus últimos 15 años.

Eso implicaría ahorrar $18,000 pesos mensuales, que es más o menos el 60% de lo que ganas hoy en día. ¿Te suena posible?”

Niño diciendo pero eso es imposible

A estas alturas, Fernando ya estaba emocionado, pero al mismo tiempo, algo preocupado, ya que ese número mensual se le hizo imposible de lograr. Me comentó que tal vez lo mejor era esperar a salir de algunos compromisos y deudas actuales, para animarse a iniciar su plan de ahorro.

Le dije: “No es mi intención desmotivarte, ¡al contrario!, pero cuanto más tardes en empezar, mayor porcentaje de tu ingreso deberás destinar para poder alcanzar el mismo objetivo de ahorro.”

Pero entonces, Sol ¿cómo lo puedo lograr?

No te preocupes, vamos a buscar opciones.

Adicionalmente, a lo que recibas de tu AFORE, que como ya sabes, no te va a alcanzar, las compañías aseguradoras ofrecen distintos planes de ahorro para el retiro.

La base de cualquier PPR (Plan Para el Retiro) es un Seguro de Vida con una suma asegurada por fallecimiento que tú vas a definir de acuerdo a tu visión (tus necesidades), pero también a tu capacidad real de ahorro actual.

Adicionalmente, a esta suma que se le paga a tus beneficiarios en caso de que tú llegaras a fallecer antes de la finalización de tu plan, puedes contratar otras coberturas, como la de invalidez, que te entrega en vida la suma asegurada en caso de que una invalidez total y permanente te impida continuar con tus labores productivas.

La base de cualquier PPR (Plan Para el Retiro) es un Seguro de Vida con una suma asegurada por fallecimiento que tú vas a definir de acuerdo tus necesidades, pero también a tu capacidad real de ahorro actual.

Tu objetivo de ahorro también se debe considerar al momento de contratar, y dependiendo de las condiciones y plazos de los diferentes planes, se calculará una prima, es decir, el monto que deberás pagar hasta la edad de retiro (o por un tiempo limitado) para garantizar que puedas cumplir ese objetivo.

Contar con una asesoría personalizada es fundamental.

Para que puedas tener una mayor claridad acerca de cuándo, cuánto y cómo pagar tu plan de retiro, es importante que puedas contar con un asesor profesional de seguros, que tenga la capacidad de escucharte y de plasmar tu visión en una propuesta, para que cuando tengas alguna dificultad para cubrir tus pagos pueda ayudarte con opciones de cómo continuar, para que tengas un acompañamiento integral a lo largo de tu proyecto de ahorro.

En resumen:

  • Ten una visión y establece un objetivo
  • Define tu compromiso de ahorro
  • Busca asesoría personalizada y profesional

Analiza diferentes opciones, recuerda que no hay seguros, buenos ni malos, lo más importante es encontrar el que se adapte a ti.

Aquí te dejo información de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) en la cual se analizan diferentes opciones de varias compañías https://www.amis.com.mx/InformaWeb/Documentos/Archivos/Jubilacion.pdf

Y ahora que ya sabes todo esto… No te voy a contar qué plan contrató Fernando, ni cuánto decidió ahorrar, ni cuánto va a pagar...

Hombre adulto en un sillón tomando una copa de vino, aparece el texto Disfruta tu retiro

Lo importante es: ¿Cuándo empiezas tú?

Si te interesa profundizar en la información o necesitas ayuda para decidirte por un plan que se acomode a lo que estás buscando, no dudes en contactarme para una asesoría personalizada, solo da clic aquí  

Fuentes

https://cuentame.inegi.org.mx/poblacion/esperanza.aspx?tema=P#:~:text=En%20M%C3%A9xico%2C%20la%20esperanza%20de,2019%20es%20de%2075%20a%C3%B1os

https://www.eleconomista.com.mx/finanzaspersonales/Seguro-de-retiro-una-oportunidad-para-complementar-su-pension-20200423-0140.html

 

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados