La vida es una montaña rusa. Hay miles de canciones que nos recuerdan que la vida es caprichosa, unas veces estás abajo y otras hasta arriba.

Les digo esto porque hoy es Día del Trabajo y me parece oportuno mencionar que existe la posibilidad de que tú, de que yo o de que alguien cercano a ti pierda su trabajo (no es por mala onda pero existe una pequeña probabilidad); les digo esto porque yo aprendí esa lección cuando mi papá se quedó sin trabajo de un día para otro. Un grupo de empresarios extranjeros compraron la compañía en la que mi papá trabajaba e hicieron un recorte masivo de personal. Por supuesto que mi papá  estaba en la lista.

Se nos vino el mundo encima porque mis papás habían adquirido un crédito y lo tenían que pagar sin importar si tenían o no tenían trabajo.

"Si adquieres un crédito, lo tendrás que pagar sin importar si tienes o no tienes trabajo".

Lo que debes saber si es que (toco madera) pierdes tu empleo

Para empezar, si de plano no puedes pagar la deuda, lo mejor será que solicites una prórroga en la institución bancaria a la que le debes porque es un derecho -que por ley- tenemos los trabajadores (solo recuerda que se aplaza tu pago, no se elimina).
Es importante saber que las instituciones financieras siempre te seguirán cobrando intereses y aumentará el plazo en que terminarás de pagar el crédito pendiente.

Los deudores tienen recursos legales a su favor.

Si por alguna razón te quedaste sin trabajo y no tienes forma de continuar el pago de crédito puedes contactar a Infonacot porque esta institución desarrolló varios esquemas para que sus clientes puedan liquidar sus deudas.

Si tienes crédito en el INFONAVIT, pide tu prórroga.

Nos pusimos a investigar a fondo y nos dimos cuenta que gran parte de la población mexicana solicita un crédito Infonavit, por eso queremos compartir contigo esta información que sirve:

1- Existe el Fondo de Protección de Pagos y sirve para pagar un porcentaje pequeño comparado con lo que pagabas anteriormente.

Para que te lo hagan válido tendrás que confirmar que adquiriste tu crédito a partir del 2009, comprobantes laborales de al menos 6 meses anteriores y debes tener un mes de desempleo (no por pensión, jubilación, incapacidad o invalidez).

2- Prórroga parcial

En este caso pagarás mensualmente (una módica cantidad mucho menos pesada que lo que acostumbrabas a pagar) durante máximo 6 meses. La institución financiera te hará paro con el 50% de los intereses y el otro 50% de intereses se acumularán a tu crédito.

3- Prórroga total

Este plazo “de pagos más accesibles” es no mayor a 4 meses. Considera que el 100% de los intereses de este periodo se acumularán (o sea que el plazo de pago aumentará).

¿Qué pasa si ya no puedo pagar las tarjetas de crédito por desempleo?

1- Échale un ojo a la consolidación de de deuda

Esta opción te permite agrupar todas tus deudas en una sola. En ella, la Institución Financiera te ofrece traspasar el saldo de varias tarjetas de crédito a un solo plástico; la clave está en contratar con la institución que te ofrezca mejores condiciones (menor CAT y menor tasa de interés) que el de las otras tarjetas pero pregunta en tu banco porque no todos tienen esta opción.

2- La reestructuración podría ser una buen idea

Generalmente con esta opción puedes llegar a un acuerdo en cuanto a la ampliación del plazo, una reducción de la tasa de interés o la aplicación de pagos fijos. Es importante que sepas que si solicitas una reestructuración de deuda, puedes mantener una buena calificación en tu historial crediticio.

3- Quita

Aquí mancharás tu historial en el Buró de Crédito pero podrás liquidar la deuda en su totalidad mediante un descuento. Pregunta a tu banco si existe la posibilidad de adquirir una “quita”.

Y sobre todo, siempre recuerda que tu ángel de la guarda será la Unidad Especializada de Atención a Usuarios, checa el directorio, busca a tu institución financiera y lleguen a un acuerdo ganar-ganar.

Mi familia no pasó por un buen momento pero ahora que lo veo desde otro punto de vista, creo que nos hubiera ayudado un artículo como este tipo que nos reconfortara y nos dijera algo así como: "no están solos, muchas instituciones te harán paro en caso de desempleo".

Sigue aprendiendo a ser un ninja que extermina las deudas y échate un clavado a nuestro curso: “¿Cómo salir de deudas?”

"No están solos, algunas instituciones te tirarán paro en caso de desempleo".

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados