Normalmente, en el mundo laboral se tienen dos actitudes al tratar como empleado a una empresa. Estas dos actitudes son como agua y aceite, una se enfoca en buscar un alto grado de estabilidad y la otra en cambiar esa estabilidad para tener más probabilidades de crecimiento en otros lugares. 

Los empleados con una actitud fiel son los que buscan una empresa adecuada para hacer carrera en ella, son quienes, una vez escogida la empresa, sin importar la situación en que esta se encuentre buscarán crecer y desarrollarse en ella conforme pasa el tiempo, de ser posible hacer que toda su vida laboral se realice dentro de la misma empresa.

También están los que buscan crecer y saltar de puesto lo más pronto posible y no desaprovechan ninguna oportunidad que les llegue, no importa si estuvieron en su nuevo puesto solo 3 meses, 6 o hasta un año, si se presenta una buena oportunidad laboral, no dudará en tomarla. 

Muchos piensan que estas dos actitudes nada tienen que ver con la empresa, buscan poder distinguir la mentalidad del empleado desde el momento de entrevistarlos y preguntar por sus metas a futuro y a partir de ahí clasificarlos y contratar a los empleados que más antigüedad busquen. Esto parece una buena idea, pero si los beneficios que ofrece la empresa son pocos, hará que aún los empleados más fieles que buscan hacer carrera y desarrollarse a largo plazo, salten a la menor oportunidad ofrecida posible.

Como empresa ¿Qué estás buscando, un empleado fiel o alguien dinámico que busque crecer de forma continua y que tal vez no puedas brindarle el crecimiento que busca?

“Unos buscan estabilidad y otros, más probabilidades de crecimiento”

Cuando tu entrevista de trabajo tiene detector de mentiras

Ventajas de los empleados estables:

Es una buena inversión: Un empleado que es estable le ahorrará muchos gastos a la empresa. Estos gastos pueden ser de contratación, capacitación, cursos necesarios para el puesto, etc.

Evitará burocracia y cuellos de botella: Un empleado estable obtendrá experiencia en los ámbitos que la empresa necesita, sabrá realizar de forma correcta los procesos que su trabajo tiene, con lo cual no habrá pérdida de tiempo ni problemas de burocracia al realizar las funciones de su puesto.

Establecerá relación con el cliente: Un empleado es prácticamente la cara de la empresa, si esa persona tiene una relación buena y duradera con los clientes, será más difícil que ellos busquen otras opciones. Por el contrario, si el puesto que tiene ese contacto con el cliente tiene una rotación alta, esto dará la impresión de que la empresa no tiene buenas prestaciones o que realiza de forma inadecuada la selección del personal, haciendo que el cliente desconfíe de la empresa y sus procesos.

Crecimiento: Un empleado que busca hacer carrera se preparará para el siguiente puesto en la escala corporativa, esto significa que se le puede moldear de acuerdo a las necesidades y objetivos del puesto al cual estará aplicando. El ascender a las personas y no contratar a una persona externa para una vacante tiene ahorros significativos a largo plazo para la empresa.

Visión a largo plazo: El empleado estará buscando hacer carrera y desarrollarse en la empresa, no le importa si esto puede tomar más de 5-10 años, el no planea buscar nuevas oportunidades, busca estabilidad y, por lo tanto, un salario alto no es su principal prioridad.

“Un empleado es la cara de la empresa”

No me pienso ir, trata de librarte de mí. 

Buscadores de oportunidades

Antes las personas buscaban hacer carrera dentro de una empresa, entraban y se volvían parte de ella, ahí se desarrollaban, crecían y prácticamente se volvían una familia. Antes las condiciones laborales eran muy buenas y no había necesidad de buscar mejorar y crecer de forma continua. Hoy en día esto no es así, la mayoría de las empresas inicialmente (ojo inicialmente) buscan pagar la menor cantidad de dinero y obtener la mayor cantidad de beneficios, el outsourcing está de moda y eso beneficia a la empresa, pero trae serias desventajas a sus empleados. 

Las personas ahora más que nunca saben que no son indispensables para la empresa y con la menor crisis (Ej. covid) la empresa no dudará en dejar ir a sus empleados con tal de disminuir su carga económica. Por lo mismo, ahora es más normal que una persona no se sienta fiel a la empresa para la que trabaja, con los avances tecnológicos y la implementación del home office ahora es más sencillo la búsqueda y obtención de nuevas oportunidades y, por ende, de nuevos empleos. 

Por esta razón muchas personas nunca dejan de buscar nuevas oportunidades, a pesar de estar cómodos con su trabajo, teniendo un buen sueldo o prestaciones, siempre están abiertos a recibir ofertas y mejorar de forma continua su situación laboral, económica y financiera. 

Estas personas tienen ciertas ventajas con respecto a las que buscan estabilidad: 

Experiencia: Prueban diferentes trabajos, puestos, funciones y empresas, lo que les dará conocimientos más diversificados que el empleado que se ha quedado durante varios años en el mismo puesto.

Sueldo: Al moverse rápidamente y en poco tiempo hacia empresas que les ofrecen mejores prestaciones y salarios, suelen ganar un 5% más que los trabajadores estables que suelen mantenerse en la misma empresa durante varios años.

Contactos: Al haber pasado por diferentes empresas, estos empleados tienen muchas conexiones y eso le facilita el obtener nuevas oportunidades y moverse aún más fácilmente si no están satisfechos con su trabajo actual. 

Corto plazo: Hoy en día las personas que son así suelen buscar un beneficio a corto plazo, si hay algo que no le guste, no se sienten motivados o tienen conflictos con otros empleados, es muy seguro que busquen otra empresa donde sus necesidades sean completamente satisfechas. 

“Suelen ganar un 5% más que los trabajadores estables”

I don’t need you like you need me

Al final todo depende de la empresa:

Si eres una empresa que se preocupa por sus empleados, no importa la actitud de los empleados, mientras ofrezcas buenas prestaciones y crecimiento laboral, no tendrás tanta rotación de personal como para que se vuelva un problema.

A fin de cuentas, lo importante es entender que conforme avanza la tecnología, ciertos puestos tendrán más importancia que otros y el conseguir al empleado adecuado para ese puesto puede representar tanto una ventaja como un costo para la empresa. 

Si como empresa no tienes suficientes ventajas para tu empleado, hasta el empleado más fiel terminará buscando nuevas oportunidades. Es importante ver también por el empleado y buscar satisfacer sus necesidades, solo de esa manera podrás disminuir tu rotación de personal, garantizar la retención de las personas con puestos clave.

Si quieres que la propia empresa crezca deberás considerar también los beneficios y ventajas que podrás ofrecerle a tus empleados. Una empresa con empleados motivados, productivos y satisfechos tendrá mayor ventaja al compararse a las demás. 

“Mientras ofrezcas buenas prestaciones y crecimiento laboral, no importará la actitud del empleado”

Justo cuando creí que ya estaba fuera, me volvieron a meter.

 

Etiquetas:
Empleo
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados