Much@s de nosotr@s asociamos la estabilidad laboral con seguridad económica y prestigio, finalmente has invertido tiempo y esfuerzo en años de estudio, preparación o especialización que te han llevado precisamente a conseguir ese puesto tan anhelado y competido. Esta es la razón por la que nos da tanto miedo perder lo que hasta hoy hemos construido, a nadie le gusta dar pasos para atrás en su carrera profesional o sentir incertidumbre sobre su futuro.

¿Pero qué sucede si a pesar de la estabilidad económica y el reconocimiento, no siento satisfacción en mi trabajo? Este sentimiento es más común de lo que parece, de acuerdo a cifras del IMSS, el 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, provocando la saturación física y/o mental del trabajador, generando diversas consecuencias que no sólo afectan la salud, sino también su entorno más próximo. ¿Cómo evitar llegar a este punto?, ¿A qué señales debo prestar atención para decidir si es momento de dejar mi trabajo estable?

charlie brown sad frustrated

Primero tu bienestar

El primer síntoma es que ya no encuentras satisfacción en tu día a día, levantarte a trabajar se vuelve pesado, parece que tu día laboral pasa en cámara lenta, cuando los domingos piensas que al día siguiente hay que volver a la oficina incrementan tus niveles de estrés pues has perdido la motivación.

bebé llorando triste

Puede ser que este sentimiento venga de factores internos o externos; es normal que tras cierto tiempo haciendo las mismas actividades con los mismos resultados, llegue el aburrimiento o la frustración, existen personalidades que no sienten satisfacción en la monotonía. Por otro lado, puede ser que esta falta de bienestar sea provocada por las condiciones en tu ambiente laboral: horarios extendidos que te impiden realizar actividades recreativas, socializar, cuidar de tus horarios de alimentos, de disfrutar de tus hobbies, o peor aún, de tus seres queridos. Ponle mucha atención a estos síntomas ampliamente relacionados con el estrés, pues pueden afectar tu salud en el corto, mediano y largo plazo. Recuerda, primero tu bienestar.

Haz de tu cuidado personal una prioridad. Primero tu bienestar.

Falta de retos

Iniciar un nuevo trabajo siempre es sinónimo de emoción pues estaremos haciendo algo nuevo, aprendiendo cosas que antes no sabíamos, pero ¿qué pasa cuando los retos se acaban? ¿qué pasa si los objetivos que te plantearon durante el proceso de reclutamiento no tienen nada que ver con la realidad de tu día a día?

Esto tiene que ver más con la organización que contigo, la ausencia de un plan de desarrollo profesional te hará sentir, eventualmente, como un barco a la deriva. Mucho ojo también con esos planes de desarrollo que sí existen pero que se quedan nada más en papel, y que al pasar de los años, no generan una nuevas y mejores oportunidades en tu camino profesional. Si tu lugar de trabajo no te permite asumir retos, será muy difícil generar el sentido de logro y realización que tod@s buscamos.

bob esponja perdido

Relaciones

¿Te ha pasado que llegas a una fiesta donde se encuentra una persona que te cae mal? Inmediatamente sientes incomodidad, no te comportas de la misma forma que lo harías en un ambiente de confianza; algo similar sucede en nuestros trabajos. 

Si bien es cierto que nadie es “monedita de oro” para caerle bien a tod@s, la realidad es que en muchos lugares de trabajo existen personas que pasan la línea de la convivencia sana con acciones como el Bullying, el acoso laboral o sexual e incluso con la tensión provocada por las relaciones interpersonales fallidas. Este síntoma no conoce de jerarquías o áreas, y no siempre representa una actitud negativa a primera vista, también es posible que se manifieste como privilegios a las colaboradores que son “amig@s del jefe” o a través de la falta de liderazgo y/o autoridad para resolver los conflictos grupales o individuales.

los simpsons bullying

Remuneración e incentivos

Dicen por ahí que “de pan no vive el hombre (ni la mujer)”. Si bien el dinero es una consecuencia y no precisamente el fin de tu trabajo (o sí), la realidad es que todos necesitamos de dinero: no solo para vivir, también para hacer y tener eso que nos da felicidad. La remuneración escasa e inequitativa es un síntoma de que estás en el lugar incorrecto, si en tu trabajo hay mucho “ponte la camiseta” pero nada de “pagamos horas extras”, es un hecho que no hay reciprocidad y reconocimiento a ese esfuerzo adicional.

joey friends pay me

En este punto también se consideran los incentivos NO económicos, un reconocimiento que en ocasiones suele ser más valioso que el dinero: prestaciones de seguridad social, equilibrio entre familia y tiempo personal, contenido motivacional, entre otros, son factores que propician un sentimiento de satisfacción o insatisfacción, en caso de no tenerlos.

¿Cómo dejar un trabajo estable?

Si ya te diste cuenta que tus condiciones laborales cumplen con varios de los síntomas de este artículo, probablemente estés considerando dejar tu trabajo estable pronto. Debes considerar que cuanto mayor es la dependencia económica hacia tu trabajo por tus obligaciones, menor es el grado de libertad y seguridad para tomar una decisión como esta, no temas, complicado no significa imposible.

Dejar un trabajo estable es complicado, pero complicado no significa imposible.

Es probable que llegues a la conclusión de que necesitas ahorrar una cantidad de dinero antes de dejar tu trabajo, ya sea para emprender o para tener la tranquilidad y tiempo para buscar una mejor oportunidad. Para esto te recomendamos armar una estrategia, un plan de acuerdo a tus posibilidades actuales, recuerda que en Querido Dinero se encuentran l@s expertos en este tema, nosotros queremos ayudarte.

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados