¿Alguna vez te has preguntado qué hace falta para obtener ese tan deseado aumento? Muchas personas piensan que es cuestión de suerte, otras, que deben de hablar con su jefe cuando está de buen humor, algunas creen que deben hacerle favores o tener detalles para complacerlo o acercarse como buenos amigos para que se les dé el aumento.

El obtener un aumento no depende de la suerte (aunque a veces puede ayudar). Debes ir preparado, tener una estrategia en mente para aumentar las probabilidades de obtenerlo y negociar de forma adecuada, de lo contrario, lo más seguro es que tu crecimiento sea rechazado. 

Hombres sacudiendo las manosSi quieres aumentar tus posibilidades al momento de solicitarlo, esta información será de utilidad para ti. 

Decide cuánto piensas pedir:

El primer paso para que siquiera lleguen a considerar el darte un aumento es que pidas la cantidad justa. En la mayoría de trabajos, cuando se da un aumento, este suele estar entre el 10% y 20% del salario que se tiene al momento de pedirlo. 

Si pides más que esto, lo más seguro es que ni siquiera sea considerado por políticas de la empresa. Es muy importante iniciar el pie derecho en la negociación y que la cantidad que estarás pidiendo sea justa, de lo contrario es posible que tu jefe o recursos humanos inicien a la defensiva y justamente las razones de porque ese aumento es exagerado.

Igual todo es negociable y no pierdes nada por pedir un número arriba de este porcentaje, pero ten en cuenta que esto podría parecer exagerado y a su vez, disminuiría las probabilidades de obtenerlo. 

Mujer diciendo que suena caro

“Cuando se da un aumento, este suele estar entre el 10% y 20% del salario”

Enlista tus fortalezas y logros:

Algo importante que muchas personas ignoran al momento de buscar un aumento es preparar sus logros y argumentos del por qué merecen ganar más. No puedes llegar y simplemente exigir que te paguen más, debes convencer a tu contraparte de que lo mereces. Pon en la solicitud tus logros (o enséñalos durante la entrevista), úsalos para hacer ver a la persona que decide que mereces tenerlo, con pruebas y beneficios tangibles para la empresa. 

Si no tienes números e información concreta de los beneficios que has generado desde antes de siquiera pedir el aumento, ya estarás empezando la negociación con desventaja. Intentamos maximizar las probabilidades de obtener el aumento, por lo tanto, cualquier logro funcionará a tu favor y le dará fundamentos a tu solicitud. 

“No puedes llegar y simplemente exigir que te paguen más”

Puedes pedir prestaciones no monetarias: 

En muchos casos, el obtener un aumento no dependerá completamente de que tu jefe lo apruebe o de la cantidad de beneficios que le hayas generado a la empresa. Muchas veces, el principal problema que evitará que ganes más dinero es que no hay presupuesto disponible o ese presupuesto ya se asignó a otra persona (posiblemente arriba de ti en la escala corporativa).

En estos casos, aunque no puedas recibir una mejora monetaria, puedes solicitar algún otro tipo de beneficio en lo que se aprueba un mejor presupuesto o en el caso de que la empresa no tenga los recursos monetarios para brindártelo.

¿Qué puedes pedir? Un horario de trabajo flexible (podrías elegirlo o adecuarlo un poco a tus necesidades o al tráfico), un día adicional de descanso al mes, salir temprano los viernes, prácticamente cualquier beneficio que puedas pensar que no involucra un gasto monetario por parte de la empresa. Eso sí, solo recuerda muy bien que, si tu desempeño no es el esperado, la empresa podrá retirar esos beneficios. 

Calamardo yéndose temprano

"Puedes solicitar algún otro tipo de beneficio"

Obtén más responsabilidades:

Suena un poco contraproducente aceptar trabajo que no es tuyo y que te hará pasar más tiempo en tu trabajo, pero muchas veces, para obtener un aumento debes demostrar que tus responsabilidades y actividades son mayores al salario que recibes por ellas.

Si quieres obtener un aumento, una forma sencilla de mejorar tus posibilidades es aceptando trabajos que otros no quieren (siempre y cuando sea algo valioso para la empresa). A mayor actividades y responsabilidades, más razones tendrán para aceptar el aumento que solicitas.

Solo recuerda, asegúrate de escoger actividades que le brinden valor a la empresa, que sean valoradas y no cualquier persona sea capaz de hacerlas. No elijas actividades mecánicas, elige algo con verdadera posibilidad de brindar un beneficio monetario a la empresa.

“A mayor actividades y responsabilidades, más razones tendrán para darte el aumento”

Obtén las habilidades necesarias:

Mientras más actividades de valor sepas realizar, mientras más certificados, preparación y experiencia tengas, más vas a valer para la empresa. Si quieres un aumento, debes averiguar qué actividades realizan las personas que ganan más que tú y empezar a prepararte para dominarlas. 

Si ya tienes los conocimientos necesarios desde antes de solicitarlo, estarás un paso adelante al momento de negociar y no solo eso, si es necesario decidir entre varios colaboradores a quién se le aumentará el sueldo este año (recuerda, una empresa NO puede subirles el sueldo a todos de forma pareja y continua), mientras más habilidades, diplomas y logros tengas, mayores probabilidades de éxito tendrás.

"Averigua las actividades que realizan las personas que ganan más que tú y empieza a dominarlas"

Si te rechazan, tendrás antecedentes de lo que necesitas:

Siempre al pedir más dinero, existe la probabilidad de que tu solicitud sea rechazada. En estos casos, debes aceptar la decisión, pero no por eso regresar con las manos vacías. 

Averigua específicamente las razones por las cuales NO te lo dieron. ¿Qué hizo falta? ¿Qué necesitas hacer o qué objetivos debes alcanzar para que la siguiente vez te lo aprueben? Busca que la persona que decide o controla esto te de objetivos concretos, realistas y alcanzables, de esta forma, podrás trabajar en cumplir con esos objetivos o en obtener las habilidades que te solicitan y cuando vuelvas a pedir el aumento, no habrá excusa alguna que evite que se te dé. 

Nota: Si no te dieron el aumento prometido a pesar de cumplir con los objetivos que se te solicitaron, será mejor opción buscar ese aumento en otra empresa, ya que, si no se cumple con lo acordado, no hay garantía alguna de que podrás crecer de forma constante en la empresa conforme pasa el tiempo. En ese caso será mejor buscar migrar lo más rápido posible a una empresa que sí cumpla lo que promete…

“Averigua específicamente las razones por las cuales NO te lo dieron”

Sabiendo todo esto, ya cuentas con los elementos necesarios para escoger la mejor manera de proceder. Solo recuerda, el éxito es de quien lo busca y si no lo pides, no te considerarán ni te tomarán en cuenta. Si quieres crecer y aumentar tus ingresos, debes darte a conocer, mostrar tus logros y lo más importante de todo SOLICITARLO.

Etiquetas:
Metas
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados