Muchos clientes en el despacho me han dicho que ven a su negocio como si fuera su bebé. Algo tan frágil, tan personal y tan amado que no podrían simplemente compartirlo con cualquier persona. Y ¿sabes qué? Yo mismo como dueño de un negocio coincido plenamente con todos ellos. 

Un negocio se vuelve algo sumamente amado y que cuidas hasta el más mínimo detalle. 

Ahora, yo nunca he tenido hijos pero me imagino que elegir una niñera debe ser todo un reto. Te tiene que dar buena espina, verse presentable, ser muy responsable, etcétera, etcétera. Bueno, pues déjame te digo que elegir un contador para tu negocio es casi como elegir una niñera para tus bebés. 

Elegir una niñera puede ser algo muy intuitivo, ¿no lo crees? Pero… ¿elegir un contador? ¿Cuáles son las red flags o green flags que debo buscar? ¿Cómo sé si estoy dejando en buenas manos mi negocio o si el precio es irrazonable? 

Bueno, pues agarra asiento y un tecito que te voy a contar algunos tips para elegir un contador. 

Y…  antes de empezar, quiero que sepas que el orden en el que te voy a dar los tips, sí tiene importancia siendo el primer punto el más importante.

Recomendaciones:

Primero que nada quiero que sepas que el mejor método para obtener clientes en este ramo, son las recomendaciones de boca en boca

Y eso es un muy buen inicio para saber si estás dejando en buenas manos a tu negocio ¿no?

Si alguien a quién le tienes confianza y tiene su propio negocio te está recomendando a su contador, ya tienes un criterio que conoces y en el que puede ser que confíes para suponer que el contador al que te están recomendando es alguien capaz e íntegro, ¿no? 

Pues sí es un muy buen inicio pero nunca te debes de quedar con la opinión que te da alguien más porque cada quien habla como le va en la feria, o quizás de plano ninguno de tus contactos tiene algún contador de confianza que recomendarte.

Entonces, ahí te van otros consejos.

 

Búsquedas:

Si de plano no te recomendaron a nadie, puedes utilizar el famoso buscador de internet y preguntarle por algunos despachos en tu ciudad.

Esto ya es más azaroso porque puede ser que el buscador no te arroje una opción tan adecuada para tí por costos, integridad, atención, etcétera, así que tendrás que irte con un poco más de atención a los detalles que estás buscando.

También es probable que en tu ciudad haya colegios o asociaciones de contadores con quien te puedas acercar a pedir alguna referencia. Sin duda esta opción es menos azarosa porque esos colegios y asociaciones suelen cuidar mucho su prestigio así que tratarán de recomendarte con gente muy capaz y muy íntegra.

Entrevista:

Sin duda alguna antes de decidir que el despacho al que te acercaste es tu opción, debes de reunirte con ellos por lo menos una vez. 

Esta reunión es casi un hecho que se debe de dar como primer acercamiento porque el despacho necesitará saber varias cosas de tu negocio antes de entregarte una propuesta económica y tú también querrás ponerle cara a los que se encargarán de mantenerte en paz con el SAT, ¿verdad?

3 Puntos básicos para incluir en la entrevista

Bueno, pues en esta entrevista puedes aprovechar para indagar un poco sobre el despacho al respecto de los siguientes 3 puntos que te voy a dejar.

  • Integridad y valores:

En el mundo de la contabilidad, es muy sencillo (y un tanto socorrido en ocasiones) andar de mañoso con los números reportándole al SAT cosas que no tienen nada que ver con la realidad económica de los negocios. 

Yo no vengo aquí a darte clases de moral ni cómo andarte portando con el SAT, cada quien sabe lo que tolera y lo que no permite en su negocio. 

Independientemente de que te guste andar por la derecha o te guste andar chueco, asegúrate de que el despacho con el que piensas trabajar se conduzca con la misma ética con la que buscas manejar tu negocio.

  • Capacitación:

Este punto no lo podrás saber más que por intuición, pero es importante que lo conozcas.

Es importante saber que estás con un contador bien capacitado, que se preocupe por mantenerse al día, que su equipo de trabajo esté bien capacitado. 

Digo que no podrás saber esto más que por intuición porque, ni modo de ponerte a hacerle un examen al despacho que estás conociendo de temas que, sin duda el despacho sabe manejar mejor que tú, ¿sí o no? 

Pero estoy seguro que alguna vez te ha pasado que vas a consulta con un médico, que vas a asesoría legal de algún tipo o que la señora de la tortillería te explica cómo hace el nixtamal y tú ni idea tienes pero te vas diciendo: “no, pues sí le sabe la doña” ¿apoco no? Pues algo así con este punto.

  • Costos:

Mira, en este tema no me quiero meter mucho porque cada despacho cobra lo que consideran justo para ellos. Y ese tema es algo muuuuuuy subjetivo. 

Algunos despachos tienen décadas en el negocio, el contador titular se sabe la ley, reglamentos, miscelánea, jurisprudencias y hasta un doctorado tiene. 

Es lógico que ese despacho cobre muchísimo más que el despacho que acaban de inaugurar dos impetuosos recién egresados de la carrera de Contaduría Pública.

(FYI, la carrera de Contabilidad no existe. La contabilidad es sencillamente una disciplina más dentro de la carrera de Contaduría Pública)

Si tu contabilidad no es algo muy demandante (que no tiene nómina, que estás en un solo régimen fiscal, que eres freelancer o vas apenas empezando) muy probablemente el resultado del trabajo del despacho de antaño y los dos impetuosos que van empezando hagan un trabajo muy similar y mejor sea que te vayas con los novatos que cobran mucho menos.

Pero si tu negocio ya es algo más robusto con empleados, con mucha rotación, que dispersa dividendos, que maneja CUFIN, que tiene activos fijos o cosas así, pues sí puede ser que te convenga pagar más a cambio de seguridad profesional.

 

Pues espero que esta pequeña guía te sirva. 

Busca a la mejor niñera (despacho) para que cuide de tu retoñito (tu negocio) como necesitas que sea cuidado. 

Y sobre todo, procura mantener la fiesta en paz con el SAT, ya que así, te ahorras muchos problemas a futuro.

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados