En la actualidad han surgido una serie de empresas que han conjuntado las Finanzas y la Tecnología con el objetivo de ofrecer distintos servicios financieros a diferentes socios a través de las tecnologías de la información y comunicación. A estas empresas se les han denominado Instituciones de Tecnología Financiera o Fintech; término que se deriva de finance technology.

Fintech

Al principio no existía un marco regulatorio a estas empresas como a las demás instancias del sistema financiero. En 2018, se promulgó la primera ley para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley Fintech). El objetivo de la Ley Fintech es brindar confianza y certeza a los usuarios de sus servicios financieros. El 25 de septiembre de 2019 se estipuló como fecha límite para que las empresas soliciten autorización para operar como Fintech.

En México, el ecosistema Fintech está divido en dos grandes rubros: Instituciones de Financiamiento Colectivo o crowdfunding; que son plataformas donde se obtienen recursos económicos de varias personas para fondear un proyecto, una idea, un negocio, un programa o adquirir un préstamo personal y en Instituciones de Fondo de Pago Electrónico; que son las que incluyen cuentas de débito, servicios financieros y monederos electrónicos o wallets.

Wallets

Hoy en día, ya hay empresas fintech que están empezando a tener la autorización dentro de la Ley Fintech; esto significa que están obteniendo la aprobación definitiva de la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) y su debida publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Conoce más acerca de la normatividad expuesta en la Ley Fintech aquí.

¿Qué es la Ley Fintech?

México es el país de América Latina con el ecosistema Fintech más robusto y con un crecimiento acelerado; por lo tanto, se decidió hacer un marco legal para regular todas estas operaciones, conocida como la Ley Fintech.

México

Una de las principales funciones de la Ley Fintech es la de regular, en México, los pagos electrónicos, el financiamiento colectivo o crowdfunding y los activos virtuales.

La ley busca que se regule la organización, funcionamiento y operación de las Fintech, para que los usuarios estén protegidos al momento de utilizar los servicios que ofrecen. A través de ella, también se intenta prevenir y disminuir el riesgo de lavado de dinero, así como el financiamiento al terrorismo.

Además, obliga a las empresas a difundir información que permita a los clientes identificar mejor los riesgos a los cuales están expuestos en las operaciones que realizan con ellos; es decir, promueve la transparencia.

Neobanco

La Ley Fintech tiene un objetivo claro: aprovechar la evolución que ha tenido la tecnología aplicada a los servicios financieros para hacerlos cada vez más accesibles, más baratos y más eficientes.

 

¿Qué es el crowdfunding?

Crowdfunding tiene varias traducciones en español que dependen del tipo de causa o proyecto que se financie, las campañas de crowdfunding para apoyar proyectos de tipo artístico, cultural y deportivo se llaman campañas de micromecenazgo, las campañas destinadas a recaudar fondos para causas de caridad o para apoyar a individuos necesitados se llaman campañas de recaudación de fondos colaborativa, y las campañas de crowdfunding para apoyar el desarrollo de productos, inventos o emprendimientos comerciales se llaman campañas de microfinanciación o de financiación colectiva.

En términos de inversión podemos dividirlas en tres: crowdlending, crowdfunding inmobiliario y crowdfunding de negocios o franquicias.

Crowdfunding

Crowdlending (Préstamos Personales, Préstamos P2P, Préstamos entre Particulares)

Crowdlending consiste en la financiación a empresas, proyectos o personas por un grupo de inversores, en lugar de por una única instancia. Es un modelo innovador que permite financiarse por la comunidad sin acudir a los servicios de un banco u otra entidad financiera tradicional. Los beneficios para los solicitantes de crédito es tener tasas de interés más bajas que las ofrecidas por los bancos y para los inversionistas el obtener una tasa de interés mayor a la que brinda un banco o los CETES. El crowdlending es una forma de crowdfunding que se popularizó a finales de los años 90's.

Referente a los préstamos personales, hay muchas plataformas fintech que sirven de intermediario entre los que solicitan préstamos y quien los fondea. Las plataformas hacen un estudio crediticio del solicitante para tratar de asegurar que exista la necesidad y la capacidad de pago para los inversionistas que son los que fondean los préstamos. Las plataformas clasifican el riesgo de los créditos y les otorgan una tasa de interés de acuerdo a dicho riesgo. Los inversionistas tienen la tarea de analizar las solicitudes y la información de cada préstamos para decidir fondearlo o no.

Crowdlending

Crowdfunding Inmobiliario

Cuando hablamos de crowdlending a desarrollos inmobiliarios como casas, edificios, centros comerciales o locales para negocios le llamaremos crowdfunding inmobiliario. El esquema es muy similar al del de préstamos personales sólo que en estos proyectos hay un bien inmueble como garantía. Hay algunas plataformas que ofrecen una atractiva tasa de interés por el préstamo o hasta ofrecen un beneficio mensual tipo renta proporcional a nuestro monto de inversión. 

Crowdfunding

 

Franquicias y PyMEs

Una última forma de crowdlending es a negocios y franquicias de negocios. El esquema es igual a los dos ejemplos anteriores donde una plataforma sirve de intermediario entre los solicitantes de fondeo y los inversionistas. En estos esquemas la idea es la obtención de un beneficio mensual de tipo renta de las ganancias de cada negocio o cada franquicia al momento de empezar a operar.   

Crowdfunding

 

Tres Ventajas al Invertir en Crowdfunding

El crowdfunding ha resultado ser una forma de invertir muy rentable en estos últimos años. Se caracteriza por tener un modelo novedoso y atractivo para que, tanto los inversores como los emprendedores, obtengan lo que buscan.

Crowdfunding

Dentro de las ventajas de invertir en crowdfunding podemos destacar:

  1. No es necesaria una gran inversión: las plataformas de crowdfunding solicitarán que te registres y fondees tu cuenta con un monto inicial que va desde los $500 MXN hasta los $5,000 MXN; pero podrás utilizarlo de inmediato para apoyar a los proyectos desde $100 MXN.
  2. Tomar el control de tu inversión: las plataformas de crowdfunding te brindarán toda la información necesaria sobre las personas o los proyectos que vas poder apoyar; con eso podrás evaluar el riesgo y decidir el invertir o no; además de que existen canales de comunicación con los solicitantes para poder hacer preguntas adicionales.
  3. Diversificación de tu inversión: es bien sabido en el mundo de las inversiones que “no se deben de poner todos los huevos en una misma canasta” y la configuración de un portafolio de inversión con distintos vehículos para distintos propósitos es esencial en todo inversionista. El crowdfunding te permitirá diversificar parte de tu portafolio invirtiendo en préstamos personales, sector inmobiliario y en negocios o franquicias con rendimientos superiores a cualquier instrumento de renta fija.

Hay que tener en cuenta que el crowdfunding son instrumentos que tienen un riesgo y hay que saber si son ideales para nuestro portafolio de acuerdo a nuestro perfil de inversionista.

Donación

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados