¿Para qué quieres invertir en la Bolsa de Valores?
Elige una respuesta:

  1. Porque eres un temerario que siempre está en busca de nuevas experiencias
  2. Ya le sabes a las inversiones y crees que es buen momento para entrarle a este mundo.
  3. Porque quieres ganar mucho dinero a corto plazo.
  4. Porque quieres ser la nueva versión del Lobo de Wall Street. 

Si elegiste el inciso a)
Está bien que seas un alma libre, temeraria y aventurera pero necesitarás mucho más que las ganas de tener nuevas experiencias. Para invertir en Bolsa hay que saberle al mercado financiero. Ojo, esto no quiere decir que este tipo de inversión es lo más complejo del universo pero sí requiere que estés enfocad@ y consciente de que tu dinero se estará moviendo constantemente y no debes tomar decisiones a la ligera.

Si escogiste el inciso c)
Debes tomar en cuenta que las inversiones de largo plazo en La Bolsa son mejor opción que las de corto plazo porque cuanto mayor es el plazo de una inversión de riesgo, mayores son las probabilidades de obtener un retorno positivo de la inversión y menor es el riesgo asumido en términos de volatilidad.

Y bueno, si tomaste la opción d)
Puede que en unos años te conviertas en la versión remasterizada del Lobo de Wall Street pero para esto debes tener una visión de empresario (verdadero), no como Leonardo Di Caprio en la película.

Ahora que ya te diste cuenta que la opción b) es la correcta, te dejamos algunos consejos para que te familiarices con este tema.

¿Cómo entender las inversiones en Bolsa?

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) dice que debes conocer 3 conceptos clave para conocer más de este tipo de inversiones.

1- Índice de precios y cotizaciones (IPC)
Es un indicador que mide el comportamiento del mercado accionario y se calcula con los precios de las acciones más negociadas. Si el IPC sube o baja, sabemos cómo se comporta el mercado.

2- Acciones

Son títulos que representan la participación del capital social de una empresa y sirven para acreditar y transmitir los derechos de un socio. Esto significa que cuando compras acciones de una empresa que cotiza en la Bolsa, en automático te conviertes en dueño de ese negocio (en la parte proporcional que representen tus acciones del capital social). Si marcha bien tendrás beneficios y si no es así, también podrías tener pérdidas. 

3- Bursatilidad

Es la facilidad con que puedes comprar o vender una acción. Una acción con baja bursatilidad implica un riesgo de liquidez (es decir, que no puedas convertir en efectivo tu inversión con la rapidez que necesitas). 

Si quieres saber el paso a paso para comenzar a invertir, acuérdate que ya tenemos este artículo que te explica cómo hacerlo: Guía fácil para volverte accionista y recuerda que también tenemos una sección de productos para invertir en Bolsa por acá.

Lo que debes contemplar al dar tus primeros pasos

Consultamos a nuestro gurú financiero de confianza: Juan Carlos Mesta (asesor en Querido Dinero) y nos compartió estos tips para entrar sin miedo a La Bolsa de Valores.

1- Primero que nada, mide bien el terreno y checa en qué lugar estás poniendo tu inversión. Es importante validar que la institución financiera esté regulada al menos por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

2- Checa las comisiones que deberás pagar (en términos de compra, venta y administración) porque dichas comisiones pueden comerse buena parte de tus rendimientos.

3- Tú como inversionista, puedes vender tus acciones en el momento que lo decidas pero el precio que obtengas dependerá de la liquidez del mercado, así que ponte buzo porque podrías recuperar menos dinero del que invertiste.

Cualquiera que tenga dinero y un poco de tiempo para gestionar sus inversiones puede participar e invertir. 

4- Identifica tu horizonte de inversión, ¿En español? Cuánto tiempo vas a trabajar tu dinero, para esto es importante contar con un fondo de emergencias y tener las deudas bajo control. 

5- Recuerda invertir solo el dinero que no vayas a necesitar pronto (no comprometas el dinero de tus gastos fijos ni el de tus deudas).

6- Por otro lado, para mantenerte motivado y ponle nombre y apellido a tus objetivos de inversión. Ejemplo:

  • Tu primer depa en una colonia cool
  • Un viaje a las Bahamas
  • La educación universitaria de tus hijos
  • Tu retiro 
  • Tu primer coche 

7- Toma en cuenta que habrá momentos de volatilidad en el transcurso de tu inversión en Bolsa, se fiel a tu horizonte de inversión. Si tu meta está a 5 o 10 años ¿por qué preocuparse de lo que pase en 6 meses? 

"Nunca inviertas en negocios que no puedas entender”.

8- Recuerda que tu asesor/a financiero te guiará en tus primeros pasos y buscará hacerte un traje a la medida según tu perfil como inversionista.
Es importante que mantengas comunicación con tu asesor/a cada 3 a 6 meses.

9- Ten presente la regla de oro “No coloques todos los huevos dentro de la misma canasta” la diversificación en tus inversiones te ayudará a gestionar correctamente el riesgo y obtener mejores resultados.

10- Nunca dejes de aprender, mantente informado de lo que pasa en México y el mundo y capacítate en temas de Bolsa.

“Octubre es uno de los meses particularmente peligrosos para especular en la Bolsa. Los otros meses peligrosos son julio, enero, septiembre, abril, noviembre, mayo, marzo, junio, diciembre, agosto y febrero. No sientas miedo.”, Mark Twain.

Etiquetas:
Acciones
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados