La historia de How to live mortage free se desarrolla en Gran Bretaña. Los inquilinos de este lugar se enfrentan a un problemón: el pago de hipotecas y los costos exorbitantes en la renta de sus casas o departamentos.

¿Te suena? Esto es algo que no solo afecta a las personas que viven en Europa.
En México, las cosas están igual; gran parte del sueldo de los empleados se va en rentas y el tiempo promedio para terminar de pagar una casa es de 25 años aproximadamente. 

Siendo sinceros, todo está carísimo y nosotros apenas logramos juntar 500 pesitos que nos sobraron de la quincena. 

Lo padre es que esta serie nos dejó 5 lecciones que puedes considerarlas como una lucecita al final del túnel.

¿Cómo vivir sin pagar una hipoteca?

Varias personas que son entrevistadas en la serie cuentan que compraron terrenos baldíos, gasolineras, iglesias y hasta un barco para construir su nueva casa con la premisa de vivir libres de hipoteca (para comenzar el proceso solo basta con pagar un permiso de construcción y listo).

5 lecciones que aprendimos de esta serie en Netflix

1- Dedica todo tu tiempo (no tu dinero)
Si quieres ahorrar dinero, tendrás que hacer el trabajo tú mismo.
Si estás en proceso de obtener tu casa: repara, diseña, limpia y pinta tú mismo.

Uno de los retos a cumplir en la serie era lograr que un barco se convirtiera en casa y se logró.

La chica que lo compró dijo: “No me gustan los planes, tienes que improvisar y se necesita mucha imaginación para construir la casa que quieres”.

Esta chica le echó un montón de ganas y acondicionó el barco. Hoy vive en uno de los lagos de Gran Bretaña y cuenta que se siente libre porque ya no paga ni renta ni hipoteca.

2- Si quieres encontrar una “ganga”, tendrás que pensar de manera diferente

Al vivir en una casa o establecimiento poco convencional estarás pagando poco dinero, en cambio, en una casa normal estarías pagando 916 libras (equivale a 22 mil pesos al mes).

Hay un capítulo en el que un señor pensionado cuenta que le parece muy buena idea vivir en una iglesia (solo gastó en la calefacción del lugar) y se dispuso a buscar muebles de segunda mano.

No es por nada pero su casa es vintage y tiene un toque cool.

Hay otra chica que vive en un lugar pequeño y aprovecha todos los espacios para acomodar sus muebles y no amontonar objetos, por ejemplo: tiene una mesa escondida debajo del piso, un armario debajo del colchón y su refrigerador es subterráneo.
Se la pasa improvisando espacios.

3- Una casa ecológica es mucho más barata

Ha llegado el momento de echarle la mano al planeta. Nuestra cartera nos lo va a agradecer. 

Si quieres tener tu casa propia y al mismo tiempo ahorrar dinero tienes que tener un sistema para el tratamiento del agua, luces que funcionan con el sol, huerto en casa, techo con plantas y páneles solares para calentar tu agua.

Eso es lo que recomienda una de las chicas que compró un terreno baldío y lo convirtió en una ecológica y moderna residencia millennial.

4- Ahorra de manera divertida

Una de las familias que aparece en la serie cuenta que por un largo tiempo armaron planes sin gastar; esto con el fin de ahorrar todo su dinero y destinar todo al pago de su hipoteca.

Estas fueron las actividades que les ayudaron a ahorrar una buena lana:

  • Maratones de cine en casa con palomitas
  • Comida saludable (ir al supermercado pero siempre comprar productos genéricos)
  • Guerra de pistolas de agua en el jardín
  • Apagar las luces cuando no hay nadie en casa
  • Comer solo lo necesario, no preparar de más
  • Pagar la hipoteca lo más rápido posible. Todo el dinero que llega se debe destinar a la deuda

5- No todo será fácil pero si te pones las pilas serás libre.

Solo no te rindas

La tendencia de acondicionar lugares poco comunes para vivir está resultando, hay gente en distintas partes del mundo que ya lo está haciendo.

Todos pensarían que pagar una hipoteca o comprar una casa es sinónimo de perder todo tu dinero pero tenemos que ver otras opciones. Si no te alcanza, busca lugares que no cuenten como una casa (a los ojos del gobierno). Así no habrá necesidad de pagar un crédito hipotecario y endeudarte por cientos de años.

La tendencia de acondicionar lugares poco comunes para vivir está resultando

Sé observador, sé creativo e improvisa. Al fin de cuentas, esta nueva modalidad es legal.

Cuéntanos qué opinas ¿te sumarías a esta tendencia libre de hipotecas?

Etiquetas:
Inmobiliario
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados