Pon a prueba a tu asesor. Si ves que se queda helado cuando le compartes tus dudas , sabrás que tu asesor es fake.

En esto de las asesorías financieras hay que tomarse las cosas bien en serio.

Por eso, tu asesor necesita ser confiable y cool al mismo tiempo 

1- Confiable porque depositarás parte de tu dinero en un producto que él te recomendó y tienes que estar totalmente seguro de que tu inversión será todo un éxito con el paso del tiempo.

2- Y cool porque muchos de los productos de inversión o seguros tienen términos complejos y necesitan ser explicados pasito a pasito.

5 preguntas para comprobar que tu asesor sí rifa

1- ¿Qué tipo de inversión me recomiendas y por qué?

Veámoslo así: Una asesoría financiera es como ir al psicólogo (todos necesitamos que alguien nos escuche y aconseje pero somos tan tercos que asumimos que “nosotros podemos resolver nuestros problemas sin ayuda de nadie”).

Cuando tengas tu primer sesión debes ser sincero y -literal- contarle tus penas.
Sé transparente. Neta no te van a juzgar.

Una vez que le hayas contado todo, tu asesor te dará un diagnóstico tomando en cuenta lo que debes, lo que ganas y la meta que quieres cumplir.

Ahí es cuando se definirá lo que más te conviene.

  • Inversión a corto plazo o largo plazo.
  • Un seguro personalizado (dotal, para mujeres, para la escuela de los hijos, etc).
  • Un seguro de Gastos Médicos Mayores.

 

Cuando tu asesor te diga cuál es la mejor opción para ti, pídele que te explique tooodo sobre el seguro y si no entiendes algunas palabras, dile que te cuente qué onda con esa definición.

A parte de eso, pídele que te haga una tabla con el desglose de tu inversión.
Cuánto dinero vas a invertir y cuánto será el rendimiento, es decir: el dinero que vas a ganar con el paso del tiempo.

Esa tabla debe mostrar la proyección, el crecimiento de tu dinero año con año y el total de tus ganancias.

2- Muy bonito todo pero ¿cuáles son los riesgos?

Una inversión siempre tiene cierto porcentaje de riesgo pero no te asustes, esto es muy normal en el mundo de las inversiones.

Pide a tu asesor que te cuente de los riesgos con el paso del tiempo, ¿qué pasaría si sube o baja la inflación?, ¿cómo saber si mi dinero está en un lugar seguro?, ¿qué institución avala o protege mi inversión?, ¿qué le pasa a mi inversión si el país sufre una crisis económica?, ¿con qué tipo de moneda invertiré? (las más comunes son UDIS, dólares o pesos).

3- Después de tu asesoría pregunta: ¿Cada cuánto voy a tener contacto contigo?

Tu asesor financiero debe ser como tu ángel de la guarda de las Finanzas por eso debes tener la certeza de que él o ella estará contigo guiándote y librándote de todo mal en caso de que lo requieras (nada más no te pases, procura no llamarle a todas horas por cualquier cosita. Si no, lo vas a asustar).

4- Si me surgen más dudas ¿tendrán costo las próximas asesorías?

Cada asesor tiene diferentes esquemas de trabajo. Unos solo te cobran la primer sesión, unos no cobran nada y otros cobran todas sus sesiones.

Ahí es donde tú podrás preguntar qué contiene su asesoría y qué vas a ganar tú al contratar a tu asesor(a).