Con el fin de evitar la propogación del Coronavirus, miles de empresas en México han implementado la modalidad de home office en México.

A todos nos conviene sumarnos a esta iniciativa porque en estos tiempos, nuestra casa es el lugar más seguro.

Sabemos que no podrás librarte del ruidazo que hace tu perro, de tu internet chafa o de tus vecinos ruidosos pero a pesar de eso te invitamos a disfrutar de tu estancia en casa (porque no nos queda otra opción).

Aquí te dejamos algunos consejos básicos para terminar tus pendientes sin la necesidad de pasar horas pegado a la computadora.

UNO

El primer paso será conseguir una libreta en donde anotar todo lo que traigas en la cabeza.
Al inicio del día haz una lista con todos tus pendientes. Ve al día, no te satures.

DOS

Levántate temprano
Tiende tu cama. No trabajes desde tus cobijas.
Busca un lugar (de preferencia que no sea tu habitación) y si es tu habitación, ármate un espacio donde puedas convivir con papeles, tu compu y libretas sin enloquecer.
Haz que pinte como una mini oficina cool.

TRES

Báñate y cámbiate, esto es súper importante.
Parece que todos los días son domingo pero arreglarte un poquito, esto le dará un reset a la monotonía de tus días.

CUATRO

Aplica el método pomodoro para resolver tus pendientes.
Utiliza un cronómetro para tomar el tiempo y pon una alarma que contabilice 25 minutos.
A cada periodo de 25 minutos de tiempo se le llama “pomodoro” y la meta está en realizar una tarea por cada “pomodoro” evitando las distracciones.

Nada de scrollear en Instagram o perder el tiempo en Facebook.

CINCO

Levántate de tu lugar de trabajo y baila o estírate o brinca. Prepárate algo de comer o juega con tus mascotas. Date un respiro.

SEIS

Trabajar desde casa, no significa trabajar más horas.
Respeta tu hora de comida, tu hora de salida y duerme temprano.

SIETE

Si eres jefe y mandaste a tus empleados a casa es importante la retroalimentación.
Mantente al pendiente de ellos y pregúntales cómo se han sentido, midan resultados y objetivos cumplidos.

OCHO

Si te sientes saturado, no hagas nada.
No seas tan duro contigo y tómate un respiro. Descansa tu mente, aléjate de los aparatos electrónicos.
Haz ejercicio, medita, lee un libro físico o escribe lo que sientes en una libreta.
Una vez que te sientas descansado, dedícate al cien a tus pendientes.

Sabemos que todo lo que leemos últimamente es referente al Covid-19 andamos y que muchos de nosotros nos sentimos saturados con tanta información. Solo recuerda que todo pasará y que lo mejor que podemos hacer es  quedarnos en nuestra casa.

Deja que todo te suceda: la belleza y el terror. Sólo sigue adelante. Ningún sentimiento es definitivo, Maria Rilke.

Etiquetas:
Emprendimiento Empleo
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados