Yo digo que estas tres palabras son la fórmula de la felicidad.

Llega enero y los planes para arrancar el año llegan como avalancha a nuestra mente. Lo malo de esto es que son tantas ideas que traemos en la cabeza que terminamos por saturarnos y quedarnos estáticos sin saber por dónde comenzar.

Visualicemos el mes de enero como: “la junta contigo mismo para ver qué onda”.

De ahí parte todo.
Si le echas ganitas y comienzas a planear este mes (y la mitad de febrero) todo fluirá favorablemente para ti.

Comienza por responder esta pregunta:

¿Cómo me veo al finalizar el año?

Lo primero que tienes qué hacer es dedicarte una tarde libre. Toma una hoja (no lo apuntes en el cel), ve a un lugar donde nadie te interrumpa y tómate tu tiempo para pensar qué quieres. Trata de ser lo más introspectivo posible.

¿Cómo me veo al finalizar el año?

Paso #1 Pon en orden tus ideas

No importa el orden. Apunta todo lo que quieras lograr este año.
Asegúrate de escribir sobre estos rubros:

  • Salud
  • Familia
  • Profesional
  • Amor
  • Otros

Una vez que hayas hecho la lista en desorden,  divide tus metas por rubro, coloca cada una dependiendo de la sección a la que pertenezcan (salud, familia, profesional, amor y otros).

Sé concreto. 

Por ejemplo, si en la primer lista pusiste: “Quiero cambiar de trabajo”.

Tendrás que especificar la lista de empresas en las que quieres trabajar y cuándo empezarás a mandar tu CV para aplicar a ese puesto que quieres.

Si pusiste “viajar”.
Tendrás que poner a dónde irás, cuándo piensas irte y cuántos días tomarás para tus vacaciones. 

Si pusiste “hacer más ejercicio”.

Puedes empezar a buscar la lista de las próximas carreras atléticas a las que te piensas inscribir.

Si ”quieres mudarte de casa de tus papás”.

Comienza a investigar qué zonas son económicas y cuáles quedan cerca de tu trabajo.
Compara precios, tómate tu tiempo y ponle fecha a la mudanza.

Y así sucesivamente en cada uno de tus proyectos.

Paso #2 Materializa tus metas

Ya que tienes tus ideas claras, tendrás que crear un plan de acción para lograrlo.

Ejemplo: Si te quieres ir de viaje a Chicago 

1- Empieza a cotizar vuelos
2- Cuánto dinero estarás ahorrando a la quincena para el vuelo
3- Checa el costo de la visa y pasaporte. Ponte una fecha límite para tramitar y pagar esos documentos.
4- Calcula cuánto dinero vas a gastar durante el viaje (sobre todo en hospedaje, comidas).
5- Fija una cuota en específico. Lleva dinero extra pero ponte un límite y promete gastar solo la cantidad que tenías contemplada desde el inicio.

Tendrás que crear un plan de acción para lograrlo.

Paso #3 Compra una agenda

Hay una técnica que te ayudará a cumplir tus objetivos como un pro.

A la semana debes hacer tres cosas que te acerquen a tu objetivo.

Ejemplo:

Lunes: Juntar los documentos para agendar cita en la embajada de EUA

Martes: Agendar cita para tramitar visa

Jueves: Ahorrar $500 para tu viaje

Acomoda los planes a tu manera y cumple tus objetivos por semana. Anota todo en tu agenda.

A la semana debes hacer tres cosas que te acerquen a tu objetivo.

Paso #4 El poder de la visualización

Es importante tener un visionboard.
Tomando en cuenta todos tus planes, recorta y pega todo lo que tenga qué ver con tus planes.
Y mantenlo durante todo el año en un lugar visible para que no olvides tus objetivos.

Recuerda que lo mejor que puedes hacer es planear tu 2020 desde ahorita, 
Enero el mes indicado para planear tus próximos viajes, tomarte más en serio los proyectos que tienes a futuro, ser disciplinado y (sobre todo) ahorrar.

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados