Ayer fui al súper y me encontré osos de peluche gigantes, cajas de chocolates, globos de corazón, flores y muchos más artículos románticos para regalar este 14 de febrero.

De verdad había demasiada gente merodeando por ahí, echando a su carrito cuanta cosa se les ponía enfrente. Quedé sorprendida y luego comencé a analizar.

flores y chocolates de San Valentin

No se trata de odiar el amor 

Regalar cosas y demostrar cariño a la gente que quieres es bonito y está bien. Sentirte enamorado, pensar en tu amorcito y salir con tus amigos está increíble. No tiene nada de malo. Solo hay que estar consciente de que el 14 de febrero es un día con una carga emocional fuerte que evita evaluar correctamente tus compras.

“Estamos condicionados a expresar nuestras emociones mediante bienes materiales”.

Pero, ¿qué pasaría si no regalas objetos en este San Valentin?

Absolutamente nada.

flechazo de San Valentin

¿Qué es el consumismo emocional?

El 14 de febrero se convirtió en una celebración masiva y mediática, es por eso que las personas buscan, de manera consciente o inconsciente, unirse a ella para cumplir con determinados patrones culturales y pertenecer al “molde” de la sociedad.

Por ejemplo: Un estudio hecho por la firma Nielsen indicó que los chocolates experimentan hasta un incremento del 53% en ventas en el mercado mexicano.

Es tanta la invasión de contenido sobre el 14 de febrero, que terminamos convencidos que la única forma de pasar ese día es regalando cosas.

meme señor con regalos

La estrategia del color ROJO en San Valentín

La psicología del color ha demostrado que el rojo puede tener efecto en nuestro estado de ánimo, nuestras percepciones y acciones; efectos físicos y psicológicos.

El rojo transmite más calor que ningún otro color. Sirve para llamar la atención y puede aumentar el ritmo respiratorio y la presión arterial. Es el color de las actividades que exigen más pasión que razonamiento.

Es por eso que en el 14 de febrero las rosas rojas, son uno de los regalos más demandados,  junto con los bombones, los vinos, las fresas y los globos.

¿Qué hacer para no gastar a lo loco este 14 de febrero?

Hacerte las siguientes preguntas:

1- Estoy comprando esto porque verdaderamente me nace o porque “tengo qué” comprar algo para este San Valentin?

2- ¿Qué otro regalo podría darle a mi novio/a o amigo/a que no implique gastar tanto?

3- ¿Si decido no comprar nada en este día qué pasaría?

4- ¿Mis seres queridos se sentirían mal si no les compro algo?, ¿por qué?

5- Puedes decirle esto a tus seres queridos: Que no te escriba o regale cosas en San Valentín no significa que no te quiera. Tu amistad y amor la agradezco los 365 días del año y por un día las cosas no cambiarán.

Si te nace comprar y si tienes el presupuesto suficiente para gastar en regalos, hazlo, pero si sientes que vas a quedar en bancarrota mejor ni le busques.

La dama y el vagabundo se dan un besito

Los expertos del amor recomiendan 

Este mes del amor donde parece que el amor es algo que depende de alguien más, nuestra invitación es que lo transformes en un mes del amor hacia ti también. Donde los regalos primero te los des tú y entonces desde ese espacio puedas dar muchísimo más.

Si uno no está bien con uno mismo no estará bien con los demás.

Aquí te dejamos algunos regalos que te costarán ni un solo pesito: Descarga las  24 actividades que dan felicidad. Compártelo con tus amigos y tu amorcito (si es que tienes).

 

Etiquetas:
Pareja
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados