Luego de que me mudé de casa de mis papás, mi única tarea ha sido regarla y volverla a regar.

(No se crean), no todo ha sido malo. He aprendido a reírme de mí misma porque ya me di cuenta que esto de ser “adulta independiente” es todo un reto. Tiene muchos pros, -claro-, pero nunca nadie te habla de todas las responsabilidades que debes enfrentar una vez que dejas el nido.

Por eso, aquí les dejo una recopilación de las cosas que he aprendido en estos últimos meses lejos de casa de mis papás (pa’ que ustedes no la rieguen tanto como yo).

Un día, tomé las llaves de mi coche, arranqué y me fui al súper porque según yo, ya hacía falta comprar la despensa JAJA, estaba completamente equivocada.

Primero que nada, fui a mitad de quincena, no llevaba una LISTA de cosas por comprar, nomás caminé por todos los pasillos y fui metiendo a mi carrito cuanta cosa se cruzaba en mi camino. ¿El resultado? un desastre en mi refri y en mi cartera.

Enrique impactado

El 80% de las cosas que compré, ya caducaron

Lo primero que hice fue llegar directo a los refrigeradores del súper y sin pensarlo tanto, tomé jamón, queso, verduras, bistec y huevo (mucho de todo), como si tuviera que alimentar a una familia completa.

Una vez llegando a mi casa y mientras sacaba todo de la cajuela del coche me di cuenta que de lo siguiente:

  • El jamón ya estaba caducado
  • Los huevos caducaban en 3 días
  • El queso caducaba en una semana
  • Y ni hablemos del bistec porque olvidé meterlo al congelador y a la semana se me echó a perder.
  • El sobre de verduras fue mi única compra acertada

No saben el coraje que me dio no poder comer gran parte de la comida que había comprado. Al final terminé gastando el doble y me quedé con poquito dinero.

Al poco tiempo volví al súper y CLARO que ya iba con el recordatorio de que no podía volver a pasarme lo mismo de hace dos semanas, así que me puse súper atenta y comencé a checar la fecha de caducidad de todos los productos que iba metiendo a mi carrito.

La Rana René pensado

La clave del éxito está en apuntar todo

Otra cosa que he descubierto en mi faceta de independiente es que si quieres triunfar en el súper, tendrás que llevar tu lista de cosas por comprar pero sobretodo, llevar un cálculo aproximado de cuánto dinero gastarás. El hecho de ponerme un “tope” me ha ayudado un montón para ponerme límites con mi dinero. 

Antes de salir, me doy un tour exhaustivo por mi casa. Paso por el baño, la cocina, mi recámara y hasta checo qué onda con el auto. Todo eso que falte en mi casa, lo apunto en post-its y ahora sí, voy decidida a comprar lo que necesito, no lo que se me va antojando en el camino.

Ahora, me niego a salir sin mi lista de cosas por comprar

niña bailando break dance en el súper

Ahora sí le pongo atención a las ofertas de Julio Regalado

Los anuncios de Julio Regalado jajaja y otras ofertas que pasan en la tele y el radio para mí no eran nada, hoy son oro.

Hace días escuché que un juego de llantas están al 60% de descuento. Espera ¿quéee? Julio, toma todo mi dinero.

Ahora entiendo que las ofertas están para aprovecharse, no para dejarlas pasar. Así que si estás leyendo esto (mi querida/o independiente) pon atención a tu alrededor porque hay varias y muy buenas ofertas regadas por ahí.

oh, this one's 50% off

Admito que me equivoqué con las compras

Primero que nada quiero contarles que ese día que fui al súper, iba con mucha hambre y prisa porque mis amigos me escribieron para avisarme que ya me estaban esperando para ir a cenar taquitos al pastor a la casa de una amiga.

Por hacer las cosas rápido compré cosas que no tenía que haber comprado y olvidé comprar cosas importantes.

Por ejemplo: Compré un paquete de cinco cepillos de dientes y como 4 kilos de manzana, ¿por?, ¿todo bien en casita? JAJAJA y olvidé comprar los yogurths que religiosamente tomo por las mañanas, las bolsas grandes para la basura, café, pan, etc.

Todo lo hice al revés. Gasté de más en cosas innecesarias y olvidé las importantes.

Con esto, solo me queda decirte:

Tómate tu tiempo porque aunque no lo creas, ir al súper sola/o es un acto terapéutico. Date un momento para ir con calma, seguir tu lista de cosas por comprar y recorre los pasillos detenidamente. Hazte consciente de los productos que verdaderamente necesitas y los que podrían esperar un rato más.

niña enloqueciendo por su algodón de dulce

Los consejos de mis amixes me han salvado la vida

Claro que he estado compartiendo por instastories todas mis anécdotas de independiente y mis amigos me han escrito un montón de consejos que quiero compartir por acá para replicar la energía de apoyo y buena onda.

Mi amigo Alejandro me escribió esto:

-Piensa en tu despensa por día y por quincena.

-Congela tu comida.

-Lava los trastes en la noche, tu yo del mañana te lo va a agradecer.

-Compra los plátanos más verdes para que te duren y ponles aluminio donde se agarran para que no maduren tan rápido.

Un día subí una historia a IG presumiendo los 4 kilos de manzana que había erróneamente había comprado y mi amix Belén me dijo esto:

Mana es mucha manzana jajaja hazla en ensalada y en snacks pa' que no se te quede

- lechuga, espinaca, cebolla morada, manzana y queso de tu elección

Aderezo: limón, mostaza, miel sal y pimienta y ámonosssss deliiii pa' cena o comida.

Yo siempre desayuno huevo en todas sus presentaciones

-Pan tostado o doradito con aguacate y huevo estrellado.

- huevo a la mexicana con tostaditas.

-chía remojada la noche anterior con manzana picada le puedes poner yogurt y fresas.

-dos huevos licuados con espinacas lo fríes como una crepa poquis sal y aparte pones a asar champiñones con pimiento o calabacitas queso Oaxaca y haces como un taco/quesadilla con eso.

-hot cakes de avena.

Y listoooo.

Daniela me aconsejó esto:

Llévatela leve porque la verdad esto de salir de casa de tus papás al principio es mucho, pero debes agarrar el ritmo después de un ratito.

Pues la onda es que los lunes hagas dos complementos de comida o tres.
Sopa, arroz y verdura asada, y ya dejas listas las porciones para una semana
y luego lo que hago es que cada día saco del congelador en la mañana la carne o el pescado o el pollo y lo dejo ahí para que se descongele. Cuando es la hora de comer ya solo caliento el arroz en el micro y las verdura y pongo a asar la carne o pescado o pollo
y yaaaaa.

Obvio le puedes ir cambiando a los complementos, osea en vez de arroz pasta o en vez de sopa, crema, no es tan difícil cocinarlos.

Puedes congelar casi todo, menos lo que tiene 90% agua, como la lechuga o sandía, se hace fea.

Los gastos básicos de mi super cada quincena compro carne, pollo y pescado y todo eso lo congelo.

Sheldon apuntando en su libreta

Encontré al amor de mi vida

Hablemos de los gastos inteligentes. Todos te dicen que no gastes tanto dinero en cocinas económicas pero hay veces que EL GASTO es necesario porque te tira paro con otras cosas, en mi caso: el tiempo que invertía en preparar comida ahora lo invierto en escribir mis artículos o lavar mi ropa, etc.

Hace poco, encontré una fondita deliciosa, una señora me prepara mi comida por la módica cantidad de $50 hasta la puerta de mi casa. El menú incluye:

-Agua de frutas

-Guarnición 

-Plato fuerte

-Postre chiquito 

¿yo? la más feliz. Nadamás escucho que va llegando la camioneta de la comida y en mi cabeza empieza a sonar la canción de Bendita tu luz de Maná.

La gloria.

Hay que tomar decisiones bien pensadas porque antes compraba bisteck, pechugas, verduras y demás alimentos que por falta de tiempo y de organización NUNCA utilicé (y se me echaron a perder).

El come galletas feliz 

Espero que después de leer todo esto, lleves una vida independiente más feliz, sin tanto estrés y disfrutando de esta nueva faceta en tu vida.

Se va a poner chido, confía en ti y en tus dotes de supervivencia.

Todo es para bien.

Etiquetas:
Foodie
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados