Aceptar los momentos complicados es parte fundamental de la vida.

Al principio odiaba la frase: Todo pasa por algo pero es real.

La vida tiene subibajas. Algunas veces te irás al fondo del océano y otras tantas estarás respirando tranquilamente en la orilla de la isla.

Nadie está exento. La clave aquí es aprender a surfear la ola y aligerar las situaciones que van llegando.

Comenzaremos hablando de Walter Elias Disney

Cuando era chico, Walter les vendía sus dibujos a sus familiares, amigos y vecinos y nunca ponía atención en las clases y prefería hacer garabatos en sus apuntes.

Su primera compañía fue un estudio de animación y películas en la ciudad de Kansas que vio sus últimos días en 1922.  Luego, Walt Disney vendió su cámara, su objeto más preciado para llegar a Hollywood con 40 dólares en el bolsillo y con una serie de fracasos a cuestas.

Disney creyó que no había razón para seguir con sus proyectos, él tenía la creencia de que era pésimo en la escuela y que jamás lograría fundar su compañía de animación y cinematografía.

Todo iba mal y aún así creó los Estudios Disney Bros en donde poco a poco fue tomando vuelo, hasta que creó en 1928 un personaje de caricaturas que revolucionó el mundo: Mickey Mouse.

Su primera aparición fue el 15 de mayo de 1928 en un cortometraje mudo y desde ese momento Walt Disney World ha sido imparable y hoy es una marca con un valor de $130 billones de dólares.

Si puedes soñarlo puedes hacerlo, recuerda que todo esto comenzó con un ratón.

Mickey Mouse en el maravilloso mundo de disney

Nicolas Cage y su fama de despilfarrador

El actor llegó a ser uno de los mejores pagados de Hollywood y acumuló una fortuna de 150 millones de dólares.

Sin embargo, sus cientos de inversiones inmobiliarias y caprichos como la compra del cráneo de un dinosaurio, redujeron su fortuna a 25 mdd.

Cage ha adquirido un total de 15 propiedades alrededor del mundo, entre las que se incluyen dos castillos en Europa y una isla privada en Bahamas  de más de 160, 000 metros cuadrados, que le costó 7 millones de dólares. 

Pero debido a sus problemas financieros, Nicolás Cage ha tenido que aceptar casi cualquier papel para pagar sus deudas y subastar algunos de sus bienes.

Poco a poco ha aprendido a invertir su dinero en causas benéficas y sociales. Donaciones como la de 2 millones que entregó a Amnistía Internacional para centros de rehabilitación y atención médica y mental, para niños soldados de países en conflicto armado, o la de un millón para las víctimas del Huracán Katrina en donde recibió un premio de las Naciones Unidas por su trabajo humanitario y el ser nombrado embajador de buena voluntad de la oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito. 

Nicolas Cage

La historia de Roi Shlomo

Él es fundador y director ejecutivo de Kale Me Crazy, una cadena de comida saludable de Atlanta, Estados Unidos que lo perdió absolutamente todo porque tuvo problemas para pagar la renta de su negocio.

Por un momento todo se vino abajo pero para generar ingresos, se puso a limpiar alfombras y a ahorrar todo lo posible.

Luego de dos años, un amigo le prestó dinero y junto con todos sus ahorros, levantó la cabeza y se propuso emprender una vez más.

Hoy tiene 21 tiendas en Atlanta y cinco en construcción en otras ciudades de Estados Unidos.

chica comiendo ensalada

Consejos que tienes que aprender de la bancarrota de Walt Disney, Nicolas Cage y Roi Shlomo 

Hacer dinero está padre pero también debes protegerlo una vez que lo hayas ganado.
A veces, la decisión correcta es guardar tu efectivo y esperar a que se produzca una buena oportunidad.

El mayor error fue que estos emprendedores se apresuraron a reinvertir lo que habían conseguido, con la esperanza de convertirlo en más efectivo.

Aunque siempre supe cómo generar efectivo, nunca lo valoré realmente hasta que lo perdí todo.

gatito aprendiendo con un libro

Hay que tomarse un tiempo para pensar. Si lo hubiera hecho, podría haber sido una de las personas que realmente ganó un montón de dinero en la recesión en lugar de perderlo todo.

Antes de firmar un contrato de arriendo, abrir una tienda o hacer cualquier otro compromiso comercial, debes evaluar el valor de tu negocio y determinar qué costos puede soportar.

Cuando estás entusiasmado con tu idea o te apasiona un lugar específico para una tienda, es difícil ser paciente y esperar a que todo se alinee.

Es fácil tomar decisiones equivocadas y terminar con las manos vacías.

En fin, para estos empresarios, actores y emprendedores, irse a la quiebra fue una de las experiencias más estresantes, dolorosas y aleccionadoras de sus vidas. Pero no lamento la experiencia en lo más mínimo, ya que me enseñó lo que necesitaba aprender para llegar a donde están en este momento.

Etiquetas:
Ahorro Metas
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados