Hablar de servicios funerarios no el tema de conversación para un domingo, mientras desayunamos. Mucha gente aún prefiere no tocarlo por respeto, por miedo o creencias.

En México celebramos la muerte en el mes de noviembre, recordamos a todos aquellos que se fueron dejando una gran huella en nuestra vida. ¿Pero qué paso antes de ponerlo en la ofrenda?

Empezaron las preguntas, ¿Y ahora que vamos hacer? ¿A dónde tenemos que llevarlo? ¿Qué trámites hay que hacer? Y la más importantes de todas, ¿Cuánto va a costar?