Si no tienes un ingreso fijo tienes que ser mucho más cuidadoso con tus gastos.
Hay que tomar en cuenta que a diferencia de un “asalariado”, deberás administrar y estirar tu dinero porque -evidentemente- no tienes un ingreso fijo cada quincena.

Pero cero pienses que NO tener un ingreso fijo es malo, la realidad es que también hay muchas cosas chidas alrededor de eso:

En primer lugar, no tendrás un sueldo tope. Puedes ganar lo que tú quieras y dejas de trabajar por un precio fijo por hora.

En segunda, tú serás tu propio jefe. Tú acomodas tus horarios y las rutinas de trabajo que mejor te queden.

Y en tercer lugar: Tú eliges tu oficina y tus clientes.

Si vas empezando con todo esto, te compartimos info sobre cómo sobrevivir (financieramente) en caso de no tener un ingreso fijo.

Mente visionaria

  • ¿Cuánto dinero quieres ganar en un año? Acuérdate que no se trata de sobrevivir. Tus ingresos como independiente deben ser los óptimos como para vivir tranqui y feliz.

  • ¿En qué empresas te gustaría trabajar/colaborar como independiente?
    Tomando en cuenta que la carga de trabajo de un independiente es volátil, tendrás que tener clientes que paguen bien y que además necesiten de tus servicios constantemente.
    Arma propuestas de trabajo ofreciendo tus talentos y comienza a venderte.

    Ejemplos para el mundo creativo: Fotografía mensual para “equis revista”.
    Escribir tres artículos a la semana para “equis editorial”.

  • Busca entradas seguras: Como mínimo ten un cliente “seguro”, de esos con los que tienes contratos largos y a parte de eso, busca otras entradas extra que complementen y alivianen tus gastos.

Define tu sueldo mínimo (y de ahí no te bajes)

Haz la cuenta de tus gastos fijos y con base en eso define qué cantidad de dinero tienes que ganar mensualmente (SI O SI).

Considera estos rubros:
1- Despensa mensual
2- Renta
3- Internet
4- Plan de tu teléfono
5- Por si te llegas a enfermar (seguro médico y medicinas)
6- Gasolina o transporte público
7-Comidas

Ahora. Una vez que calcules cuánto es lo que necesitas, define tu “cantidad de ingreso mínimo”.

Hay que saber cobrar

Una vez que contraten de tus servicios, arma un trato en el que ambas partes (el cliente y tú) ganen; y cuando digo “arma un trato” me refiero a hacer tu propio CONTRATO en el que especifiques cuándo te deben pagar y qué resultados vas a entregar.

“Aprender a  negociar” es una materia que todos deberíamos llevar en la universidad :( así nos ahorraríamos muchas broncas.

¿En qué momento puedes comprar tus gustitos?

Primero usa ese dinero para ahorrar y para construir tu fondo de emergencia.
Luego que ya tengas algo de dinero ahorrado (el 20% de tus ingresos de tres meses), procede a comprarte algunos gustitos y lujitos extra.

Ahorra fácil

Quítate la idea de que ahorrar es la cosa más complicada del mundo. Hazte consciente de tus gastos e ingresos, solo así dejará de ser difícil.

Te dejamos esta tablita del reto de las 52 semanas por si te gusta la idea.

Por cierto, te dejamos el link de DESCARGAS de Querido Dinero por si necesitas material de apoyo.

 

Etiquetas:
Empleo
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados