Por Aura Ramírez Cornejo

Una amiga se hizo un tatuaje que dice: “Family first”.
Cuando lo vi me quedé pensando en el valor de la familia para los mexicanos (porque no es la primera persona qué veo que se tatúa algo referente a sus más cercanos).

Luego pensé: ¿algún canadiense, londinense o japonés será capaz de tatuarse algo así?, fue tan grande mi duda que hice una investigación exhaustiva para saber de la ideología y costumbres de familias en distintas partes del mundo y un estudio de la ONU me confirmó que México se lleva el primer lugar en el top de: Los países más allegados a su familia.

Y luego reflexioné ¿eso es bueno o malo?
Por supuesto que el apego tiene sus pros y contras. Para que me entiendas mejor, te voy a explicar cómo está conformado el modelo familiar (financiero y social) en distintos países del mundo.

¿Cómo piensan las familias de Estados Unidos?

Son más liberales e individualistas (en la mayoría de los casos).

Los jóvenes se independizan pronto porque gran parte de las universidades estadounidenses son grandes ciudades aptas para que miles de jóvenes dejen su casa y comiencen a vivir en las instalaciones de la escuela.

La BBC dice que aunque Estados Unidos es una de las naciones más poderosas de mundo, es uno de los países en donde los ciudadanos ahorran poco.
Es importante señalar que se llevan el primer lugar como el país más emprendedor del mundo.

Las familias en Japón.

Este país es potencia mundial y la disciplina, el trabajo constante y el ahorro es lo que más destaca a las familias japonesas ¿suena bien, no?

Existe una técnica milenaria que se llama Kakebo (varias familias japonesas lo ponen en práctica) y consiste en hacer cálculos diarios para saber en qué están gastando y qué porcentaje de su dinero se les va en cosas innecesarias.

¿Cómo van las familias en Francia?

Las familias francesas se ven beneficiadas económicamente por parte del gobierno porque varios estudiantes cuentan con algo que se llama: “apoyo estatal para la vivienda” por parte de la Caisse d’Allocations Familiales (CAF).

Esta organización cubre una parte de la renta mensual de los estudiantes, sea cual sea la renta del inquilino, esta es una razón por la que los jóvenes se independizan a los 23 años aproximadamente.

En México, una persona vale más por la familia que forma que por lo que es individualmente

Afortunadamente esta manera de pensar ha disminuido con el paso del tiempo (porque no pasa absolutamente nada si decides no tener hijos o casarte joven) pero nunca falta la tía inoportuna que te dice que si tienes 25 años y no tienes novio ya “te quedaste a vestir santos”.

“En México, una persona vale más por la familia que forma que por lo que es individualmente”.

La cultura familiar de América Latina

Estudios de la BBC indican que el común denominador de América Latina es que es una población religiosa, fraternal y algo aprensiva.

Por cuestiones religiosas, en México se dice que hay que independizarse hasta que contraer matrimonio.

Y no lo digo yo, las cifras no mienten; Dada Room (una plataforma que te ayuda a encontrar tu casa y tu rommie ideal), indica que los latinos se independizan mucho más tarde.

Aquí los datos:

-Suecia: 20 añitos
-Francia: 23 añitos
-Estados Unidos: 18-24 añitos
-Brasil: 25 años
-Colombia y Chile: 27 años
-Argentina y México: 28 años
-Perú: 29 años, tsssss.

¿Qué tal los chinos?

Honor y trabajo duro.

Tomando en cuenta un estudio que lanzó la plataforma BillMo, este país se caracteriza porque las familias son de buen ojo para los negocios, piensan a futuro y esperan consecuencias positivas por lo que trabajaron.

Gran parte de la población china piensa que no hay tiempo que perder a la hora de ahorrar y evitan pedir préstamo a los bancos.

Ahora hablemos de Canadá

El ahorro para el retiro es algo que se tiene en la mente y la OCDE indica que las familias canadienses se sacan un diez cuando se trata de inculcar buenos hábitos financieros a los más jóvenes de la familia.
La puntualidad y honestidad son valores fundamentales para la mayoría de los que viven aquí.

No importa en qué parte del mundo naciste, eso no define tu futuro, puedes lograr grandes cosas siendo mexicano, japones o árabe.

Hay muchos estereotipos falsos en cada nacionalidad.

El reto estará en analizar la mentalidad general de tu familia (que se ha ido heredando de generación en generación).
Si no te gusta, será momento de romper esos patrones que no son de gran ayuda (como hacer préstamos entre familia, estar de pleito con tus finanzas o guardar el dinero debajo del colchón).

Recuerda: No hay familia perfecta pero siempre puede ser mejor.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados