En momentos de crisis, uno tiende a pensar (en automático) que todo se irá para abajo y que nuestro dinero desaparecerá.

Si quieres entrarle a las inversiones, procura eliminar estos pensamientos fatalistas. Identifícalos y suéltalos.

  • Voy a perder todo mi dinero invertido
  • Jamás voy a entenderle a las inversiones
  • Qué tal que invierto en alguna plataforma y después no podré sacar el dinero
  • Porque hay crisis no debería invertir.
  • Las inversiones arriesgan mi dinero y voy a perderlo para siempre

El tema de las inversiones puede intimidar, pero justamente este “miedo” es lo que te impide cruzar al otro extremo de esa isla desconocida que -indudablemente- mejorará tu relación con el dinero.

Lo primero que debes tomar en cuenta es que nadie sabe qué va a pasar con el mercado en el futuro con certeza absoluta.

chica escupiendo el té

En las inversiones, y específicamente en los valores como las monedas, el oro, las acciones, los fondos y todo lo que se comercializa en la Bolsa,  existe algo que se llama volatilidad y no debes tenerle miedo, es algo normal. 

La cantidad que tienes invertida puede subir o bajar su valor en repetidas ocasiones peeeero lo único que tienes que hacer es esperar y no retirar tu dinero en cuanto veas que tu ganancia está bajando. Eventualmente se recuperará.

Aiuda, estoy sintiendo ansiedad e incertidumbre en mis inversiones

Si no estás en situación de vida o muerte, no hacer nada es una buena decisión.
No dejes que el pánico te gane.

Uno de los errores más frecuente sacar tu dinero cuando el valor de tu inversión está bajando, si haces esto estarás “tomando” una pérdida virtual de tu inversión, pues que hoy baje su valor no precisamente quiere decir que jamás va a subir de nuevo. Otra mala práctica es tomar la pérdida de lo que se tiene en bolsa para comprar dólares, una decisión “muy común en los inversionistas con miedo”. Recuerda que en las inversiones a largo plazo, hay una tendencia positiva de crecimiento.

El mismo consejo va para los que tienen distintas fuentes de inversión (cetes, bienes raíces, rentas de algún bien inmobiliario, etc). No muevas tu dinero si cuentas con el dinero suficiente como para llevarla tranqui por 12 meses. ¡Las cosas pueden cambiar en un año! Tranqui.

Bob Esponja y Patricio corriendo asustados

La incertidumbre es inevitable

Con la incertidumbre nos encontramos ante situaciones que no sabemos medir ni prever. Sabemos que algo puede ocurrir pero no sabemos ni cómo ni cuándo ni dónde. La incertidumbre es inevitable. Acepta que así es la vida pero no dejes que ese sentimiento de “no tener todas las respuestas” te domine. 

La incertidumbre no se puede medir. Se pueden hacer previsiones o incluso especulaciones. Con la incertidumbre no se pueden establecer de forma transparente las opciones posibles.

¿La solución?

Prepárate para los tiempos de incertidumbre.

Pero ¿cóoooomo? 
Mira, cuando inviertes en el mercado (sobre todo en el de valores), debes saber distribuir tu dinero en instrumentos de riesgo (alto, medio o bajo) de acuerdo a tu perfil de inversionista.

Si no sabes nada de esto, haz este quiz: ¿Conoces cómo eres invirtiendo?

Rana René preocupada

El riesgo siempre va a existir pero puedes evitarlo

El riesgo es algo medible y por tanto es fácil generar previsiones para afrontar ese riesgo e incluso poner cierto remedio al peligro que podría llegar.

Pongamos un ejemplo. En una inversión existe el riesgo de no tener tanta ganancia en cuestión de rendimientos pero hay lugares en donde existe más riesgo (inversiones arriesgadas) y otros en donde no tanto (inversiones conservadoras).

chica inhalando y exhalando

Mantente abierta/o al cambio

Hazte consciente de que las cosas posiblemente no volverán a ser como antes. Concédete y ábrete a todas las posibilidades de cambio. Las cosas no están funcionando como antes, hay que afrontar el cambio y adaptarse porque sino la vamos a pasar mal. 

Por ejemplo: El rendimiento de Cetes hace un par de años era de 8% aproximadamente y ahora bajó a 4%. Ha habido varios cambios en las inversiones, sin embargo, los Cetes sigue siendo una gran opción para los inversionistas conservadores.

chica diciendo open-minded

El kit básico para rifar en tus inversiones

  1. Las inversiones que tengas se les llamará activos y tú como inversionista debes asegurarte que hay una buena combinación de estos para mantener el equilibrio y el crecimiento en las ganancias PERO ¡alto ahí!, invierte inteligentemente. 

    Comienza con una inversión reducida para no perjudicar tus demás gastos o compromisos. Es decir, no destines tanto dinero en miles de inversiones, ve poco a poco y luego, ya que te sientas más segura/o ve ampliando tu portafolio de inversión.

  2. Arma un presupuesto de inversión y checa qué onda con la rentabilidad de cada instrumento y el tiempo esperado del retorno de la inversión.

  3. Conoce qué es el riesgo cambiario.
    Son variaciones tanto negativas como positivas del tipo de cambio con el paso del tiempo.

    Es un volado y es imposible detenerlo. No está en nuestro control pero si hay que estar preparados para lo que sea que venga.

  4. Las preguntas clave que tienes que hacerte en cada inversión son:
    ¿Para qué estoy invirtiendo? y ¿Qué tanta incertidumbre estás dispuesta/o a tolerar?
    Una vez que la respondas, definirás tu meta y sabrás en qué tipo de activos tendrás que invertir.

Etiquetas:
Acciones CETES
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados