La pregunta importante es: ¿Qué es realmente esencial? Para responder esta pregunta es crucial comprender el principio 80/20.

Esta teoría es engañosamente simple pero enormemente poderosa. 

Repensemos el término “esfuerzo vs recompensa”

¿Alguna vez miraste hacia atrás en un trabajo en el que encontraste que la mayor parte de tu trabajo se logró justo antes de la fecha límite?

Quizás en los pocos días en los que casi se te acababa el tiempo y que estaba bajo presión lograste más que las semanas anteriores juntas. 

someone busy busy busy

¿Cómo se lleva a cabo este principio?

Muchas empresas han descubierto que el 20% de sus productos en realidad representan el 80% de sus ganancias.

Te pondremos un ejemplo tomando en cuenta un caso cotidiano:

La mayoría de los automovilistas son cuidadosos al manejar, mientras que solo el 20% es más descuidado y causa la mayoría de los accidentes. Este fenómeno se conoce como el principio 80/20 y aplica para todo en la vida: trabajo, relaciones personales, ganancias empresariales, etc.

Es decir, aproximadamente el 80% de los resultados del trabajo o producción son producidos por el 20% del esfuerzo del trabajo.

Si logras el 80% de tus resultados con solo el 20% de tu esfuerzo, significa que el 80% de tu trabajo es extremadamente ineficiente. Si pudieras eliminar este “desperdicio” de tiempo y reemplazarlo con las cosas que haces con el 20%, estarías multiplicando los resultados de tu trabajo.

El uso creativo del principio 80/20 puede ayudarte a aumentar tu eficiencia porque desviará tus esfuerzos de las tareas que solo tienen un pequeño impacto en tus resultados. 

Tom y Jerry cansado

¿Cómo comenzar a aplicar el 80/20 a tu vida?

Comienza por analizar tus esfuerzos en el trabajo y descubre qué parte de ellos son ineficientes. Es posible que descubras que pierdes el tiempo reflexionando y pensando en los posibles errores que podrías cometer. 

Deja de pensar en las  posibles fallas y ve directo a lo que quieres.

like con guante

Al reorganizar tu manera de ejecutar un proyecto, verás más eficacia en tus procesos.

Si quieres aumentar las ganancias en tu empresa o en la empresa que trabajas, optimiza la gama de productos de tu negocio.

Hazte esta pregunta:

¿Cuáles de tus productos están generando más eficiencia?

Clasifica tus productos por segmentos de ganancia y ventas y ahí te darás cuenta que el 20% de tus productos son los que generan el 80% de tus ganancias.

Aprovecha y amplifica esas ganancias del 20% para vender más de esos que son tus productos más exitosos.

Debes de tomar en cuenta que complicarse la vida no te hace en una empresa exitosa. Tener la cartera saturada de clientes tampoco es la mejor opción, según lo indica esta teoría, ¿por qué?

Se tiene la creencia de que mientras más productos vendes, generarás más beneficios pero la cuestión es que una amplia gama de productos requiere una logística más complicada, mayores costos e inversiones y mucho más trabajo administrativo que una gama reducida. Estos factores afectan el costo total de la empresa, posiblemente tendrás que desembolsar más dinero de lo que en realidad aportan los productos adicionales. 

Simplificar tu negocio reduce los costos. Si reduces y enfocas tu gama de productos, todos en la empresa pondrán mayor atención a los pocos productos importantes que se venden.

calculando y pensando en números

La idea es no hacer malabares con los cientos de productos que no se venden

Las empresas menos complicadas son las que más venden. Reduce costos y aumenta rentabilidad.

*en tu vida, tus relaciones personales, tu situación financiera y proyectos laborales*

Etiquetas:
Emprendimiento
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados