¿Dar domingo o no dar domingo? Terminaré pronto con el dilema. Cuando me preguntan: “Vale, ¿cómo aconsejas enseñar a los hijos a manejar el dinero?” nunca, nunca, nunca considero el Domingo o mesada como una opción. 

 

¿Por qué? En primer lugar, porque nadie tiene la misma actitud hacia el dinero regalado que hacia el dinero ganado. Y segundo, porque sería injusto suponer que los niños que no reciben mesada no pueden aprender a manejar el dinero, de hecho creo tienen mayores probabilidades de aprender a hacerlo mejor.

El objetivo del Domingo o mesada

Dicho lo anterior, recomiendo a los papás identificar cuál es su objetivo al dar domingo a sus hijos. Es válido, es un privilegio, y más adelante veremos las reglas del juego; solo quiero dejar claro que aunque no está en mi lista de recomendaciones, tampoco considero que sea una equivocación.

Para continuar, es necesario que los papás resuelvan: ¿Es un regalo? ¿Es una participación en la economía familiar? ¿Es un deber? ¿Es un premio? ¿Ha sido simplemente una costumbre? ¿Es para ayudarlos a construir su vida profesional o su patrimonio? ¿Es para que puedan tener una vida social al nivel de sus compañeros? ¿Es para que puedan comprarse sus dulces sin pedirme dinero en la semana?... Y ya que estamos reflexivos, también pueden preguntarse, ¿y qué mensaje está recibiendo cada hijo con el Domingo?, ¿qué significa el Domingo para cada hijo?

 

Es necesario que los papás identifiquen por qué dan domingo a sus hijos. 

También puedes leer: ¿Deberías motivar a tus hijos con dinero?

Las reglas del juego

Cualquiera que haya sido la respuesta en el punto anterior, las reglas del juego deben de estar claras, principalmente para los papás, después para los hijos. Y la primera regla como en cualquier juego es que los papás “son el Banco”: ellos tienen el control y la autoridad. ¡Es más, pueden ser hasta el Banco Central si quieren! y subir o bajar las tasas de interés como mejor convenga. 

 

Algunos leerán esto con ironía, pero es una realidad que la generación actual de papás tiene miedo de ejercer su autoridad. Hoy a estos papás les puedo decir con confianza: ustedes son la autoridad, son “el Banco”, y los límites que ponen a sus hijos aunque sus reacciones emocionales sean desagradables e incómodas, son necesarias y les dan seguridad. Ustedes no son tiranos si por el mayor bien de sus hijos no les dan Domingo un día, no es injusto, no les están inculcando una mentalidad de escasez. Es más, yo aconsejaría -en caso de elegir dar Domingo a los hijos- no hacerlo de forma periódica, sino unos días sí, otros días no, independientemente de que haya o no dinero para hacerlo. De esta manera los papás podrán darse cuenta de no estar formando “tiranitos” en casa que solo cumplen con sus responsabilidades cuando hay una recompensa monetaria. El niño debe de tener un abanico mucho más grande de recompensas que solo la monetaria, ésta yo la reservaría para actividades extraordinarias más allá de su deber. 

La primera regla como en cualquier juego es que los papás son "el Banco”: ellos tienen el control y la autoridad.

Escenarios

finta

Ahora veamos las oportunidades de cesar de repente el Domingo o no tener la costumbre de darlo. ¿Qué provocaría? El día que no puedas o no quieras dar Domingo, no lo hagas como un castigo, sustitúyelo con un consejo o una experiencia tan enriquecedora que tus hijos cuando sean grandes la recuerden como un gran aprendizaje que les dio su mamá/papá. Aprovéchalo como una oportunidad para desarrollar con tus hijos la creatividad, el asombro, la generosidad, la negociación, la libertad y la sana independencia de los recursos económicos. ¿Qué necesitan? ¿Cómo lo pueden conseguir? ¡Es más! ¿Cómo pueden conseguir ellos mismos el dinero que tú les das ese Domingo? ¿O qué hubieran comprado con ese dinero y cómo lo pueden conseguir ahora sin dinero? ¡La base de una buena negociación es construir alternativas!

 

La creatividad, la empatía y la negociación son habilidades del futuro según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID, 2017). Con ello quieren decir que con la revolución tecnológica, las habilidades laborales que seguirán siendo demandadas son estas tres. Y la creatividad y la negociación, además de la administración, se desarrollan mucho mejor cuando hay escasez. Así que no tengas miedo de no dar Domingo a tus hijos, hay una oportunidad mucho más valiosa -y quizá más costosa- que puedes aprovechar formar con ellos.

El día que no puedas o no quieras dar Domingo, no lo hagas como un castigo, sustitúyelo con un consejo o una experiencia tan enriquecedora que tus hijos cuando sean grandes la recuerden como una gran lección.

Hay muchas formas de premiar a tus hijos además de dinero sobre todo palabras de afirmación, tiempo de calidad y formar una relación personal con cada uno. ¿Qué pasaría si en lugar de dinero lo premias con una experiencia exclusiva mamá/papá e hijo en donde pases tiempo solo con él o ella sin sus hermanos? ¿Qué pasaría si una vez al mes pasan un tiempo particular con cada uno de sus hijos en lugar de darles Domingo? ¿Qué pasaría si dedican tiempo para explorar y experimentar diferentes profesiones, actividades, ideas de negocio o hobbies que les ayuden a conocer más sus talentos, gustos y deseos?

 

Las preguntas e ideas que expongo no son limitativas. Solo tienen la intención de comenzar una conversación que quizá muchos no se habían planteado antes, pero que estoy segura de que traerá experiencias nuevas, divertidas y enriquecedoras para todos. 

coach

También puedes leer: Cómo enseñar a los niños una sana relación entre el amor y el dinero.

 

Referencias:

Conferencia ¿Qué políticas públicas son más efectivas para que nuestra gente tenga las habilidades de los trabajos de mañana?, Banco Interamericano de Desarrollo, recuperado el 5 de septiembre de 2017.

 

 

 




Etiquetas:
Niños Educación
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados