Si te pones las pilas con tus finanzas y tu relación con el dinero, tendrás una gran fortuna y cero estrés.

Es por eso que el manejo adecuado de tus deudas es un factor determinante para vivir tranqui. Debes saber que endeudarte tiene dos caras, una buena que suma y otra mala que te hará llorar.

Aprende a identificarlas (por tu bien y por el bien del mundo).

chica feliz porque compró muchos zapatos

¿Qué son las deudas malas?

Las deudas malas son esas que te preocupan, que se te olvidan, que te cuestan de más y que te hacen perder tu dinero. Son la mayoría de las cosas que compras por impulso, a Meses Sin Intereses y cuando no te queda de otra.

Consejo muy importante: Si vas a solicitar una tarjeta de crédito o un préstamo personal, procura no ocuparlo para ir el supermercado, diversiones, restaurantes y ropa porque esas son cosas que deberíamos poder cubrir con nuestro ingreso mensual, sin necesidad de incurrir en un endeudamiento extra.

Si pides un crédito que no puedas pagar, tu capacidad de ahorro disminuirá. Si antes no podíamos ahorrar, pues ahora menos, porque del dinero que ganemos el próximo mes, una parte es para pagar cosas que ya compramos en meses anteriores y que ya disfrutaste.

Regla de Querido Dinero: Una deuda sana no debe pasar del 30% de tus ingresos.

pulgar arriba y de fondo nubes

¿Cómo identifico una deuda buena?

Una deuda buena consiste en pedir dinero prestado con el objetivo de adquirir bienes o realizar inversiones que nos van a reportar un flujo de dinero hacia nuestro bolsillo.

Es decir, la compra de cualquier bien cuyo valor va a aumentar con el paso del tiempo es una deuda buena. 

Por ejemplo:

  • Las casas de fin de semana (para rentar por Airbnb).
  • Las antigüedades (para subastarlas).
  • Los vehículos de época (para venderlos por un mayor precio).
  • Una hipoteca puede ser una deuda buena porque los bienes raíces tienden a subir con el paso del tiempo (tienen plusvalía).

Si una persona se endeuda para financiar un proyecto emprendedor y crear su propia empresa, esto también es una deuda buena porque con el tiempo, te traerá ganancias.

Rose de Titanic viejita

Ejemplos de deudas que pueden ayudarle a tu cartera

1- Cuando el interés que te cuesta es menor que la utilidad que genera.

Esto significa que está bien pedir un préstamo si vamos a utilizar ese dinero para hacer más dinero. Lo que debemos revisar es que el interés que nos cobran por prestarnos el dinero sea menor que la utilidad que nos generará la inversión.

persona sorprendida haciendo explosión con sus manos

2- Una deuda para multiplicar tu patrimonio

Se vale endeudarse para adquirir algunos bienes de largo plazo que pueden aumentar su valor con el paso del tiempo, de manera que en el futuro valdrán más de su precio inicial más el costo del crédito.

Consejos adicionales 

1- Prioriza tus gastos basándote en tus necesidades principales.

2- Si pides un crédito, revisa cómo andan las tasas de interés.

3- Sé disciplinad@ y échale ganitas con tus hábitos financieros.

4- Lee noticias financieras y económicas. Conoce cómo anda el mercado.

5- Utiliza tu tarjeta de crédito con cuidado y liquida tu saldo a fin de mes. No la veas como extensión de tu salario. ¿ok?









Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados