En Querido Dinero creemos que el ahorro es un hábito y que es posible ser feliz con menos, pero también creemos que podemos lograr cualquier cosa y que las metas nos ayudan a crecer.

Si alguna vez pensaste: quisiera tener un Tesla, pero no me alcanza...Tal vez te interese leer lo siguiente.

Esta es la historia de Steve Sasman, uno de esos “locos” que hacen que las cosas sucedan. En su blog, publicó una nota titulada “Cómo usé y abusé de mi Tesla”, en donde describe cómo transformó su deseo de tener un Tesla en una divertida aventura en la que prostituye el lujoso coche para sacarle provecho económico y no sufrir financieramente. Al final, Steve no sólo logró lo que quería (tener un Tesla), sino que además encontró modelos de negocio que se transformaron en empresas. Aquí te contamos cómo pasó todo:

“La mayoría de los autos que valen más de 2 millones de pesos son consentidos por sus dueños, sólo los sacan de la cochera para dar un paseo en un domingo soleado. Estos coches sólo los manejan los dueños, nunca se los prestan a la esposa y mucho menos a un extraño. Pero no mi pobre Tesla. Ese auto ha trabajado más que una mula.”  - Steve Sasman

Todo empezó en Agosto del 2014, cuando Steve compró un Tesla usado por $79,000 usd (originalmente costó más de $100,000) y decidió que le iba a sacar provecho. Así se veía el Tesla cuando apenas lo compró: Tesla color azul en un fondo de montañas Parte posterior de un Tesla color azul en un fondo de montañas En menos de dos años logró superar dos metas: 160,000 kms y 500 viajes de uber. Tablero de un tesla y una app de un celular Para poder pagar el auto, Steve decidió inscribirlo desde un inicio en Uber. Aquí un tweet de uno de los representantes de Uber en Flagstaff Arizona: Tweet de uno de los representantes de Uber en Flagstaff Arizona Y aunque tardó unos meses en poder entrar al servicio premium de Uber, UberBlack, su primer viaje durante el SuperBowl le dejó $225 usd, aquí nos cuenta un poco la experiencia:

Además, otra cosa sucedió en la semana del SuperBowl: Steve apareció en las noticias internacionales por rentar “el hotel más rápido del mundo” en AirBnb.

Sí, Steve puso un colchón en su Tesla, mientras estaba estacionado en su garage y aunque tuvo que rechazar algunos posibles inquilinos, logró rentar la “habitación” hasta por $385 dólares.

Cajuela de tesla, para usarse de hotel

La experiencia era extraña? Bastante. Graciosa? Demasiado.  Una idea de negocio real? Definitivamente NO.

 Sin embargo, toda esa exposición en medios fue suficiente para idear un nuevo proyecto: “El Viaje de Un Millón de Dólares en un Tesla”. Ese proyecto duró 4.5 meses en donde recorrió 44,442 kms a través de 48 estados de Estados Unidos y algunas partes de Canadá, en donde video-entrevistaba a gente interesante durante su camino. Además de conocer a muchísima gente interesante, Steve logró hacer el viaje más largo en un vehículo eléctrico y fué el primer dueño de un Tesla en visitar 200 estaciones de recarga SuperCharger. Aprovechó para escribir sobre “Los 11 tips para ir de road trip en un Tesla”.

 

Después de terminar el roadtrip, en 2015 Steve comenzó a rentar su Tesla en Turo.com, una plataforma estilo AirBnb pero para autos que además de conectar con los clientes, provee el seguro y se lleva un 25%. Considerando que Steve se dedica a negociar con rentas de vacaciones y tiempos compartidos, no tuvo problema en que otras personas manejaran su preciado Tesla. Posteriormente Steve regresó a Uber, aunque no era el gran negocio, a el le gusta manejar el Tesla, compartir su experiencia y compartirla con más gente. Además, Steve sugiere utilizar la opción de Uber de “commute”, la cual acepta únicamente a los viajeros que tienen recorridos similares a los de el conductor. De esta forma, se genera un poco de dinero llevando a personas a lugares cercanos a donde ya se dirigía. No recomendaría el servicio como única fuente de ingreso, pero sí como algo que significaba mucha diversión y le permitía seguir con la misión de Tesla:

“No hay mejor forma de expandir y acelerar el transporte sustentable, que trabajando un Tesla en plataformas como Uber, Lyft o Turo”

 Finalmente, Steve nos explica los números de su aventura (hicimos la conversión de unidades según el costo del dólar en febrero del 2017, pero Steve tiene los números originales en su blog):

COSTOS:

Costo del Tesla: $1,607,768 pesos Kilometraje: 56,327  Costo de uso regular por 104,607 kilómetros durante dos años:

  • Servicio anual: $12,210 pesos
  • 2 cambios completos de llantas: $34,597 pesos
  • Gasolina: pues no utiliza. Pero si gastó unos $20,000 pesos en electricidad.
  • Cambios de aceite: Hahahahhahaha
  • Cambio de frenos: Tampoco. El sistema de frenado regenerativo y la batería de Tesla hacen el trabajo.

Costo de uso regular: $66,807 Reparaciones durante los mismos dos años:

  • Cambio de batería 12v: $8,140 pesos
  • Reparación de jaladera: $20,351 pesos
  • Tapones de vista en chasis: $1,626 pesos

Costo de reparaciones: $30,117  Costo de Mantenimiento + Reparaciones: $96,924 pesos. Hay que considerar que el 104,607 kms es la distancia promedio de uso en 5 años, el Tesla de Steve lo hizo en sólo 2. 

GANANCIAS 

Uber: más de 500 viajes (en distintas modalidades de Uber) dando un total de $132,136 durante nueve meses. Ingreso promedio mensual de $14,682 pesos. Turo: más de 20 rentas durante 11 meses: $135,184. Ingreso promedio mensual de $12,289 pesos. AirBnb: 2 rentas que generaron: $9,551 pesos. Total de ingresos por el Tesla: $276,871 pesos. Si se divide esto en los meses de uso (2 años), se obtiene un ingreso mensual de $11,536 pesos.

Ahorros

Además, Steve hace un estimado de ahorros que logró al utilizar un Tesla, pues no pagaba gasolina y en ocasiones lo podía utilizar para dormir (porque el Tesla permite tener el clima o calefacción encendida incluso cuando el vehículo está apagado). En su roadtrip de 44,442 kms (la circunferencia de la tierra es de 40,074 kms), él estima un ahorro de $91,450 pesos. Y ¿cómo se ve el Tesla después de todo esto? Tesla azul en un fondo de montañas Interiores de un tesla Tesla azul en un fondo de montañasPara Steve, el Tesla aguantó bastante bien todo el desgaste. No necesitó comprar la garantía extendida y el auto funciona todavía a la perfección. Steve cree que los Tesla serán un cambio radical en la industria automotriz una vez que el público entienda que pueden comprar un super auto de $711,280 que les puede generar ingresos mientras ellos duermen o trabajan. Momento, ¿un auto que te genera ingresos sin esfuerzo y que te permite manejar como Checo Pérez en el fin de semana? ¡Suena bien! Aunque Steve no ha logrado tantos ingresos como para pagar completamente su Tesla, si ha logrado ciertos ahorros y ha generado un dinerito bastante interesante.  Además, Steve aprendió de esta experiencia y se volvió más activo en el modelo económico de compartir (sharing economy) a través de BuyingVacationRentals.com y TeslaRenter.com. Lee el artículo completo de Steve Sasman en Medium.

Tanto la revista Money como Forbes consideran a Sir John Templeton un inversionista sensato y exitoso. ¿Por qué? Por su inteligencia administrativa en las inversiones. Su reconocimiento internacional le llevó a portar el apodo de “decano de las inversiones globales”, y se le considera una de las figuras más importantes en la historia de la administración de inversiones. John Templeton y su organización, Templeton Mutual Funds, dieron al mundo excelentes consejos para una mejor cultura financiera en cuestiones de inversión, juntamos aquí los 10 principios de Templeton, que a pesar de haber sido escritos hace décadas, siguen manteniendo su vigencia y valor.

1. Invertir en busca de retornos reales

La única razón por la cual un inversionista decide hacer una compra es porque busca obtener el máximo rendimiento después de intereses. Es un objetivo claro y evidente. Cualquier estrategia de inversión que olvide las condiciones de los impuestos y de la inflación está incompleta y por lo tanto es riesgosa o inexacta.

Hay muchas formas de lograr invertir con rendimientos reales. Desde las más seguras como CETES, otras tradicionales como los Fondos de Inversión o como las Acciones en la Bolsa, e incluso a través de fintechs más modernas. Ahora es bastante sencillo y seguro invertir a través de plataformas P2P.

2. Tener siempre la mente abierta

La flexibilidad es característica del gran inversionista. Un inversionista de mente abierta es capaz de percibir los mejores resultados a largo plazo, ya que en lugar de comprar lo que está de moda y vender lo que no, es quien vende lo que está de moda y compra lo que no. El no casarse con estrategias o instrumentos financieros en particular, así como una gestión activa garantizan un buen camino.

3. No seguir a la mayoría

La única forma de obtener resultados que sean diferentes al resto, es hacer cosas diferentes al resto. No puedes hacer lo mismo que los demás y esperar diferentes resultados. Este principio también es cierto en la inversión y requiere de una entrenada fuerza de voluntad. A largo plazo, comprar cuando la mayoría está vendiendo, y vender cuando la mayoría está comprando, arroja mejores resultados.

4. Saber que todo está en constante cambio

El alza y baja en los mercados es permanente. Todo lo que sube tiene que bajar, y lo contrario también es cierto. Por lo tanto, hay que entender que la situación en la que se encuentran los precios es temporal, y si bien es verdad que algunos tipos de industria o instrumentos financieros pueden hacerse populares entre los inversionistas, esta popularidad es transitoria, y la baja de precios en la misma podría prolongarse en varios años.  

5. Evitar modas

En ningún momento. Cuando un método de selección o un instrumento en específico se ha vuelto popular entre los inversionistas tenemos una señal clara de que llegó el tiempo de cambiar. Cuando una manera de operar en particular se populariza el mercado reacciona de forma distinta, y por lo tanto deja de ser efectiva, y es una de las razones por la cual el mercado no trabaja con fórmulas particulares.

6. Aprender de los errores

Un comportamiento repetitivo puede arruinar cualquier plan de inversión y llevar a los inversionistas a la ruina. No está mal caerse, pero hay que saberse levantar y evitar tropezar dos veces con la misma piedra. Tomar nota de lo acontecido y reorganizarse.

7. Comprar en épocas de pesimismo

Cuando llueven las malas noticias nacen los grandes mercados, en tiempos de escepticismo crecen, maduran con el optimismo y mueren con la euforia. Cuando el pesimismo inunda los mercados es el mejor momento para comprar, y cuando los inversionistas entran en euforia es el momento ideal para vender.

8. Buscar valor de precios bajos

La única forma de hacerse de una excelente inversión en los mercados bursátiles es comprando lo que todos están vendiendo, económicamente al haber más oferta los precios se presentan más bajos. Lo que logra más rentabilidad es la búsqueda de valor, ya que la mayoría de los inversionistas se centra en buscar perspectivas y tendencias.

9. Buscar de forma global

Diversificar es una de las máximas más esenciales de la inversión. ¿Has escuchado eso de no poner todos los huevos en una sola canasta? Bueno, aquí este dicho toma sentido. El diversificar no te asegura el encontrar mejores opciones de inversión, el buscar y participar en mercados de otras naciones también diversifica el riesgo y da mayor seguridad al capital. 

10. Aceptar que no se puede saber todo

Es imposible que un inversionista tenga todas las respuestas. Una actitud presuntuosa es un camino inminente al desastre. Estar constantemente aprendiendo y trabajando con el mercado y sus reacciones es la única manera de invertir adecuadamente.

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados