El mercado financiero tiene reservado para ti un cocktail de más de 130 opciones de tarjetas de crédito, lo único malo del asunto es que todas esas tarjetas están revueltas en un enorme recipiente. Unas son más accesibles que otras, unas son peligrosas para ciertas personas y otras tantas son difíciles de entender. Por eso es taaaaan complicado elegir una.

Ponte a pensar. Al menos una vez en la vida te has tenido que enfrentar al ejecutivo de “X” banco que te está tratando de vender una tarjeta, y ahí estás tú, todo norteado, solo y triste sin saber qué decir, ni qué escoger.
¿Te ha pasado?

La tarjeta de crédito que te conviene según tu perfil

¡Tranquiiii! No saber de tarjetas de crédito es lo más normal del universo.
En este mundo tan amplio y tan poco explorado hay lugar para todos (los viajeros, los disciplinados, los primerizos y hasta los relajados).
Dale una leída a esta lista. Tu única responsabilidad será identificar qué tarjeta se parece más a tu personalidad y elegir la que te haga feliz.

La que te da buenas recompensas

  • Tarjeta Clásica de CitiBanamex
    Ésta va dirigida a personas de 28 a 35 años aproximadamente, con buen historial crediticio y con ingreso mínimo de $7 mil al mes.
    Te regala “puntos premia”, esto quiere decir que te reembolsan el doble de los puntos en tu consumo de gasolina toda la semana y el 5% de tus compras diarias.

    Cuando acumules tus primeros mil puntos, recibirás la queridísima Tarjeta Puntos Premia que podrás utilizar en cualquier lugar para pagar o retirar efectivo.

Para los básicos o primerizos

El perfil de todo millennial se adapta a la Tarjeta Azul de BBVA Bancomer.
Para tenerla debes ganar mínimo $6 mil mensuales y la anualidad cuesta $700 aprox.
El programa de recompensas de esta tarjeta se llama “Vida Bancomer” y te da el 9% de todas tus compras en puntos que podrás cambiar en comercios participantes y en viaje y punto (que es la agencia de viajes de Bancomer) *no olvides que tienes 13 meses para utilizar tus puntos*.

Y finalmente, te dan chance de diferir a 6 meses sin intereses toooodo lo que compres durante los primeros siete días.

La tarjetas que te pagan tus viajes

Tarjeta Volaris INVEX
Si estás buscando vuelos baratos te puede funcionar esta tarjeta.
Es simple, si haces movimientos con esta tarjeta, se acumularán puntos que se convertirán en ¡viajeees!

Va dirigida a personas que ganan $5 mil pesos mensuales, te piden historial crediticio y el segundo año te cobrarán $1,700 por la tarjeta.
Te dan el 1.5% de acumulación de tus puntos en el monedero Volaris, acceso a una salita
cool llamada: Salón Grand Lounge Volaris y traslado al aeropuerto para los que viven en la CDMX.

Para los que no quieren pagar anualidad 

Para los perfiles más prácticos que se quieran librar de las cuotas anuales les recomendamos esta tarjeta: American Express Básica, para empezar te pide ingresos mensuales de $10 mil, esto la convierte en la tarjeta más accesible de los productos que ofrece American Express.

No te cobra ninguna comisión y se sube al tren de los meses sin intereses pero tu línea de crédito sólo será de $11 mil 500, sólo recuerda que no podrás sacar ese dinero en cajeros automáticos

Para los que les encanta salir

Oro CitiBanamex Esta tarjeta te da preventas exclusivas en conciertos, festivales, partidos de fut y todo lo relacionado con Ticketmaster.
Tu ingreso mensual debe ser de $15 mil. También te reembolsa $7 por cada $1,000 gastados en la tarjeta. La anualidad te costará $980 aprox el segundo año.
Y puedes diferir gastos a 3 o 6 meses sin intereses en todo lo relacionado con viajes, salud y belleza.

Con tasa de interés baja

Para no complicarte la existencia, Platinum Banregio no te cobra anualidad, no necesitas hacer un gasto mínimo y te regresa el 1.25% de lo que gastes en efectivo y si puedes sacarlo en cajeros automáticos (este porcentaje es uno de los más altos de reembolso en efectivo).
Y puedes hacer transferencia de saldos de otras tarjetas de crédito para pagarlas y diferirlas
a 6 o 12 meses.

¡Tranquiiiii! No saber de tarjetas de crédito es lo más normal del universo.

Después de este arduo recorrido por el mundo de las tarjetas de crédito esperamos que le encuentres sentido a esta bonita reflexión:
Las tarjetas de crédito son como tus relaciones amorosas, -no te puedes ir con cualquiera sólo porque al inicio te pareció una buena opción-.

Que la fuerza te acompañe.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados