Cuando vamos al cine, es común encontrarnos al que tira las palomitas por todo el pasillo. El que llora. La que se ríe a carcajadas. El que contesta una llamada en plena función. Los que llegan tarde. Los que compran su súper combo pareja y los que meten comida de contrabando. En fin, toooodos nosotros hemos provocado que la industria cinematográfica sea un negocio muy rentable en nuestro país. De hecho México ya es el cuarto país con más salas de cine (sólo después de China, EUA e India) en el mundo.  Pero a todo esto ¿sabes cuánto dinero se te va en una salidita?

México ya es el cuarto país con más salas de cine (sólo después de China, EUA e India) en el mundo

¿Por qué no puedes dejar de gastar en el cine?

Cinema Cinemex y Cinépolis se han encargado de que “ir al cine” sea un deseo que se tiene que atender y para que caigas redondito, cada semana despliegan su jugosa cartelera, estrenos, sillones cómodos, combos y una gran producción. La táctica es simple: el costo de la entrada es de $70 pesitos, -nada mal para tu cartera-. El problema viene cuando te acercas al área de nachos, palomitas, dulces, refrescos y chocolates al por mayor. Ahí está el negociazo. El 40% de los mexicanos (en su mayoría, jóvenes de entre 15 y 29 años) se gastan en promedio $200 o $300 por persona en snacks (según datos del Estudio de Entretenimiento 2017 de Merca 2.0)

El 40% de los mexicanos se gastan en promedio $200 o $300 por persona en snacks

La mercadotecnia está acabando con tus finanzas

Palomitas El 70% de las películas que se proyectan en salas de cine van dirigidas a adultos jóvenes y los filmes que más se consumen son los de superhéroes, terror y comedia romántica (según el estudio de American Film Market & Conferences). Así que no es cuestión del destino, este tipo de películas se proyectan muy seguido porque -se vende y les funciona-. Y como sabemos que seguirás yendo al cine, te dejamos estas opciones para que te libres de algunos truquitos de la mercadotecnia: 1- Evita las ventas aumentativas Típico que te están atendiendo y te dicen: “por $7 más te llevas las palomitas grandes”. Suena buena idea pero no siempre te las terminas todas. Al final pagas y desperdicias más. 2- No le pongas extra queso a tus nachos. Sí, es doloroso pero no es necesario. Tu cuerpo y tu dinero te lo van a agradecer. 3- Cada día hay una nueva promoción pero nunca están a la vista. El reto está en echarte un clavado a la página de Cinemex y Cinépolis y hacer válidas esas escondidas promociones. Aprovecha los días que son 2x1, no olvides que los fines de semana suben los costos de las entradas, no tires tu ticket de compra porque suelen regalarte un boleto para próximas funciones, hay días que los combos son más baratos y si es tu cumpleaños te regalan palomitas. 4- No pagues de más por una película regular. Toma en cuenta que el costo de las entradas 3D o 4DX cuesta el doble o hasta el triple de una entrada normal. Si no es una película que destaque por sus efectos especiales, no tiene caso que gastes de más. 5- Si eres súper fan del cine, te conviene ser cliente frecuente. En Cinemex se hacen llamar, Invitado Especial y en Cinépolis te invitan a ser parte del Club Cinépolis. En ambas puedes acumular puntos por tus compras, te invitan a premiers y te dan varios descuentos por ser “cliente frecuente”. Cuidado, estas tarjetitas te pueden ahorrar una lana, pero si no la ocupas caerás en uno de los aterradores gastos fantasma. 6- ¿Conviene comprar boletos con anticipación? Cuando la película que quieres ver no está en las primeras opciones de popularidad, no compres los boletos por internet. En primer lugar, te van a cobrar recargos y en segunda, si la película no se llama Avengers Infinity War Vol. 3.1416, los boletos no se van a terminar. Para gastar un poquito menos, más vale ir directamente a la taquilla del cine. 7- Teníamos que mencionar a Netflix De vez en cuando, no está mal quedarte en casa, comprar unas palomitas de a $20, acostarte en tu sillón y cuidar de tu quincena. Además de Netflix, hay otras plataformas como YouTube, Prime Video, Claro Video, etc. y aparatos como Apple TV, Google TV, Roku, etc. que requieren una inversión inicial, pero después ofrecen un mundo de entretenimiento gratuito (y también la opción de comprar y rentar video). Esperamos que en esta temporada de nuevas propuestas, te lances al cine y disfrutes de las películas más taquilleras y también de las underground. En el cine todo se vale, si te hace feliz, está bien. (Quédate pendiente de nuestro próximo artículo en donde hablaremos por qué te conviene consumir cine mexicano). Por: Aura Ramirez Cornejo  

Etiquetas:
Historias

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados