La pregunta del millón es: ¿Por qué no dedicar esas primeras horas del día a la persona más importante de nuestras vidas?

Tal vez te parezca muy poético esto pero existe un reto que se centra en el enfoque hacia las metas que tenemos y las cosas que nos hacen sentir vivos.

Existe una hora en el día en la que el Whatsapp no suena, tu jefe/a no te está pidiendo resolver los pendientes, tu mascota no te pide salir a pasear, no se escuchan los claxons en la calle y tu atención es cien por ciento tuya y de nadie más.

El Profesor despertando a las chicas superpoderosas

La clave está en despertarse una hora antes

Existen muchos estudios en los que se dice que la hora ideal es despertarse de lunes a viernes a las 5 am pero este consiste en levantarse una hora antes de lo normal, es decir, a las 4 am.

El reto demanda en hacerlo durante 21 días ininterrumpidamente (sin contar fines de semana).

Y sí, sabemos que seguro estás pensando “¡No gracias, ni que estuviera loco/a!” pero antes de que pongas una barrera queremos decirte que el objetivo central de este reto no es que sufras y te lamentes por despertar temprano. La idea de esto es cumplir el legendario lema de las finanzas:

“Págate a ti primero con tu recurso no renovable más valioso en la vida, o sea, tu tiempo”.

Pasaron 21 días, luego 60, luego 90 y 5 años después sigo haciendo el reto que ya se convirtió en el hábito más efectivo de mi vida.

Niño aplaudiendo mientras está dormido

¿Qué pasa cuando queremos ahorrar?

Todo el mundo nos dice que ahorremos antes que cualquier cosa, cierto porcentaje de nuestro sueldo (en la mayoría de los casos se recomienda destinar el 10%).

Si eso hacemos con nuestras finanzas, ¿por qué no hacerlo con nosotros mismos?, ¿por qué no pagarnos con las primeras horas del día a nosotros mismos? ¿por qué no aprovechar esas horas para enfocarnos hacia las metas que tenemos o las cosas que nos hacen sentir vivos?

Tess Coleman despertando a Ana Banana

Los primeros días vas a estar cansado/a

Muy cansado/a y seguramente odiarás el reto porque despertar temprano es de las cosas más complicadas para la humanidad (no lo digo yo, lo dice la ciencia) pero una vez que domines esto, conquistarás tu mundo.

Lo primero que tienes que hacer cuando despiertes es:

1- No ignorar tu alarma

2-Estirarte lo más que puedas , tomar un té, café o lo que se te antoje. El chiste es que entre algo calientito a tu estómago.

3- Dedícale esas horas de la madrugada que ahora tienes a lo que es realmente importante para ti en la vida. Si no sabes qué es eso, ese tiempo será un buen momento para reflexionar acerca de lo que te gustaría hacer y por tiempo o mil actividades más, no lo has hecho.

4- Puedes dedicar esas horas para leer, escribir, estudiar, trabajar, bailar, hacer yoga, ir al gimnasio. Las horas son tuyas, aprovéchalas.

Homero Simpson se despierta a las 4 de la mañana

¿Y todo esto para qué o qué?

Este reto consiste en tener más enfoque en lo que realmente quieres para tu vida (tanto personal como profesional).

Se nos ha enseñado a ponerle atención a los pendientes del trabajo, al mantenimiento del coche, a las cuentas del banco, a los mensajes del whatsapp pero nunca a lo que nosotros necesitamos. ¿Ya te diste cuenta?

Tus niveles de productividad mejorarán porque a nivel cerebral, algo sucede cuando nos despertamos temprano para hacer cosas que nos gustan, todo esto genera nos hace generar dopamina y por consecuencia, nos sentiremos mucho más motivados y felices.

Haz la prueba, ve un día a la vez, no te auto castigues pensando que te costará demasiado trabajo despertar temprano por el resto de tu vida. Repito, ve un día a la vez y hazte amigo/a de tu alarma.

La niñera diciendo good morning everyone

A las 8 pm se terminó todo 

Que hayamos normalizado el hecho de estar disponibles las 24 horas no significa que sea algo ni normal ni saludable. Cuando entres a la oficina o quieras disfrutar realmente de tu tiempo libre, te aconsejamos que dejes de lado el impulso constante de consultar tu Twitter, Instagram, Facebook y Whatsapp para revisar las nuevas notificaciones.

Dale la vuelta a esa presión que nos ponemos a nosotros mismos al estar disponibles para los demás al instante. Edúcate a ti mismo y a tu entorno.

Cuando sean las 8 pm, apaga todo y descansa de los aparatos electrónicos. ¿Te suena imposible? Tal vez al inicio sí lo sea porque estás acostumbrado/a a otro ritmo de vida pero ve poniéndote un límite poco a poco y acostúmbrate a tus nuevos hábitos.

La razón por la que te estás despertando temprano es justo para desconectarte mucho antes de todo. Dedica tiempo a tu familia, ya no revises pendientes del trabajo, sal a caminar, lee, haz ejercicio y duerme temprano.

La clave está en dominar la primera semana y así tu cuerpo en automático te pedirá dormirte y despertarte temprano los días siguientes.

Etiquetas:
Metas
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados