El mercado del arte es un negocio muy atractivo para invertir y a la vez es un terreno desconocido para nosotros los mortales que no podemos decorar nuestra sala con cuadros de Pablo Picasso, Andy Warhol o Van Gogh.

La verdad es que entrarle al negocio de compra y venta de arte es una buena opción porque tu ganancia se encuentra depositada en un algo que además de cool, es único e irrepetible.

 ¿Por qué deberías animarte a invertir en arte?

1- Si lo vemos superficialmente te da “estatus”.
2- Una pieza de arte siempre inspira y hace que tu entorno mejore.
3- Cuando inviertes en arte se duplica el valor de la pieza o incluso se triplica (todo depende la antigüedad y características específicas).

“El arte puede cambiar cómo me siento en las mañanas. La misma obra puede cambiarme en distintas formas, depende de por lo que estoy pasando", David Bowie.

Lo que debes de tomar en cuenta al invertir en arte

  • Si una obra es vendida en una casa de subastas muy conocida (de renombre internacional), el precio de venta se toma como base para valuar otras obras que se encuentren en el mercado.

  • Es súper importante que los coleccionistas, compradores de arte, galeristas y los propios artistas mantengan los precios de sus obras.

  • Si vas a comprar arte, asegúrate que todo esté en regla.
    Los empresarios consolidados en los años 80s compraban piezas de arte para evadir impuestos, este truco consiste en comprar una obra de arte y pagarla en efectivo sin siquiera registrarla.

  • No necesariamente tendrás que gastarte todo tu dinero para comprar el Penacho de Moctezuma. Voltea a ver a los artistas emergentes y empieza por comprarle a ellos.

    "Puede pasar que un artista joven venda su primera serie en 5 mil dólares y al cabo de un año ya está cotizada en 150 mil”.
  • Compra con una intención clara. El artista al que le estás comprando la pieza debe tener una trayectoria sólida (por ejemplo: que ya haya expuesto su obra en algún museo, si ha visitado otros países gracias a su trabajo o si ya tiene alguna colección artística) y  la obra debe estar respaldada por una institución.

  • No compres una obra sólo porque está en tendencia porque la corriente puede desaparecer en un periodo corto y no dé tiempo a reinsertarla en el siempre volátil mercado del arte.

  • Visita de todo (casas de subasta, de particulares, galerías) y aprende de todas las corrientes artísticas que existen para que no te agarren en curva o te vendan algo que ni conoces.

Y sobre todo, siempre mantén el estilo. Haz que tu casa, sala u oficina se vean increíbles gracias a tu buen gusto.

#Likeaboss

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados