Mi vida era mucho más sencilla cuando era asalariada porque mes con mes me llegaba a la bandeja de mi mail mi recibo de nómina. Lo único que tenía qué hacer era abrir el PDF para saber cuánto dinero me habían quitado de impuestos y cuánto del IMSS.

Todo era simple y sencillo hasta que decidí lanzarme como freelance. Gracias a eso me vi en la laboriosa necesidad de ir al SAT para darme de alta como “persona física con actividad empresarial”. Sí, lo sé, esta descripción es cero amigable y agárrense porque mi situación se puso mucho peor cuando me enteré que mes con mes tendría que facturar y pagar impuestos a Hacienda, *inserte emoji de llanto*.

El paso a paso para entender cómo debes darte de alta.

Primero lo primero. Debes identificar qué tipo de persona eres tú:

Persona física: Para el SAT, es una persona que puede prestar servicios, rentar inmuebles, realizar actividades comerciales, trabajar por un salario, etcétera.
Persona moral: La conforma un grupo de personas, es una empresa, institución, organización, asociación, corporación o fundación.

Si eres freelance eres una persona física porque una empresa está requiriendo tus servicios y tú haces esos proyectos independientemente. Ahora que ya tienes claro eso, sigue estos pasos porque son oro molido:

    1. A fuerza tienes que darte una vuelta al SAT para que generes tu firma electrónica (recuerda que también es conocida como e.firma y FIEL, no te estreses).

    2. Si eres freelance y te van a pagar por honorarios no olvides que tu régimen fiscal será “servicios profesionales”.

      Si quieres saber qué otros regímenes existen, date una vuelta a la página del SAT

 

  • Ten a la mano la Razón Social de la empresa con la que estarás trabajando (básicamente es: el nombre completito de la empresa -con todo y el S.A de C.V-, el RFC, la dirección, código postal, teléfono y correo electrónico).
  • Pregunta cuál será el método de pago: Efectivo, cheque, transferencia electrónica de fondos, tarjeta de crédito, monedero electrónico, dinero electrónico, vales de despensa, tarjeta de débito, tarjeta de servicios, otro.
    Forma de pago: Pago en una sola exhibición o pago en parcialidades.
    Uso de CFDI: Gastos generales, por definir, adquisición de mercancías, etcétera.
  • Que te dejen claro qué porcentaje de tu sueldo te van a retener (eso es mejor conocido como el ISR)
  • Esta es una ley establecida por el SAT e indica que los freelances/honorarios tienen que disponer el 16% de su sueldo para pagarlo como IVA (Impuesto al Valor Agregado).

 

Teniendo estos datos a la mano, el siguiente paso es agendar una cita en el SAT y debes llevar estos documentos:

  1. Comprobante de domicilio (que sea el mismo que está en tu INE)
  2. Identificación oficial (con fotografía)
  3. Acta de nacimiento en copia certificada.
  4. Una memoria USB (esto es importantisisísimo porque aquí guardarán tu Firma Electrónica y la necesitarás para emitir facturas)

Luego te pedirán que llenes algunos formularios, se quedarán con un registro de tus huellas digitales y unas cuantas fotos de tu bello rostro.

Ahora ha llegado la parte más importante: Tienes que emitir un comprobante de cuánto es lo que cobrarás dependiendo de los proyectos que hagas.

Ejemplo, a mí me pagan quincenalmente, entonces debo generar 2 facturas al mes (la del 15 y la del 30) ¿Cómo se hace? Es muy sencillo, solo entra a esta página del SAT

Sigue estos pasos:
-Captura tu datos fiscales (RFC, nombre y datos básicos).
-Captura los datos para generar la factura (datos de la empresa a la que tendrás que entregarle tu factura)
-Sella tu factura
-Descarga el archivo XML de tu factura (estos archivos no hacen nada por cuenta propia solo son una forma de almacenar datos para que otros programas puedan leerlos fácilmente).
-Imprime y guárdalo. Es importante que lleves un registro de las facturas que emites.

Si de plano no le entiendes a la plataforma, saca una cita en el SAT, ellos te resolverán tus dudas.

Pero… ¿cuál es la razón de facturar o comprobar mis ingresos?

Sirven para describir el costo de tus servicios y en ésta se desglosan los impuestos correspondientes que tienes que pagar. O sea que el SAT/Hacienda no tendrá ninguna reclamación hacía a ti  porque eres un profesional que tiene todo en regla y que paga sus impuestos puntualmente.

¿Existe una parte bonita ante todo esto?

La respuesta es sí y la solución está en cuántas facturas emitirás en un mes.

El artículo 147 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) nos habla sobre las deducciones autorizadas para la declaración mensual para las Personas Físicas con Actividad Empresarial y dice que las deducciones autorizadas son aquellas que tú como freelance necesitas para desempeñar tu trabajo:

Aquí la lista de los objetos que sí se pueden deducir:

  • Equipo de transporte, equipo de oficina, equipo de cómputo, accesorios de software
  • Seguro de auto, seguro de Gastos Médicos
  • Papelería y artículos de oficina (accesorios de equipo de cómputo).
  • Impresión en tarjetas de presentación, publicidad en internet y en volantes, etc.
  • Adquisiciones de bienes de importación
  • Inversión en automóviles o arrendamiento de ello.
  • Donativos (autorizados por el SAT).
  • Las rentas de los inmuebles con recibo y pago excepto en efectivo (a menos que sea menor a $2,000).
  • Restaurantes
  • Gasolina
  • Taxi (Uber, Didi y los que se le parezcan).
  • Recargas telefónicas
  • Artículos de limpieza y cafetería
  • Mantenimiento de oficina (pintura, vidrios, pago de limpieza de oficina, llaves, plomería, etc.)
  • Honorarios profesionales (contables, legales, médicos, dentales, etc.), los honorarios médicos siempre deberán ser pagados con tarjeta, cheque o transferencia.
  • Luz, teléfono, agua, mantenimiento del local que utilice para su actividad.
  • Capacitación (cursos nacionales, extranjeros, estudio de idiomas, etc.)

¿Cómo le hago para pedir una factura?

Esta es la parte más fácil. Ten a la mano tu RFC, Uso CFDI, tu dirección, mail y tu razón social (o sea tu nombre completito).

Cuando vayas a cargar gasolina o a algún lugar que mencionamos en la lista anterior solo tendrás que decirle a los que te atienden:
-¿Me puedes facturar, por favor?

Ellos te dirán amablemente que les proporciones tus datos que ya te mencioné acá arriba y listo.

También, en tu ticket de compra viene la página web de la tienda en donde compraste para que puedas meter tus datos fiscales y generar la factura con tus propias manos.
En cualquiera de las dos maneras te llegará una notificación a tu Buzón Tributario del SAT.

Pagarás menos impuestos, si obtienes más facturas.

P.D: Nadie nace sabiendo y a veces tendrás que ir al SAT a que los expertos te resuelvan tus dudas o necesitarás contratar a un contador para que te ayude a hacer todas las operaciones fiscales antes mencionadas.

Me consta que quien inventó esto de los términos fiscales era alguien ultra aburrido, por eso es que hay que andarse con cuidado y no jugarle al vivo cuando se tratar de pagarle impuestos o tener una bonita relación con el SAT.

 

Etiquetas:
Emprendimiento

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados