Por Aura Ramírez Cornejo

Hoy hacemos un homenaje a todas las mamás mexicanas que nunca se cansaron de repetir esas frases, dichos, regaños y consejos que a nosotros como hijos nos caían como balde de agua fría.

El tiempo ha pasado y todas esos mensajes que un día fueron fastidiosas hoy empiezan a tener sentido. Por eso, es momento de analizarlas más allá de "un regaño" y empezar a adaptarlas en nuestra vida financiera. 

-¿Qué tengo la cara de banco o qué?

Utilícese en caso de que el novio o la novia (o alguien cercano) quiera acabarse tooooda tu quincena en un fin de semana.

-¿Y si lo encuentro qué te hago?

Las mamás tienen el súper poder de encontrar las cosas que nosotros ya habíamos buscado minutos antes. Cuando sientas que nunca encontrarás tus estados de cuenta, tus archivos de SAT o esa tarjeta que lleva perdida más de un mes, recuerda eso que tu mamá te decía y seguro lo encuentras.

-¿Este es el ejemplo que le quieres dar a tus hermanos?

Probablemente tus hermanos ya sean mayores pero debes saber que tu educación financiera tiene mucho qué ver con lo que viste en casa. Ahora analicemos esto: ¿eres buen ejemplo para los que te rodean? si la respuesta es -no-, nunca es tarde para enderezar el camino.

-No te quejes porque en esta casa frijoles y tortillas, nunca faltan.

Todos nosotros deberíamos tener esa capacidad que tienen las mamás para armar un buen platillo aunque haya poca comida en el refrigerador.
Ellas tienen el don de ahorrar inteligentemente. Si no encuentres qué comer en la despensa de tu casa, ponte creativo, seguro armas algo rico.

-Tú no te mandas solo, cuando te mantengas hablamos...

Y ese momento llegó para ti. La pregunta del millón es ¿estás tomando buenas decisiones financieras? o te gustaría que tu mamá estuviera ahí dándote un consejo oportuno para no regarla OTRA VEZ.

-¿Estás aburrido? Trae la escoba porque en esta casa hay mucho que barrer

El mensaje subliminal en esta frase es: Aprende a barrer, limpiar y lavar porque lo vas a necesitar (al menos que por ahora que no eres un millonario que tiene miles de personas a su servicio).

-Ahorita es ahorita

Si quieres entrarle al mundo de las inversiones, ahorrar, liquidar tus deudas y volverte millonario, empieza ahorita.

-A ver, qué parte del NO, ¿no entiendes?

Esto lo debes aplicar cada que vas a la sucursal del banco y los ejecutivos te quieren vender una tarjeta a la fuerza o cuando nos llaman mil ochocientas veces para vendernos oootra tarjeta.

-Como a ti no te cuesta nada

Esta frase no tenía sentido cuando teníamos 8 años pero en este punto de nuestra vida es cuando cobran sentido estas palabras dichas por nuestra madre.

Hoy tenemos que hacer que el rinda el shampoo, que la despensa nos dure toda la quincena, gastar poco dinero para las fiestas de fin de semana y llegar a fin de mes como todo un ganador.

-¡Deja de tomar tanto refresco por eso te llenas y no te acabas la comida!

Traducido al lenguaje financiero podríamos decir que no debes comprar y comprar y comprar cosas hasta el tope, debes ir dosificando el dinero que se va a tus “gustitos” para no terminar llenísimo de deudas.

-Mientras vivas bajo mi techo se va a hacer lo que yo diga

Ahora que ya tienes tu propio techo, sé exigente contigo y establece reglas que siempre vayan encaminadas a mejorar tu calidad de vida ¡nada de llenar tu despensa de pura cerveza ehhhh!  

-Te vas a caer… te vas a caer… ¡te lo dije!

Repite constantemente esta frase. Nunca está de más recordar todos los trancazos que nos dimos de niños al ignorar el: -¡te vas a caer!- de nuestras mamás.

Esperamos que esas caídas no se vuelvan a repetir en tu vida adulta.

-Cuando tengas hijos me vas a entender

Cuando esta frase empieza a tener sentido, ¡felicidades!, lo has entendido todo.

Después de leer esto, llámale a tu mamá y agradécele todas estas frases que alguna vez te dijo.

En Querido Dinero creemos que todos deberíamos tener esa fuerza inagotable (que tienen todas las mamás) para alcanzar nuestros objetivos profesionales, para liquidar nuestras deudas, cuidar de nosotros y ser gran ejemplo para todas esas generaciones que ya vienen en camino.

¡Gracias por todo mamá!

Etiquetas:
Temporada

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados