Te multaron por andar echando carreritas en Periférico, la licuadora se te descompuso, hay una gotera en tu casa, tu perro se enfermó y tu laptop cada vez está más lenta.

¿Te suena familiar?

Los gastos de imprevisto son algo muy común (y que se da más en las familias mexicanas).

Los eventos catastróficos al interior del hogar como la pérdida de empleo o por la presencia de una enfermedad o accidente grave entre sus integrantes pueden ser factores decisivos para desfalcar a las familias mexicanas.

Responde con toda sinceridad

1-Si tienes un accidente, ¿tendrías el dinero necesario para hacerte cargo de todos los gastos que esto implica?

2- Si tu auto se descompone ¿podrías pagar todo lo que implica el mantenimiento?

3- Si el SAT te avisa que debes un montón de lana ¿podrías liquidar tu deuda?

4- Si de la nada te enfermas del estómago ¿tienes el dinero suficiente para ir al doctor y comprar medicinas?

5- Si hay goteras en tu casa ¿podrías solucionarlo?

Si respondiste “NO” la mayoría de las veces, te urge un fondo para emergencias.

Datos que dan mieeeedo (INEGI)

  • El 53% de los mexicanos no ahorran para imprevistos (un tercero tendría que hacerse cargo en caso de que fallezcas o de tener algún gasto fuerte).
  • Los gastos de imprevisto más comunes y que desfalcan a las familias mexicanas son: reparación del automóvil, accidentes vehiculares, enfermedades, pagar la universidad, consulta médica inesperada, fallecimiento de algún familiar y viaje inesperado.

  • Alrededor de 83 por ciento de los mexicanos tiene una actitud positiva frente a la vida y piensa que nunca se va a enfermar o tener un accidente.

  • Más del 50% carece de ahorros, inversiones o seguros para ello.

¿Cómo sobrevivir ante los gastos de imprevisto?

Separa el dinero para tus gastos fijos

Es todo eso que debes pagar sí o sí:

-Colegiaturas

-Renta de la casa

-Servicios generales

-Despensa

-Comida

-Gasolina-transporte

-Deuda (crédito) 

Ubica cuáles son tus gastos variables

-Ropa nueva

-Un viajecito

-Un concierto

-Mantenimiento del auto

-Todo gasto “extra” y que no es urgente.

Después de que definas cuáles son tus gastos físicos y cuáles son los variables, delimita cuánto dinero te sobra.

Tomando en cuenta la regla del 50-30-20, debes destinar 30% de tus ingresos al ahorro, es decir, tu fondo de emergencia.

La idea es juntar 6 meses completos de tu sueldo actual para sobrevivir ante los gastos de imprevisto.

6 consejazos para cuidar tu fondo de emergencia

La CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) aconseja:

  1. Ahorra lo suficiente para vivir bien los próximos 6 meses
  2. Cumple con una meta de ahorro (tú la defines, todo depende de tus gastos fijos y variables).
  3. No dejes de ahorrar
  4. Si no es una emergencia, no lo toques (ir al próximo festival de música o comprarse un vestido nuevo no es una emergencia).
  5. Mantén tu dinero disponible (no lo dejes en instrumentos que te obliguen cubrir ciertos plazos)
  6. No lo guardes debajo de tu colchón (guárdalo en una cuenta bancaria, por ejemplo).



¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados