Comprar casa es uno de los más grandes sueños de toda persona. Sin embargo, tener un hogar propio va más allá de elegir el inmueble perfecto o encontrar un crédito hipotecario apegado a tus necesidades. Existen gastos iniciales que debes contemplar antes de dar ese gran paso, ¡toma nota!

1. Enganche

Mujer con llaves de una casa nueva

Este pago inicial es uno de los más importantes, toda vez que se paga directamente al vendedor del inmueble. El enganche es un gasto del que nadie puede escapar al solicitar un crédito hipotecario, debido a que las instituciones financieras sólo prestan del 80 al 90% del valor de la propiedad. 

Lo ideal es aportar entre el 10 y el 30% del valor del inmueble. Recuerda que entre mayor sea el enganche, menor será el crédito —y por ende, la mensualidad—.

2. Gastos de investigación

Will Smith con una lupa de aumento

Este gasto abarca la investigación de datos generales y antecedentes crediticios de la persona que solicita un crédito. Además, engloba gastos asociados con la verificación del inmueble para corroborar que se encuentra en condiciones de ser comprado.

La buena noticia es que existen instituciones financieras que no cobran gastos de investigación. Antes de elegir el crédito hipotecario para ti, considera este factor.

3. Avalúo

Niño confundido contando en una libreta

Se trata de una estimación sobre el valor de la propiedad, es decir, brinda claridad sobre el valor real de un inmueble. Una vez que el crédito hipotecario es aprobado —y que elegiste el inmueble ideal—, se asigna una unidad de valuación, encargada de contactar a la persona que te está vendiendo el inmueble para realizar una visita y levantar el avalúo.

El notario utiliza el avalúo para determinar los impuestos a pagar. En tanto, la institución que otorga el crédito lo usa para determinar que el inmueble sí tiene el valor de mercado que dice el precio de compraventa.

4. Gastos notariales

Homero firmando papeles

Este rubro contempla las escrituras del inmueble, los honorarios del notario que las realiza, impuestos de adquisición y derechos de registro. En general, el monto se estima en el 7% del valor del inmueble. Sin embargo, sólo puede conocerse el costo exacto después de ejecutar el avalúo.

¡Ojo! Existen jornadas notariales que ayudan a reducir hasta un 60% el gasto de escrituración.

5. Comisión por apertura

Señora de la tercera edad contando dinero

Finalmente, pero no menos importante, existe la comisión por apertura. Como su nombre lo indica, este pago cubre el costo de los trámites de apertura del crédito. Algunas instituciones financieras permiten financiar este gasto en el plazo del crédito. De ser así, no tienes que preocuparte por dar este pago inicial.

Así como ocurre con los gastos de investigación, es importante que analices si el crédito de tu interés te permite ahorrar en este rubro. 

Consejo: Te recomendamos elegir una institución financiera que no penalice por pagos adelantados, con el fin de pagar tu crédito hipotecario antes del plazo establecido, si así lo deseas. 


Ahora sí, ¡estás listo para solicitar tu crédito hipotecario y estrenar tu nuevo hogar!

Etiquetas:
Inmobiliario Metas
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados