México es por excelencia uno de los países en los que se arman los mejores festivales y conciertos. Datos de la CONDUSEF indican que los mexicanos son los que más van a conciertos en Latinoamérica.

Los mexicanos son los que más van a conciertos en Latinoamérica.

El 38% de los mexicanos han asistido por lo menos una vez en su vida a festivales “largos” como el Vive Latino, Corona Capital o Pa’l Norte y aproximadamente el 46% de las personas compra boletos para ir a dos o tres conciertos al año. Ya haciendo cuentas ¿si es una lana, verdad?

Los gastos en un festival de música

Monedas-1231 En comida, gastamos en promedio entre $500 y $800 por concierto y el sueño de todo comprador es adquirir sus boletos en las primeras fases en las que liberan las entradas, pero lamentablemente muy pocos son los audaces que logran esa labor. Se podría decir que sólo la cuarta parte de las personas pueden comprar boletos a buen precio. Es triste, pero muy cierto, si no te pones trucha tendrás que comprar tus boletos en la Fase 129 (o sea hiper caros). Suponemos que eso pasará, por eso te dejamos la lista de lo que sí tienes qué hacer para ahorrarte tiempo y dinero en estos maravillosos y a la vez caóticos -festivales musicales-.

1.- Aquí comienza la guía de supervivencia para ahorrar tiempo y dinero

Festival-Colores-13
Reserva ya, ahorita mismo.
Para los que vienen de otra ciudad tienen que saber que lo primero que tienes que hacer es reservar el hotel o Airbnb en donde te vas a hospedar (para que no termines durmiendo en un Mcdonalds o en una banca en la calle). Hazlo pronto porque las zonas cercanas al festival se llenan de gente en busca de un lugar para dormir. Tu pasaje de ida y regreso ya tiene que estar listo. Verás, si el festival empieza un viernes y termina un sábado, regrésate justo el día en el que termina el evento (o sea el sábado). No gastes tu dinero en una noche más de hospedaje, puede ser cansado pero en el transcurso del viaje de regreso puedes dormir un rato.
Batería portátil para tu celular ($200-$400)
Los instastories, las miles de fotos y los mensajes de whatsapp acabarán con tu pila, la mejor idea es llevar una pila portatil que te salvará para volver a encontrarte con tus amigos.
El Camping (Tienda de campaña para dos personas $1,000- $3,000)
El Festival Internacional del Globo en León Guanajuato es uno de los eventos en donde pagas un poco más para tener acceso al área de camping. Recuerda ubicar súper bien tu casa de campaña porque entre tantas, es muy difícil identificarlas y sitúate a una distancia considerable a los baños.  Montar la casa de campaña es parte de la experiencia pero eso puede quitarte mucho tiempo, así que antes ve un tutorial para que no llegues en blanco.
Reserva tu energía para los dos días
Si no conoces a todos los artistas que estarán tocando, tómate un break, siéntate un rato, come algo o ve al baño. Aprovecha el tiempo y dosifica tu euforia. Si lo das todo el primer día, seguramente en el segundo día cargarás un cruda de aquellas que prefieres olvidar.
Cuidarte del sol ($300- $700)
Los festivales de música se diferencian de los conciertos convencionales porque en primer lugar no están techados, duran gran parte del día y además tendrás que correr de un escenario a otro. Tus ojos te agradecerán que cargues con unos lentes de sol y tu piel con algo de bloqueador solar.
Tenis cómodos
Llévate esos tenis por los que no llorarías si les cae cerveza o si se llenan de lodo. Por nada del mundo se te ocurra llevar zapatos altos o sandalias porque te vas a cansar cien veces más rápido.
Abrígate solo si es necesario
Si vas a algún festival urbano (Vive Latino, Pa’l Norte, EDC), no te empeñes en cargar una chamarra que ni ocuparás, sólo lleva algo que te tape los brazos en caso de que la temperatura baje. En el caso de los festivales en donde necesitas acampar (FIG de León) tendrás que ir más equipado porque en zonas boscosas el clima tan frío de madrugada no te dejará dormir (sleeping bag $500 y cobertor $600)
Traza tu ruta desde antes
La música a todo volumen y la euforia de los asistentes no te dejarán recordar qué onda con el line up y los horarios en los que tocará tu banda favorita. Lo ideal es que desde antes armes tu ruta y ubiques bien los escenarios para no perderte en el mar de gente.
Punto de encuentro
En algún momento del festival te vas a perder o te vas a separar de tu bolita. El método de la pulsera o gorra vistosa nunca falla. Créenos, esta idea es algo ridícula pero te ahorra mucho tiempo. De cualquier forma, define un punto de encuentro con tus amigos en caso de que de la nada, alguien desaparezca. Parque-Diversiones-13
Botellas de agua
No podrás entrar al festival con botellas de agua. Los termos y botellas de plástico se compran adentro (dependiendo de tu sed, pero échale unos $100-$200), en cuanto las tengas, puedes rellenar en los bebederos. Te saldrá más barato que comprar y comprar botellas de agua todo el tiempo.
Solo efectivo, por favor
Tus cuatro tarjetas de crédito, tu membresía del gym y tu credencial del centro comercial no tienen nada qué hacer en un festival de música ¿estás de acuerdo? En estos eventos casi siempre hay cajeros disponibles pero ya te imaginarás cómo están las filas. Lo mejor es llevar dinero físico y repartido en un par de lugares, por si llegas a perder tu cartera, que no se pierda toda tu vida.
Transporte
Siempre que hay un concierto, las calles se paralizan. Así que hay tres opciones: a) te sales antes de que la tarifa dinámica suba y el viaje a tu hotel te salga más caro b) te esperas una eternidad hasta que todo el tráfico disminuya c) No vas Independientemente de la opción que elijas, trata de compartir el gasto del transporte con otros amigos. Y ya que hablamos de transporte, hay varios tour que te venden: Boletos los dos días + transporte ida y vuelta + hotel + seguro del viajero (Los más confiables los puedes encontrar en la página oficial del festival).
No lleves más de lo que necesitas
En los festivales de música limítate a llevar solo lo necesario: tu cartera, tu teléfono y ¡tus boletos! A veces es bueno llevar algunos extra, pero evita cargar de más: - Una cangurera ($300) - Un papel de baño ($10) - Impermeable -todo depende de la probabilidad de lluvia, sino ni lo lleves- ($100) Uno vez leído esto, lo único que queda hacer es correr de un lado a otro, cantar a todo pulmón y festejar que eres ya formas parte del 46% de los mexicanos que viven los conciertos a lo grande. Por: Aura Ramírez Cornejo

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados