No podemos entrar a tu cabeza e instalar un chip que te ayude a no comprar cosas innecesarias pero sí podemos darte la guía básica para modificar tus hábitos.

Adquirir bienes es el núcleo de la economía y del crecimiento laboral. Qué padre que se compren cosas pero tomarse un descanso del consumismo no hará que el mercado financiero se derrumbe. 

Ahí te van algunos consejos:

Aguántate 24 horas

¡Altoooo! Respira y cuenta hasta diez. Tómate el tiempo para pensar si es bueno comprar eso que tenías pensado. Separa al objeto de las razones emocionales iniciales por las que quieres adquirirlo y detente a pensar si en realidad necesitas eso.

Para artículos grandes como electrodomésticos o muebles, tómate un mes para ver si la compra sigue siendo importante para ti.

Un caso de la vida real:

En marzo me dieron ganas de tener un reloj muy pro, el nuevo que parece un brazalete y no necesita conexión con un teléfono inteligente. Durante cuatro días lo deseé con todas mis fuerzas. Y luego ¡puuuum! ya no lo quería. Recuerdo que mis padres trataron de darme una lección cuando era niña: si deseas algo, espera un poco. Es probable que ese sentimiento se desvanezca.

hombre haciendo magia con las manos

No compres si estás enojado/a o triste

Cuando estoy triste, salgo a comprar ropa o libros o comida para distraerme, ¿te ha pasado? Muchas veces lo que compras no responde a una necesidad sino a un impulso. Cada vez que quieras comprar algo, piensa si realmente lo necesitas o si no tienes algo con lo que puedas suplir ese objeto.

Leí este fragmento en un artículo de The New York Times y me hace todo el sentido del mundo.

Las cosas que compramos una y otra vez son una especie de capa gruesa de vaselina untada sobre un cristal: podemos ver algunas siluetas, claroscuros, pero debido a nuestro constante deseo por aquello que seguimos anhelando nos perdemos de los detalles de la vida.

No compres para llenar vacíos.

bebé triste

Reutiliza lo que ya tienes

Si te dispones a dejar de comprar, puede que te lleves varios alegres descubrimientos en casa. Por ejemplo: Supongamos que se te acabó el brillo para labios  y supongamos que esta vez no saldrás a comprarte uno nuevo, ahora has decidido buscar en los cajones de tu escritorio y en las bolsas de tus abrigos y pantalones para darte cuenta que tienes 5 brillos para labios esparcidos por tu casa y que no es necesario comprar más.

Revisa bien, seguramente en tu casa hay varias cosas que tienes olvidadas que podrías utilizar ya mismo sin necesidad de comprar extra.

Dale una revisada a tu ropa, libros, artículos de cocina, despensa, zapatos y vas a ver.

Termínate los productos que ya tienes en casa. No compres por comprar, recuerda que acumular recipientes llenos de “poquitos” sólo llena tus espacios de cosas. 

shut up and take my money

Aguas con los subidones y bajones en las compras

La mayoría de los artículos que compras solo te brindan alegría temporal. Solo debes recordarlo la próxima vez que estés a punto de comprar algo que no necesitas.

Gasta si es una deuda que te ayudará a crecer y deja de usar las tarjetas de crédito para todo.

Ejemplo: Si estás pensando comprar una laptop cara para hacer tus diseños y mejorar en tu chamba, HAZLO. Esa deuda te servirá para seguir ganando dinero pero si te endeudas con la tarjeta de crédito para comprar otros tenis edición limitada de Bad Bunny pues igual no sea la compra más meditada y cuidadosa que hayas tenido.

No salir de compras te ahorra una cantidad de tiempo impresionante.

rollercoaster movimiento

Haz una lista de lo que no puedes dejar de comprar

Lo esencial, lo que de verdad necesitas para vivir.
Ejemplo: Comida, artículos de aseo personal, medicamentos en caso de que los necesites, etc.

En este rubro no entran “gustitos” como ropa, servicios de streaming, pan dulce jajaja, etc.

Debes hacer conciencia respecto a lo que de verdad necesitas y tener esta lista de cosas que sí debes comprar (porque realmente lo necesitas).

Lo demás, puede esperar. 

Respira.

Mejora tus hábitos de consumo.

Etiquetas:
Ahorro
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados