El Plan de Supervivencia diseñado por Jim Rickards en su libro “La Gran Caída” tiene como objetivo orientar a los lectores a proteger sus ahorros, poner a salvo su patrimonio y salvaguardar a la familia de la peor crisis financiera.

Jim Rickards. - abogado, científico, economista, historiador, escritor y editor del newsletter financiero mensual Inteligencia Estratégica, muestra una visión que se aparta de la sabiduría convencional de Wall Street y que propone alternativas diferentes para proteger nuestra economía de ahorros de un colapso total.

En su libro “La Gran Caída: Cómo hacer crecer su riqueza durante el colapso que se aproxima”, Jim Rickards detalla cómo se desencadenará la nueva crisis mundial, cuáles son las monedas que perderán totalmente su valor, y cómo podemos proteger nuestros ahorros, patrimonio y ganar más dinero ante este escenario.

Pero, ¿Por qué estamos padeciendo hoy día una crisis financiera?

Muchos han visto sus ganancias y ahorros evaporarse delante de sus ojos. Pocos se han recuperado, pero volvieron a caer. El sistema monetario pareciera colapsar cada 30 o 40 años y ya han pasado alrededor de 40 años desde el último colapso en 1971, cuando se terminó la convertibilidad del dólar con el metal. – elcapital.pe

Para comprender por qué estamos en problemas hoy, el autor analiza dos crisis que ocurrieron en el pasado: Se trata de la crisis de 1998 y 2008.

En el año 1998, uno de los mayores fondos de cobertura llamado “La Gestión de Capital a Largo Plazo” hizo muchas inversiones riesgosas en el mercado de derivados (formas sofisticadas de juegos) la cual, estuvo a punto de causar una gran crisis financiera. Cuando Wall Street y el Banco Central de América se dieron cuenta de la gravedad del problema, tuvieron que salvar el fondo de cobertura, de lo contrario, los principales bancos colapsarían bajo el efecto dominó.

En el año 2008, el problema era mucho mayor. La FED (Reservas Federales del Estado) tuvo que intervenir salvando a los bancos y principales instituciones financieras, la FED redujo las tasas de intereses a cero.

Pero para Jim Rickards - “Esto no significa que el sistema va a colapsar mañana por la mañana. Sin embargo, estamos al final de tal período y entonces no deberíamos sorprendernos si colapsa nuevamente”, “La Gran Caída”, pág. 9.

 Hoy, no existe la confianza en el mercado. Todos los inversores quieren tener su dinero de vuelta. Desde el pánico vivido en el 2008, las autoridades comenzaron a imprimir billetes, pero esa solución no funcionó para el año 2018 en adelante. La moneda se consideró sin valor y los mercados simplemente cerraron.

Ya para los años 2018-2020, el Grupo de los 20 poderes principales, el G-20, abolió todas las monedas excepto el dólar y el euro. El dólar por efecto, se convirtió en la moneda de América del Norte y Sur. Europa, África y Australia utilizan el euro. El ruasia era totalmente nuevo, era una combinación del viejo rublo ruso, yuan chino y el yen japonés, y fue adoptado como la moneda local en Asia.

Por otro lado, había una nueva moneda mundial llamada DEG o derechos especiales de giro. Sin embargo, son utilizadas sólo para arreglos entre países. Ya para el año 2020, todo el oro del mundo fue confiscado y, colocado en la caja fuerte suiza, su objetivo era sacar el metal completamente del sistema financiero para que no pudiese ser utilizado nuevamente como moneda.

Para entonces, la inflación estaba fuera de control y las élites de poder sabían que la confianza en el papel moneda se había perdido. La única forma para restablecer el control sobre el dinero, era confiscando todo el oro posible.

Entonces, ¿Cuál era la solución? -  Aquellos que vendían cerca del precio más alto su oro, estaban capacitados para comprar tierra u obras de arte, lo cual las autoridades no podrían confiscar. Pero, para los menos afortunados, aquellos que nunca habían tenido oro, vieron sus ahorros, ingresos por retiro, pensiones y pólizas de seguro convertirse en polvo una vez que comenzó la hiperinflación.

De allí, surge la famosa regla de los tres tercios para proteger las riquezas. Esto es, invertir un tercio de la riqueza en oro, un tercio de la riqueza en arte y un tercio de la riqueza en tierras.

¿Y por qué oro, arte y tierras?

Porque son métodos de inversión y ahorros al momento que ocurra cualquier desastre como: guerras, revoluciones comunistas, caída de la moneda o crisis monetarias, etcétera. También, porque no son digitales y no pueden liquidarse con computadoras y, su valor es intrínseco (es decir, su valor es único, no depende de las circunstancias).

  • Este tipo de estrategias de preservación de riqueza, no están sujetas a los impuestos actuales.
  • La diversificación de cartera de inversiones, son sólidas frente a varios tipos de shock aún si estos eventos no pueden predecirse con exactitud.
  • El oro siempre se le reconocerá algún valor a donde vaya y se puede transportar con relativa facilidad.
  • El arte también puede transportarse con facilidad (cuando se trata de cuadros, lienzos, piezas pequeñas o medianas) y actuará como un refugio de valor a largo plazo. Es decir, se revaloriza con el pasar de los años.
  • Y la tierra (que no son edificios ni edificaciones majestuosas), hacemos referencia a la tierra que puedes trabajar, a esa que resistirá con el paso del tiempo y siempre será posible recuperarla, o al menos intentarlo.

Estrategias de Protección y Generación de Riquezas

(OroyFinanzas.com) – Como la inflación y la deflación son las dos caras de una misma moneda. La inflación se caracteriza por el aumento de precios, mientras que la deflación se le define por una bajada de los mismos.

Una y otra actúan sobre la estabilidad de los precios y afectan a las decisiones diarias de consumidores e inversores. 

Por ello, Rickards crea un plan de supervivencia con estrategias de protección y generación de riquezas:

  • Utilizar la “Estrategia Barbell”. –Toda tesis, tiene una cantidad de elementos. Uno de esos elementos es que hay un forcejeo entre la inflación y la deflación. Eso confunde a muchas personas porque entienden una o la otra, pero les resulta un desafío considerar ambas cosas al mismo tiempo. Para su cartera de inversión, eso significa tomar un “enfoque Barbell”, es decir, contar con algo de protección en ambos extremos, tener protección contra la inflación y la deflación, y algo de efectivo en el medio, todo al mismo tiempo porque es lo mejor que puede hacer ante esta clase de incertidumbre.
  • Seguir las indicaciones y advertencias. – Hay técnicas de inversión que se pueden aplicar para comprender los mercados de capitales y mirar todo desde un panorama mucho más amplio. Para Jim Rickards, existe el 100% de probabilidad de que ocurra un resultado, y una probabilidad del 0% para el resto. El arte de aplicar esta técnica de inteligencia en sus inversiones requiere de: conseguir los resultados correctos posibles, luego averiguar las indicaciones y advertencias útiles. Cuando note un indicador particular, sabrá que está en su camino.
  • Preservar la riqueza ante la guerra financiera. – Siempre existe la posibilidad de lanzar un ataque financiero, como producto de las guerras. Es posible que los inversores no sean capaces de cambiar este estado peligroso del mundo, pero no están indefensos cuando se trata de preservar la riqueza. Una modesta asignación de activos invertibles a oro físico como mencionamos anteriormente en la regla de los tres tercios; esto, ayudará a preservar la riqueza frente a una crisis financiera.
  • Tener un Fondo de Inversión Inmobiliaria. – Los fondos de inversión inmobiliaria o REIT, son ideales para mantener parte de su riqueza en formato no digital. Esto puede significar dinero físico, oro físico, obras de arte o tierra. Estos son los activos que no pueden ser eliminados por la guerra digital o los ataques a la red eléctrica.
  • Refugio seguro con bonos del tesoro. Como las condiciones en el mercado de bonos puede cambiar velozmente, se creó un fondo de inversión de gestión activa, la cuál es la mejor forma de invertir los bonos del tesoro.
  • La última forma de tener “efectivo en el mercado financiero”. – Además del dinero de emergencia guardado en algún lugar seguro, hay opciones para mantener a salvo la parte de su patrimonio que tiene en efectivo. Estas opciones, son: el WHOSX y el SHY. – El WHOSX es una protección contra la deflación, con riesgo y recompensa. El SHY es más parecido a una bóveda de dinero en efectivo (es como tener efectivo en una caja fuerte dentro de una cuenta en un bróker).
  • Los riesgos de poseer BITCOIN. –Las llamadas criptomonedas como Bitcoin tienen dos características principales en común. La primera es que no las emiten ni regulan ningún banco central ni autoridad reguladora única. Se crean de acuerdo con ciertos algoritmos informáticos, que se emiten y transfieren a través de una red de procesamiento distribuido utilizando un código de fuente abierta. La segunda característica en común es la encriptación, de ahí su nombre particular de “cripto”. Es posible observar transacciones que tienen lugar en la llamada cadena de bloques, que es un registro maestro de todas las unidades y transacciones monetarias (la identidad de las partes que realizan las transacciones se esconde detrás de lo que se cree que es un código irrompible). El futuro con la Bitcoin y criptomonedas es incierto. Pero, puede llegar el momento, más temprano que tarde, en que algunas empresas de tecnología Bitcoin justifiquen, el interés de los inversores en función de su posible rol en el futuro de los pagos y, otras formas de transferencia de riqueza. Y tú, ¿opinas lo mismo?

Hay muchas estrategias de supervivencia que se pueden utilizar. No estás indefenso. Cada individuo es capaz de administrar su propio dinero, aunque sepa poco de finanzas. Definitivamente, puede anticipar la crisis utilizando las señales de advertencia presentes en la actualidad y echarle una miradita a las crisis del pasado.

Este artículo tiene fragmentos esenciales del libro “La Gran Caída” de Jim Rickards, al igual que el análisis de múltiples entrevistas y blogs financieros, para el estudio y comprensión de las estrategias y planes de supervivencia ante la crisis expuestas por el autor. 

Etiquetas:
Historias
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados