Andar por la vida como hoja al viento está bien (de vez en cuando).

Cantar la canción de “Lo más vital” de El libro de la selva (no le hace mal a nadie).

Actuar como si nada te importara y llevar una vida libre de lo no-esencial (está chido).

Soy de la idea de que uno debe ser equilibrado con su vida. No debemos a llegar al extremo de “me vale todo” pero tampoco vivir preocupados por saber qué es lo que va a pasar mañana.

El chiste de la vida se encuentra en los objetivos que uno se pone y las metas que vamos alcanzando. 

 

Lo mismo pasa en el mundo del dinero. Las metas financieras son elementales para cualquiera que quiera crecer.

¿Por qué te conviene tener metas financieras?

1- Te das cuenta de cómo van tus niveles de progreso

2- Si tienes metas claras te costará menos trabajo tomar decisiones.

3- Tener un objetivo es sinónimo de empuje y motivación.

4- Sabes hacia dónde quieres llegar.

5- Una meta te cambia el chip y te mejora.

6- Te mueves de tu zona de confort.

Metas financieras que debes tener en el radar 

La regla de oro: No te pongas metas que sabes que no podrás alcanzar. Tu meta no debe provocarte estrés.

Corto plazo

¿Qué es lo que quieres lograr (financieramente hablando) en un año como máximo?

Ejemplos:

-Ir al banco para checar que tus cuentas bancarias estén libres de deudas.

-Ver los movimientos de tu estado de cuenta

-Dar de baja esa tarjeta que ya no utilizo

-Comprar ese libro que tanto quieres

-Comenzar a invertir en Cetes ($100 a la semana).

-Viajar a Oaxaca (Delimitar cuánto necesitas para irte)

-Comprarte una nueva lavadora (o lo que sea que necesites inmediato).

-Comprar brocha y pinturas para pintar tu casa.

-Hacer tu testamento

Mediano plazo

Son objetivos que piensas cumplir en el lapso de 1 a 5 años.

En las metas de mediano plazo tienes chance de juntar dinero para ir sobre un objetivo en específico.

-Comprarte un modesto departamento en la CDMX, amueblarlo y luego rentarlo por Airbnb.

-Ir a Nueva York y comprar ropa en la Quinta Avenida

-Contratar un Plan Personal de Retiro 

-Pagar el enganche de un carro (qué modelo y cuánto costará)

-Cursar una maestría (especifica de qué)

-Terminar de pagar algún crédito (cuánto dinero tendrás que destinar a esa deuda).

Largo plazo

Son los objetivos que quieres cumplir en cinco años o más.

Piensa en la vida que quieres vivir.

-Emprender un negocio (cafetería, cowork, heladería o casa de cultura, etcétera).

-Viajar a la Muralla China 

-Vivir en otro país (especifica en cuál y por qué quieres vivir ahí).

-Obtener más ganancias con el dinero de tus inversiones (Cetes, Plan Personal de Retiro, rentas de Airbnb, etcétera).

-Trabajar en ______ (por qué y para qué)

-Tener una fundación (de qué)

-Comprar una nueva casa o departamento

Determinar tus metas financieras no es cosa sencilla, no es algo que puedas armar en un par de minutos. Tómate tu tiempo, piensa en qué es lo que quieres a futuro y haz todo lo que está en ti para lograrlo.

Tu yo del futuro siempre te va a agradecer que hayas decidido organizar tus metas financieras.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados