Esta es la historia de ‘ALGUIEN’ demasiad@ despistad@ que no tenía idea de que un pequeño vampiro l@ acompañaba a todos lados.

El vampiro travieso aparecía en las reuniones familiares, en las comidas del trabajo, en las fiestas de los fines de semana, la fila del banco y ni qué decir de las citas románticas.

Al poco tiempo, ese ‘alguien’ comenzó a sentir cansancio, estrés y desesperanza. Sentía que su vida financiera se le estaba yendo de las manos y no entendía por qué.

Resulta que el vampiro había multiplicado su poder y mutó en 3 fases:
Vampiro energético, gasto vampiro y vampiro financiero.

¿Te suena?, seguramente no porque ese ‘ALGUIEN’ despistado que describimos al principio ERES TÚ.

Sigue leyendo para romper con esta clásica leyenda de los gastos vampiro que no te dejan en paz y que te absorben dinero y energía.

Vincent Prince Halloween

¿Cómo identificar los gastos vampiro?

Aquí algunos ejemplos:

  • El almacenamiento de objetos o ropa que ya no usas pero que conservas por sentimentalismo.

    Por ejemplo: Tu Vochito que ya no ocupas pero que tienes estacionado afuera de tu casa o tu refri viejito que no quieres vender porque fue el primero que te compraste en tus tiempos de universitario.

    Hay que entender que en nuestra casa hay muchos objetos que nos hacen gastar más por el simple hecho de ‘mantenerlos con nosotros’, por eso, hay que soltar todo eso que nos roba espacio y dinero.

No dejes que tu dinero se estanque, hay que dejarlo fluir.

Diferentes carros a través del tiempo

  • ¿Sientes pesadez y estrés cada vez que revisas tu estado de cuenta?
    Seguramente es porque tienes cargos no reconocidos, porque no te llevas bien con tu banco o porque otra vez te están cobrando un seguro que no solicitaste.

    Hay que ponerse list@s y tomar el control de esta situación porque tu desmotivación y apatía irá incrementando hasta acabar con tu energía.
    Elmo se desmaya
  • Cuando tu cuerpo y mente detectan un gasto vampiro (gastos que no tenías previstos), en automático te sientes desganad@, apátic@, frustrad@ y sin ganas de nada porque -una vez más- la volviste a regar.

    Es común que los gastos vampiro se presenten por tu falta de organización.
    Por ejemplo:

    1- Dijiste que ya te ibas a mudar del departamento donde vives pero no lo hiciste y como no te organizaste con tu caser@, a la mera hora te aviso que te iba a cobrar más de renta.

    2- Se te olvidó que este mes tenías que verificar tu auto y ahora tienes que pagar una multa por retardo.

    3- Vino tu primo lejano y para quedar bien, te lo llevaste a comer a la zona más nice de tu colonia pero la cuenta superó tu presupuesto.

    4- Compraste cigarritos y papas para saciar tu ansiedad.

Señor moviendo las manos

Es común que los gastos vampiro se presenten por tu falta de organización.

  • Seguramente hay vampiros energéticos dentro de tu casa, por ejemplo: cuando se te olvida apagar las luces cada que sales de casa o cuando dejas el enchufe de tu cargador conectado toda la noche, etcétera.

    Ojo con eso porque son gastos extra en el recibo de luz que puedes evitar.

Si desenchufas los dispositivos cuando no están siendo utilizado eliminas cualquier potencial pérdida de energía.

Cuídate de los vampiros financieros

Los vampiros financieros son los que absorben toda la energía de su presa hasta dejarlo debilitad@. Ojo, todos hemos sido vampiros financieros, al menos una vez en la vida (inconscientemente, en la mayoría de los casos) así que abre bien los ojos y haz memoria porque puede que tu vampiro financiero esté más cerca de lo que crees. 

Los vampiros financieros están hambrientos de personas que:

  • Dicen que ‘sí’ a todo 
  • Difícilmente ponen límites
  • Pagan todo
  • Les gusta quedar bien con los demás
  • Gastan mucho en regalitos
  • Tienen un relajo con sus finanzas
  • No llevan un registro de sus gastos
  • Se dan vuelo con las tarjetas de crédito 

Los vampiros financieros tienen el poder, consciente o inconscientemente, de ocasionarles cansancio, inseguridad y desgano a sus víctimas. 

Chica llevando carrito del super

En pocas, estamos hablando del típico ‘date’ que nuuuunca quiere poner ni para la propina o tus sobrinos que te piden mil cosas cada que salen al super, la tía que no pone para la comida de las reuniones familiares o el que pide prestado y nunca paga, etc…

Ahora que ya sabes cuáles son los vampiros energéticos, los gastos vampiro y los vampiros financieros, muéstrale la puerta de salida y vive libre de todo eso que te roba la energía física, mental y financiera.

 

Etiquetas:
Ahorro
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados