Cuando a uno le rompen el corazón compra Kleenex para secarse las lágrimas.

Cuando a uno le rompen el corazón escucha canciones tristes para sentirse aún más triste.

Cuando a uno le rompen el corazón compra helado.

Cuando a uno le rompen el corazón no sale de su casa, ve películas y usa pijama todo el día.

Emma Stone llorando con un bote de helado

El negociazo del marketing con los corazones rotos

Todas estas actividades comunes que solemos hacer cuando "nos rompen el corazón" son tácticas del marketing que se alimentan de los corazones rotos.

Una cosa es la ruptura. El duelo. El que ya no funcione una relación de manera orgánica y otra completamente diferente es toda la algarabía que solemos montar una vez que termina una relación.

Todo esto lo hemos aprendido en series, películas, programas de tv y demás ejemplos de la cultura pop.

Cada quien tiene su proceso. Algunos somos más intensos, otros no tanto. Algunos compran cheves y salen con sus amigos, otros prefieren quedarse en casa y comer helado pero, ponte a pensar: ¿hasta qué punto la publicidad en los medios de comunicación nos han hecho creer que para “superar” a alguien se tiene que hacer todo un ritual post-ruptura?

¿Y si la mayoría de las cosas que hacemos son una estrategia de consumo que benefician a las grandes empresas?

Jimmy Fallon diciendo right

La gente gasta más cuando se siente triste

Y no lo digo yo, lo dice la ciencia. Se dice que cuando alguien está triste tiende a desatar una serie de reacciones en cadena. La tristeza hace que las personas se centren más en sí mismas, sintiendo que ellas y sus posesiones valen muy poco. Ese sentimiento incrementa la disposición a gastar más, para hacerse sentir mejor.

Si tienes el corazón roto y ya te diste cuenta que estás gastando a lo loco. Obsérvate y hazte estas preguntas:

  • ¿De verdad tengo el corazón roto o solo quiero cambiar cómo me siento?
  • ¿Qué emociones  o pensamientos te están llevando a sentirte mal?
  • ¿Cuándo emergen las emociones que te resultan problemáticas? 
  • ¿Cómo te sientes después de haber gastado solo por impulso?
  • ¿Qué te hace sentir más fuerte o más débil?
  • ¿Cuánto tiempo hace que tienes estos sentimientos y de qué manera podrías sentirte mejor?


animación de preguntas

Sácale provecho a ese corazón roto

Olivia Rodrigo (la adolescente más escuchada de todos los tiempos) tenía un novio. El chico se llama Joshua Bassett, ambos se conocieron en el rodaje de la serie High School Musical The Musical y todo era perfecto hasta que Bassett se empezó a interesar en otra chica y decidió terminar la relación con Olivia.

¿Resultado? Nuestra querida Oli (pa’ los cuates) de verdad estaba extremadamente triste y sí, lloró, comió helado y escuchó canciones tristes para sentirse más triste PERO en todo ese tiempo de duelo, se la pasó escribiendo canciones desde el piso de su habitación.

De todos esos textos de desahogo, salieron 11 canciones. Canciones que hoy las encuentras en su álbum: Sour. El álbum que llegó al número 1 del  ranking Billboard 200. El álbum que colocó a Olivia como la cantante con más reproducciones y más de 295 mil ventas de discos en EUA.

olivia Rodrigo tweet de que está triunfando en la vida

A los hombres también les rompen el corazón

Robert Pattinson, -el actor de Crepúsculo-, mantuvo una relación con su compañera de filmación Kristen Stewart. La pareja terminó su relación porque Kristen tuvo un romance a escondidas con el director de Blancanieves, Rupert Sanders.

Lo que Pattinson hizo fue, recordarle a sus fans que el amor verdadero sí existe, que posiblemente no se encuentre en todos lados pero que sí se puede construir si ambas partes de la relación está en la misma sintonía:

“Mis padres se conocieron cuando mi madre tenía 17 años y mi padre 25, todavía están juntos y parecen muy felices. Crecí creyendo que dos personas pueden estar juntas toda su vida”.

Edward y Vela

Lo que debemos de aprender de los cuadros de Frida Kahlo

Diego Rivera era un loquillo, estaba “enamorado” de Frida Kahlo pero le gustaba salir con más personas. Su amor era tóxico, distante y con poca responsabilidad afectiva.

Un día Frida se hartó de eso y le escribió una carta:

Diego: Escribo esto desde el cuarto de un hospital y en la antesala del quirófano. Intentan apresurarme pero yo estoy resuelta a terminar esta carta, no quiero dejar nada a medias y menos ahora que sé lo que planean, quieren herirme el orgullo cortándome una pierna.

Sufrí mucho, la vez, todas las veces que me pusiste el cuerno, ¿Cómo cayeron en tus enredos? cómo carajos le haces para conquistar a tanta mujer si estás tan feo.

No pretendo causarte lástima, a ti ni a nadie, tampoco quiero que te sientas culpable de nada, te escribo para decirte que te libero de mí, vamos, te «amputo» de mí, sé feliz y no me busques jamás.

Después de esta “despedida”, Frida siguió pintando. Varias de sus obras estaban inspiradas en Diego, de hecho, una de sus pinturas más famosas es el “Autorretrato con collar de espinas”, lo hizo en 1939 justo cuando se había divorciado de Diego Rivera

Ella se pinta en esta obra con un collar de espinas que se hunden en su pecho, en representación del divorcio. De las espinas cuelga un colibrí muerto con las alas extendidas. El gato negro sobre su hombro simboliza la mala suerte. En el otro hombro pinta el mono que le había regalado Diego y, sobre su pelo, las mariposas representan la resurrección.