El éxito de la riqueza no depende de las aptitudes o técnicas de ahorro que aprendimos en casa o la escuela, radican en los patrones de pensamientos que tenemos arraigados en nuestra mente inconsciente.

De eso trata el libro de “Los secretos de una mente millonaria”, así que este texto te dará una radiografía y panorama claro de cómo es que se ve una mente que no tiene broncas con su dinero.

Las experiencias de la infancia y los modelos a seguir le dan forma a estos patrones de pensamiento e influyen en nuestro comportamiento que afectan de manera directa a nuestros niveles de riqueza.

Por ejemplo: Hay personas que transforman todo lo que tocan en oro.

Otras tienen mucho dinero y lo tiran todo por malas inversiones y hay quienes están siempre en bancarrota. 

Algunas personas están programadas para tener riqueza, mientras que otros están programados para tener un nivel de ingresos promedio o bajo.

Kim Kardashian diciendo que es billonaria

La teoría del termostato

Las ganancias de las personas, rara vez terminan siendo diferentes de los niveles que fueron establecidos en su niñez porque su subconsciente lo regula como si fuera un termostato.

Por ejemplo:  Si su termostato está ajustado demasiado bajo, pasará que cuando te llegue dinero extra, harás todo lo posible para gastarlo a lo loco.

Pero en cambio, si tu termostato está configurado en un nivel muy alto, o sea, en el de la riqueza, de inmediato compensarás cualquier escasez de dinero ahorrando y usualmente procurarás que tu capital crezca.

La pregunta importante aquí es: ¿En qué posición está tu termostato?, ¿tiene un nivel alto o bajo?

La mayoría de las personas están programadas para tener un ingreso bajo, muchos tienen el potencial de volverse “ricos” pero muy pocos lo logran que su capital perdure.

Señor Burns y Liza Simpson platicando

 

¿Cómo piensa una mente millonaria?

Primero que nada deberás descartar tus viejos patrones de pensamiento y reescribirlos.

Nuestros patrones de pensamiento están formados por ideas que nuestros papás nos enseñan sobre el dinero. Nuestras mentes son como computadoras. Nuestros programas más importantes fueron instalados en nuestra niñez y los patrones más arraigados vienen de nuestras primeras impresiones. Las cosas que escuchamos decir a nuestros padres de niños de manera repetida sobre el dinero se archivaron para siempre en nuestras mentes, formando ideas que determinan la manera en la que más adelante pensamos sobre el dinero.

Por ejemplo:

Si escuchaste frases como: 

-La raíz de todos los males es el dinero

-El dinero no crece de los árboles

-El dinero no compra la felicidad

Es posible que estas expresiones estén atoradas en tu mente como huellas financieras. El ser humano es una criatura de hábitos y es muy difícil romper con lo que ya hemos aprendido pero el reto aquí es ser consciente de nuestra manera de pensar.

chica golpeando su cabeza

Ubica el contexto de tu familia, no juzgues pero cambia el patrón

 

Si tus padres o abuelos vivieron durante la 2da guerra mundial o atravesaron una crisis económica, sus experiencias de escasez van a influir en nuestros propios patrones de comportamiento y siempre pensaremos que cualquier cantidad de dinero que tengamos nunca será suficiente.

persona joven en la guerra

 

Cambiar el switch de manera consciente

Cuando de jóvenes adultos comenzamos a ganar dinero, comenzamos a repetir el comportamiento de nuestros padres con nuestro propio dinero.

Antes de cambiar haz un inventario de manera minuciosa.

Reconoce que has caído en un patrón de pensamiento que no te deja volverte una persona más abundante a nivel económico.

Lo primero que tendrás qué hacer es ubicar de dónde viene esta creencia, qué aprendiste de tus padres y qué efectos tiene en ti.

Revisa tu propia programación

¿Qué frases escuchaste en tu casa que te hicieron pensar que nunca tendrías suficiente dinero para pagar algo?

Analiza tu estado financiero actual, porque éste te muestra directamente cómo está tu estatus financiero y te muestra para cuánto dinero estás programado para ganar en este momento y si deberías gastar más o ahorrar.

El éxito o el fracaso de nuestros negocios de inversión revela si estamos inconscientemente orientados hacia ganancias o pérdidas. Una vez que descubras cómo te has estado condicionando a ti mismo a través del autoanálisis debes darte cuenta que tienes la oportunidad de cambiar tu forma de pensar porque siempre tienes la opción de cambiar el switch de tus pensamientos internos.

Si quieres cambiar, debes encontrar nuevos y mejores principios financieros y formar el hábito de repetirlos como un mantra hasta que se adhiera a tu nueva forma de pensar.

Ejemplo de una declaración fácil de recordar

“Mi dinero trabaja duro para mí y se multiplica cada vez más y más”. 

Si quieres ser rico y tener éxito financiero tienes que internalizar la idea de que tú controlas tu vida financiera. 

Las personas que tienen buena relación con su dinero saben que están al volante, mientras que las personas con finanzas más bajas siempre están en el asiento trasero, cediendo el control de sus ingresos a los demás.

No esperes que las cosas te caigan de la nada. 

No culpes al gobierno, a la situación del país, a tus jefes. Responsabilízate contigo porque al final de cuentas eres tú, quien decide la escala de tu éxito financiero.

Si te descubres culpando a otro por tus problemas financieros o quejándote de ellos, deberás ubicar la razón de tu fracaso para romper con el patrón de pensamiento de víctima.

Beyoncé en concierto

¿Cómo se ve la radiografía de una mente millonaria?

-Están listos para tomar riesgos calculados 

-Tienen la confianza de que recuperarán su dinero después de haberlo perdido

-Los riesgos significativos equivalen a recompensas grandes 

-Saben que la envidia y desconfianza te privan de tener éxito

-Haz que tu meta sea la prosperidad 

-Retarte a ti mismo y seguir trabajando en tu persona también son componentes importantes para el éxito

-La riqueza sólo crecerá si tú creces

-Continuar con tus estudios y leer son herramientas necesarias para ampliar tu criterio

-En la medida en que conozcas más del mundo del dinero serás más capaz de ganar más dinero

-Piensa en grande si quieres aumentar tu riqueza

-El universo cumplirá estos deseos porque tus pensamientos sobre la magnitud de riqueza que deseas obtener también juega un papel

SIGUE ESTA ECUACIÓN

Pensar en grande + Tomar acciones grandes = Abre una puerta para hacer más dinero

No le pongas límite a tus ingresos.

El tiempo es un factor limitante 

Recibir un sueldo por la cantidad de tiempo que trabajas no es una buena idea.

No recibas un sueldo basado en el tiempo, recibe un sueldo basado en la calidad de tus resultados porque la calidad no tiene límites 

No seas masajista, vuélvete dueño de una cadena de masajes.

Etiquetas:
Historias Educación
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados