Existe un proverbio chino que dice “si quieres llegar rápido ve solo pero si quieres llegar lejos ve acompañado”. 

Este proverbio (que ni siquiera es chino) tiene toda la razón pero, seamos sinceros... muchas veces el “ir acompañado”  tiende a ser complicado porque cada cabeza es un mundo y todos somos diferentes.

La relación con tus rommies, tus socios e incluso tu pareja pueden ser un desastre si no armas un presupuesto. La idea es que ambas partes salgan beneficiadas.

Reglas básicas para armar un presupuesto con tus rommies

1- Pongan día y hora para pagar la renta. 

Si no quieres que llegue él o la dueña del departamento a cobrarles, establezcan un día fijo para hacer el depósito de la renta.
Ejemplo: Todos los lunes de la primera semana del mes deberán depositar el dinero de la renta a una cuenta. Sin falta.

Elijan a un responsable de los pagos de renta y servicios; lleven cálculo y control de cuentas pendientes.

2- Antes de mudarte con rommies...
Asegúrate de que sean responsables. Establezcan reglas y platiquen que es lo que no tolerarían.

Ejemplo: Prohibido comerse la comida del otro, si tomas del café de tu rommie tendrás que reponerlo, cuidar los muebles, no se permiten fiestas o visitas, etcétera.

3- Dividan gastos

El papel de baño, el cereal, café y el aceite de cocina son de los artículos que más se comparten entre inquilinos.
Peguen en el refri un calendario y establezca qué le toca comprar a cada quien.

Ejemplo:
Semana 1: (Rommie #1) tiene que comprar aceite de cocina

Semana 2: (Rommie #2) debe comprar tres cajas de cereal para todos

Semana 3: (Rommie #3) le toca comprar el café

La regla es que esos artículos compartidos nunca falten en la casa.

4- Firma tu contrato como rommie.

Las cuentas claras desde el inicio. Asegúrate que en papel diga: cuánto debes pagar, cantidad que debes dejar de depósito, qué servicios están incluídos en tu renta, porcentaje de renta que deberá pagar cada uno, cuándo vence tu contrato como rommie, si tu habitación ya incluye muebles y las dimensiones de tu habitación.

5- Regla de oro: Si te vas a ir, avisa antes.

La renta se divide entre los que viven en el departamento. Si uno se va, desajusta todo el presupuesto. Si te vas a ir, avisa por lo menos con un mes de anticipación para que los que se quedan tengan tiempo de conseguir otro rommie.

“Seis de cada diez jóvenes mexicanos comparten o han compartido departamento alguna vez en su vida”, Dada Room.

Tú y tu amorcito deben tener un presupuesto
(sí o sí).

1- Fondo de emergencia entre los dos

Cada uno debe destinar cierto porcentaje de sus ingresos quincenales para su fondo de emergencia.

Los fondos de emergencia que Querido Dinero recomienda:

  • Conservador: Consiste en ahorrar la cantidad necesaria para cubrir sus gastos durante 6 meses. Si llega a pasar un imprevisto, tendrán suficiente tiempo para recuperarse y actuar con tranquilidad.
  • Tradicional: Ahorren la cantidad necesaria para cubrir sus gastos totales durante 3 meses.

Ustedes eligen qué fondo de emergencia les conviene (tomando en cuenta sus ingresos).

Luego de que hayan ahorrado todo sus fondo de emergencia decidan si van a juntar todo el dinero o si cada quien guardará su fondo independientemente del otro.

Sean justos, si uno gana más que el otro, la cantidad a ahorrar será mayor que el que gana menos.

 

2- No se olviden de los couple goals 

¿A dónde van a viajar el próximo año? Piensen en algo real que les alcance a los dos y que no los deje en “bancarrota”. 

¿Qué conciertos/festivales son imperdibles para ustedes? Tomando en cuenta la regla del 50-30-20, destinen parte de su 20% para esos “gustitos”.

¿Fiestas, bodas o serán padrinos de algo? Con este tipo de regalos (como son de bajo costo) pueden dividir gastos a modo de que cada uno aporte la misma cantidad de dinero.

3- Aprendan a decir “no”.

Si no les alcanza o si ya gastaron un montón opten por no salir y quedarse en casa. Vean Netflix y preparen palomitas caseras.

Prioricen sus gastos para que al rato no estén tronándose los dedos.

 Acuérdense que los problemas de dinero son más comunes cuando se tiene una pareja

4- Si vas a gastar en algo que no está contemplado ¡AVISA!

Me parece una falta de respeto cuando tú crees que estás haciendo equipo con tu pareja y de pronto te das cuenta que el dinero se fue en algún gustito innecesario.

Si tú y tu pareja están juntando dinero evita gastos compulsivos como:

  • Boletos para ver a Los Rayados de Monterrey vs América
  • Manicure y pedicure con gelish
  • Pantuflas en forma de conejo porque ya viene diciembre y te va a dar frío en los pies
  • Inscripción anual en el gimnasio más cool de tu colonia solo para ir a tomarte fotos
  • Mil etcéteras. más.

Presupuesto entre freelances/socios/emprendedores

Si eres emprendedor e hiciste equipo con los que están igual que tú tendrán que:

-Chequen cuánto dinero ganó su negocio y cuánto se gastó el año pasado. 

-¿Cuáles son sus ganancias tope para que el negocio siga caminando? 

(Chequen cuánto dinero deben recibir al mes para que todo marche sin problema).

-Organícense. En caso de rentar una oficina tipo WeWork coticen para saber cuánto gastarán en servicios generales y alquiler.

-Delimiten cuánto dinero destinarán a la nómina de empleados (en caso de que los tengan).

-Dividan el presupuesto en partes iguales. Si sus ingresos son distintos, establezcan qué porcentaje de dinero tendrá que aportar cada uno

-Siempre sean sinceros, si no te alcanza, si sale de tu presupuesto, si no te conviene NO te asocies.

-El dinero que está destinado para pagar tus deudas, tus gastos fijos y tus gustitos es justo paso eso, no vayas a ocupar ese dinero para los gastos que tienes con tus socios/amigos freelanceros.

“Si quieres llegar rápido ve solo pero si quieres llegar lejos ve acompañado”, proverbio chino.

Ahora que ya mencionamos los tres pilares básicos para lograr la estabilidad financiera, tendrás que echarle ganitas y lograr el equilibrio entre la convivencia con tus rommies, la relación financiera que llevas con tu pareja y los proyectos que tienes en puerta con tus socios.

Comprométete a ser disciplinado y comprometido, solo así serás un crack con los presupuestos en conjunto.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados