Hoy que es Día del Padre queremos darle un caluroso aplauso a Robert Kiyosaki por el legado que nos dejó con su libro: "Padre rico padre pobre".

Recordemos que Kiyosaki describe cómo es la mentalidad de su padre rico (muy estudioso, analítico, inteligente y previsor, contra su padre pobre que no terminó el octavo grado.

Ambos fueron exitosos en sus negocios pero uno se convirtió en millonario y luchó todo el tiempo para sacar a flote sus finanzas.

Aquí te dejamos algunas lecciones que no debes olvidar:

-Uno de mis padres me enseñó a escribir una excelente hoja de vida para conseguir empleo, y el otro a armar un plan de negocios que genere empleos.

Esta parte del libro le da crédito a la frase que dice: “Think outside the box”.
En la vida tienes dos opciones, hacer lo que todo mundo está haciendo o emprender, tener tu propio negocio, lanzar una startup y darle trabajo a más personas.

 

-Lo importante no es lo que uno sabe, sino qué tan rápido aprende.

Nadie nace sabiendo, todos desconocemos miles de cosas. Tu reto será ponerte las pilas y desarrollar tu capacidad de aprender rápido.
El trabajo duro supera al talento cuando el talento no trabaja duro, (parece trabalenguas pero tiene mucho sentido).

 

-La inteligencia financiera consiste simplemente en tener más opciones

¿Qué pasa si no funciona el negocio donde invertiste una buena lana? o ¿qué harías si de pronto tu socio se echa para atrás?, si tu respuesta es: me mato, lloro, colapso en crisis nerviosa (o algo parecido) tendrás que resetear tu mente y tener un plan B en caso de que las cosas no salgan como lo esperabas.

¿opciones? hay muchas, demuéstrate que tienes un alto porcentaje de inteligencia financiera.

-Algunas personas son tan afortunadas que su plan financiero para “estar cómodos” produce un excedente de efectivo que les permite pensar que son ricos. Pero a menos que aprendan a pensar como piensan los ricos, todavía serán pobres. Solamente serán pobres con dinero.

“Ser rico” no significa que debes tener 500 mil libras esterlinas guardadas en tu cuenta de banco. Ser rico va más allá del dinero físico.

No atesores el dinero, inviértelo y/o ponlo a trabajar en algo que te genere más dinero. Dinero llama dinero.

-El activo más poderoso con el que contamos es nuestra mente.

¿Cómo está tu set de creencias? Visualizas cómo estará tu yo del futuro o aplicas el you only live once.
Nuestra mente es un arma de dos filos; si crees que puedes hacer algo, podrás hacerlo. Si todo el tiempo te pones trabas, nunca vas a avanzar. Cambia el chip.

Robert Kiyosaki también dice: La frase “no se puede” convierte a la gente fuerte en débil, ciega a personas que pueden ver, entristece a la gente feliz, convierte a los valientes en cobardes, causa que la gente rica piense pobremente, y limita los logros de esa gran persona que vive dentro de todos nosotros. ¿Tiene toda la razón, no?

-Haz hoy lo que quieres para tus mañanas

Nuestro buen amigo Aristóteles decía que somos lo que repetimos constantemente, es por eso que la excelencia no es un acto, es un hábito.

-Las dudas son caras

Esto es 100% real no fake. Las dudas salen más caras que las deudas porque mucho análisis causa parálisis. Entonces... ya sabes qué hacer.

-Enfrenta a tus miedos y dudas y nuevos mundos se te abrirán.

Tu zona de confort es de-li-cio-sa pero nada nuevo sucede ahí dentro, permite que la vida suceda y toma riesgos de vez en cuando, verás que no es taaan malo.

¿Qué ejemplo quieres dar? ¿El de padre rico o el del padre pobre?

Haz que Robert Kiyosaki y toda tu dinastía familiar se sientan orgullosos.

 

 

Etiquetas:
Emprendimiento

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados