Hoy (17 mayo) es el día mundial del Internet y viene al caso platicarte que todos nosotros hemos posicionado a Amazon como el #bigboss mundial de las compras online porque al año registra un crecimiento anual del 42% (según datos de Brand Finance).

Y como sabemos que Amazon seguirá encabezando el ranking del comercio por Internet, te compartimos una lista oportuna y completa que te hará reflexionar antes de darle click al botón de “comprar todo”.

Todos nosotros hemos posicionado a Amazon como el #bigboss mundial de las compras online.

Lo bueno de comprar en línea

  1. Hacer compras por internet es quinientas mil veces más rápido.
    ¿Te ha pasado que encuentras una súper oferta en la tienda física pero no llevas dinero? Cuando esto pasa corres el riesgo de que esa oferta termine en lo que vas a tu casa por dinero y regresas a la tienda a efectuar tu pago.

  2. Para vender no es necesario tener una tienda física (con local y toda la cosa)
    Un estudio de Big Data Corp dice que existen más de 80,000 tiendas on line en México, así que si quieres emprender un negocio podrás vender sin la necesidad de tener una tienda, boutique o changarro en algún punto de tu ciudad.

  3. Las entregas llegan a donde tú lo indiques con un solo click
    Evitas filas y hasta puedes rastrear tu compra y ubicar en qué parte del mundo se encuentra.

  4. Puedes comprar artículos que no existen en México
    Si te echas un clavado podrás encontrar muebles, ropa, zapatos y hasta libros que son pocos conocidos y que -obviamente- no encontrarás en una tienda convencional. Así que si está en tus planes comprar el nuevo iPhone 3.1416, seguro lo consigues en línea.

Lo malo de comprar en línea

  1. Todo es al tanteo
    No podrás probarte ninguna prenda hasta que llegue a tu casa (Antes de comprar en Amazon o en cualquier tienda por internet checa que cuente con políticas de cambios y devoluciones).

  2. Le pides a Dios que si llegue tu pedido
    Bien dicen que de la vista nace el amor, por eso es que nos cuesta trabajo pagar un artículo mucho antes de tenerlo físicamente.
    También existen dos opciones: La primera es que tu pedido se retrase y llegue después de lo planeado y la segunda opción es que tu pedido nunca llegue contigo (recuerda que el promedio de entrega es de 5 a 7 días hábiles).

  3. Lo truculento de las tiendas on line
    El otro día quería comprar UNA blusa por internet. Llené todos mis datos (incluyendo mi número de tarjeta) Cuando le di click en “comprar”, se borró todo lo que había escrito y repetí el proceso como 4 veces. La sorpresa fue que compré 4 blusas iguales porque di por hecho que la página NO estaba registrando mis datos porque NUNCA me llegó la confirmación de mi pago. No caigas en este tipo de errores y evita utilizar las flechas de navegación de antes y después.

  4. Checa en qué tienda estás comprando
    Por el amor de Dios, no se te ocurra comprar en cualquier tiendilla de dudosa procedencia.
    Los lunes y miércoles son los días estelares de las ventas por internet, por eso los fraudes aumentan exponencialmente. Si detectas algo raro, no dudes reportarlo a la Profeco.

  5. Falta de servicio al cliente
    Las compras en tiendas físicas y las compras por internet son cosas muy distintas. Así que en la mayoría de los casos tendrás que resolver tu bronca por una línea telefónica dirigida a los compradores web o un mail específico (y por eso, el proceso es más leeento).

La realidad es que hoy las compras por internet boom, así que ponte abusado para el próximo Hot Sale del lunes 27 de mayo y el Buen Fin del 15 de noviembre del 2019 que ya viene.

Hace unos años, nuestros papás no tenían de otra más que peregrinar por todas las tiendas físicas para buscar juguetes, ropa y más. Por eso, aprovecha que te tocó vivir en una era en donde la tecnología te pone ofertas y miles de productos que podrás conocerlos desde la comodidad de tu asiento.

P.D: Te amamos internet

Por: Aura Ramírez Cornejo

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados