Bienvenidos al punto de encuentro de los fraudes más comunes en México.
Te decimos esto porque en el 2018 la CONDUSEF reportó más de 3 millones de reclamaciones por fraudes financieros en México.


Por eso mantente alerta para que el número de incidencias no suba aún más.

Las diferentes presentaciones de los fraudes 

En estos tiempos modernos (como diría mi abuelita) es más común que se efectúen fraudes y la mayoría vienen a nosotros por medio de compras o formularios y que, en el 54% de los casos son hechos en internet.

Aquí te dejamos cinco conceptos (algunos están escritos en inglés porque suenan más cool)

  1. Pishing proviene del latín “mandar correos masivos de parte de algún banco y que en realidad no es ningún banco”.
    El proceso para caer en este fraude es muy sencillo, basta con abrir el mail y actualizar tus datos.
    Es súper importante que recuerdes que ningún banco te puede pedir datos personales por medio del correo electrónico.

  2. También smishing es otro concepto que tendrás que reconocer.
    Este fraude llegará como mensaje a tu celular y se ha vuelto taaaan común que hasta te pueden llegar mensajes vía whatsapp.
    La dinámica es la siguiente: en el mensaje de texto hay un enlace web que te ofrece una promoción, premios u ofertas. Si tienes un mal presentimiento, hazte caso y no lo abras.
    Que no se te olvide que con un solo click darás acceso a tus datos.

  3. Vishing es un metódo fraudulento que consiste en una llamada telefónica en la que utilizan una grabadora que se parece mucho a la de los bancos (el tono de la voz es serio y profesional).
    Si en el mensaje te piden que abras una página web y metas tus datos de tarjeta cuelga y llama directamente al número de tu banco para confirmar si son ellos los que solicitan esa info.

  4. Las faltas de ortografía: esto es 100% real no fake. Dale una doble leída al correo o mensaje que te llegó y si detectas una falta de ortografía mejor elimínalo o repórtalo.

  5. Skimming: La regla de oro es -no darle tu tarjeta a nadie-.
    Si pagas con tarjeta, tienen que cobrarte en tu cara, nada de que se llevan tu tarjeta porque basta con tan solo unos segunditos para que tu tarjeta pueda ser clonada/duplicada.

  6. Tarjeta bloqueada: Puede que te manden un mensaje avisando que tu tarjeta ha sido bloqueada por seguridad, entonces te piden ingresar a un enlace y también te piden llenar un formulario con tus datos. Fail!

“La regla de oro es: -no darle tu tarjeta a nadie-.

Consejos para no caer en un fraude financiero 

Estos consejos te ayudarán a #númerouno no entrar en pánico cada que te llegue un mail sospechoso #númerodos saber cómo reaccionar ante un posible fraude y #númerotres a estar un paso adelante de los malhechores financieros.

  • Debes tener un cajero automático de confianza, evita sacar dinero en cajeros que estén en avenidas transitadas porque son más fáciles de manipular.
  • No le vendría mal un antivirus a tu teléfono y a tu compu
  • Activa los mensajes que te notifican cada que haces un movimiento bancario
  • Nunca pierdas de vista tu tarjeta
  • Cuando vayas a sacar dinero al cajero pica el botón de “cancelar” dos veces, esto hará que se elimine cualquier configuración fraudulenta.
  • Discretamente tapa tu PIN cuando saques dinero del cajero o cuando te lo soliciten para efectuar un pago.
  • Llame a su banco banco en caso de dudas, miedos, ansiedad o estrés.

“Es súper importante que recuerdes que ningún banco te puede pedir datos personales por medio del correo electrónico”.

Esperamos que después de leer esto te conviertas en un ninja que sabe identificar y que ya no le tiene miedo a los fraudes más comunes en México.


Hay que estar atentos siempre, en todo en la vida a todas horas pero debemos tener muchísimo más cuidado cuando se trate de nuestro querido dinero.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados